En memoria de Rosa “Mama Rosa” Palomino Chahuares

April 04, 2022

In English

“Mama Rosa”  
11 de Marzo, 1951 - 26 de marzo, 2022

 

Cultural Survival lamenta el fallecimiento  de  Rosa Palomino Chahuares, líder Indígena Aymara, periodista, defensora de derechos humanos,  presidenta de la Unión de Mujeres de Abya Ayala y socia de Cultural Survival. Ella ha dejado un legado extraordinario para la comunicación Indígena, liderazgo de mujeres y la defensa de derechos humanos. Cultural Survival manifiesta sus condolencias a su familia, amigos, UMA, e invita a unirse al duelo de la pérdida de una gran mujer comunicadora y líder Indígena.
 

Cada persona que habla sobre Rosa Palomino, dice maravillas de ella. Esta comunicadora Aymara dejó un legado profundo luego de su fallecimiento el pasado 26 de marzo del presente año. Su sentido del humor, su pasión por la comunicación y su gran amor por la comunidad, la convirtieron en un gran personaje en muchas comunidades de Perú. En el 2017, nuestra ex colega Angélica Rao, escribió sobre ella: Hay pocas personas que realmente iluminan una habitación con su presencia. Rosa tiene una sonrisa y una luz en los ojos que energiza e inspira; su trabajo incansable promoviendo los derechos de las mujeres Indígenas en las comunidades rurales Aymaras es un recordatorio del potencial para superar la adversidad cuando eres dedicado, optimista y realmente te preocupas por tu causa.
 

img

Rosa nació en la comunidad de Camacani, Platería, Puno, en las cercanías del lago Titicaca, el 11 de marzo de 1951. Provenía de una familia numerosa y aunque sus condiciones de vida fueron difíciles, tuvo el deseo y dedicación para estudiar y convertirse en promotora social comunitaria. A la edad de 15 años, Rosa aprendió el español como necesidad ante la discriminación sufrida luego de migrar a la ciudad hablando solamente el Aymara. Quizás motivada por esta experiencia, fue que decidió ayudar a otras personas Indígenas para la defensa de sus derechos, iniciando así su recorrido de activismo.
 

Viajando a zonas rurales, Rosa se convirtió en una voz promotora de derechos de los Pueblos Indígenas, de su idioma Indígena Aymara, de las mujeres y también de los niños, pues colaboró con los Wawa Uta, unas casas comunitarias de apoyo para niños y madres Aymaras. Rosa se gastó los zapatos de tanto andar, pero en su rostro, nunca faltó una sonrisa para con quienes compartía. Luchar por diversas causas la llevó a visitar Alemania a principios de los años noventa cuando tuvo la oportunidad de participar en un intercambio entre mujeres campesinas de Alemania y del pueblo Aymara.
 

Luego de que finales de los años ochenta su interés en la radio se materializó cuando se convirtió en la primera mujer Aymara en hacer locución. Rosa llegaba a las comunidades a través de la radio, en su idioma. Frente al micrófono, ella “florecía”, justo como el nombre de su programa “Wiñay Pankara” que en español significa “Siempre floreciendo”. Sus programas siempre mantuvieron un enfoque educativo y cultural pero también político y de defensa, porque en los se hablaba de las necesidades de su comunidad y de las mujeres, y debatía soluciones. Como ella decía: La comunicación es la columna vertebral de la sociedad, y por eso, luchó por involucrar a las mujeres en la radio, para que ellas pudieran estar de pie y caminar.
 

img

Rosa, decía lo que muchos no quieren escuchar y hablaba de igualdad porque verdaderamente creía en ello. Aun cuando se enfrentaba a su propia sociedad, marcada por el machismo, insistía por educar en el tema, tal y como ella mencionó en una entrevista: No puedo decirte que el tema de género ya está, es un proceso constante, hay resistencia, pero siempre seguiremos dejando estas luchas a nuestras hijas, nuestros nietos. Lo hemos constatado con nuestras abuelas que han luchado, nosotras hemos luchado por la tierra, territorio, nuestros servicios, pero también en el tema de las mujeres.
 

Casi un año justo antes de su partida, el 8 de marzo de 2021, en conmemoración al Día Internacional de la Mujer, se presentó el libro “Mamá Rosa, Mujer Aymara”, en el cual se describe la vida y trayectoria de Rosa, así como sus retos y luchas. El libro, es como un reflejo para promover  no sólo a Rosa sino también los derechos de las mujeres, dándole voz especialmente a las mujeres del área rural y a las campesinas.
 

Rosa participó y organizó programas de radio, foros, encuentros, congresos, grupos y redes y ofreció conferencias y participó en eventos en Estados Unidos, Ecuador, España, Bolivia y Chile. Aunque estas experiencias la llenaban de orgullo y le brindaron sin duda grandes aprendizajes, Rosa nunca olvidó a las comunidades donde también aprendía brindando educación, capacitación y acompañamiento. El cariño a la comunidad y a la comunicación, hicieron que un día manifestara: “Yo voy a dejar de hablar cuando muera; por el momento seguiré hablando”. Sin embargo, Rosa se equivocó en esto, porque ella seguirá hablando aún después de su muerte, a través de todas las personas a quienes llenó de luz con su carisma y liderazgo.


img

Nuestras colegas de Cultural Survival, expresan algunas palabras sobre Rosa:


“Rosita se fue físicamente, pero su espíritu sigue con el Pueblo Aymara y a las mujeres Indigenas de America Latina.  Su energía y entusiasmo por hacer comunicación, revitalizar la cultura y promover la participación de la mujer de acuerdo a la cosmovisión Aymara era admirable. La conocí en el Foro Permanente de Naciones Unidas y luego la visite en la radio Pachamama en Puno, Perú.  Sus habilidades para guiar a un grupo de mujeres comunicadoras y realizar un programa de calidad y enfocado a los Pueblos Indígenas fue una inspiración en nuestro trabajo apoyando a comunicadores(as) y radios Indígenas” Avexnim Cojti Ren.


“Recuerdo que cuando conocí a Rosa Palomino, me impresionó su presencia y porte con su indumentaria Aymara y su espíritu alegre y encantador. Me acerqué a ella para entrevistarla y allí fue donde conocí la maravillosa comunicadora comunitaria que era y su trayectoria en el campo de la comunicación que brinda espacios a las mujeres jóvenes y adultas a través de producciones radiales y programas en radio comunitaria. Recuerdo también claramente sus palabras durante una entrevista que le realicé: ‘Las mujeres tenemos que trabajar junto a nuestros esposos, tenemos que ser equitativos, porque juntos podemos lograr muchas cosas, no debemos dividirnos ni pelear’ Rosy Sul Gonzáles.


Así mismo, algunas de las mujeres que recibieron capacitaciones por parte de Rosa, manifestaron en su momento:


“Hermana Rosa yo agradezco a usted y a la hermana Yeny, porque nos han dado oportunidad para capacitarnos. Pienso que esta es la primera parte de la capacitación y yo quiero seguir con los cursos que nos ayudaron mucho en mi vida personal” Yovana Callomamani.
 

“Los talleres que han traído las UMAs son muy importantes, ya que gracias a ellas y las personas que nos capacitan hemos aprendido a perder el miedo. Nosotras conocemos a la hermana Rosa desde años atrás y siempre se preocupa por nosotras” Maritza Jimenez.
 

“Nosotros siempre hemos trabajado con la hermana Rosa Palomino. Desde hace años atrás hemos trabajo en las comunidades y por eso solicitamos a Cultural Survival que haya más capacitaciones para seguir educando a nuestras hermanas en las comunidades” Elvira Ari Ramos.


¡Jallalla, Mamá Rosa!

img
 

Lea aquí un artículo previo sobre Rosa, escuche un programa radial con una entrevista realizada a Rosa el 2015 y vea su participación en un panel reciente organizado por CS en el 2021.

Country
Issues