Indigenizando la Filantropía: Fondos liderados por Indígenas

March 23, 2021

Imagen cortesía de International Funders for Indigenous Peoples.

In English

 

Co-autoras de Cultural Survival (Galina Angarova, Daisee Francour) y International Funders for Indigenous Peoples (Lourdes Inga)


La serie Indigenizando la filantropía, es una serie de artículos de cinco partes acompañada de un seminario web y un conjunto de herramientas para proporcionar un marco sobre cómo transformar e indigenizar la filantropía. Está escrito por Galina Angarova (Buryat) y Daisee Francour (Oneida), parte del equipo de Cultural Survival, y quienes tienen experiencias únicas como mujeres Indígenas que han trabajado tanto en filantropía como oficiales de programas para fundaciones privadas y como recaudadoras de fondos para ONG’s. Angarova y Francour, de los Estados Unidos y Rusia (Siberia), ofrecen su experiencia dinámica y arrojan una luz importante sobre cómo la filantropía puede tomar una mirada seria e introspectiva a sus raíces coloniales y tomar acciones auténticas para remediar su futuro de alguna manera para alinearlo con la ley natural y las formas responsables de ser y conocer. Para el último artículo de la serie, Cultural Survival invitó a otra experimentada líder Indígena en el campo, Lourdes Inga (Quechua) de International Funders for Indigenous Peoples -IFIP- como una forma no solo de transformar la filantropía, sino también de restablecer el equilibrio en el mundo natural. International Funders for Indigenous Peoples es la única red global de financiadores dedicada a los Pueblos Indígenas en todo el mundo. Su misión es fomentar soluciones y asociaciones entre los Pueblos Originarios y los donantes de todo el mundo. IFIP expande la esfera de los donantes y la acción colaborativa entre los donantes y los Pueblos Indígenas para apoyar y promover temas de importancia para los mismos.

 

1) INDIGENIZANDO LA FILANTROPÍA        

(2) Reimaginando la filantropía: hacia las relaciones, la confianza, la abundancia y el amor radical

(3) INDIGENIZANDO LA FILANTROPÍA: CAMBIANDO LA PRÁCTICA DE LAS DONACIONES DE LO EXTRACTIVO A LO RECÍPROCO

(4) INDIGENIZANDO LA FILANTROPÍA: Rematriando la Distribución de la Riqueza
 

Se ha intentado remediar las tensiones que existen en el mundo actual con conceptos modernos como la equidad, pero restaurar el equilibrio en el mundo natural significa volver a la ley natural. La ley natural refleja el equilibrio innato entre todos los seres vivos y describe el papel único y las responsabilidades de cada miembro de nuestro ecosistema. Desde los microbios en nuestros suelos, los parientes cuadrúpedos que viven en nuestros bosques, los seres alados que viajan por el cielo, a nuestros parientes que nadan a través de los cursos de agua, cada ser vivo tiene un propósito y, desde su origen, se sabe instintivamente su papel y conjunto de responsabilidades en este mundo. Los Pueblos Indígenas honran y cumplen sus responsabilidades a través de la práctica de la reciprocidad: dar de la abundancia y no tomar más de lo que se necesita. La filantropía no es un concepto nuevo para los Pueblos Originarios, ya que estos actos de generosidad, respeto y solidaridad con nuestro entorno han estado profundamente arraigados en nuestras formas de ser y de saber desde tiempos inmemoriales y han existido mucho antes de la filantropía institucional. Como nos hemos desviado de la ley natural y nuestras responsabilidades únicas, ¿cómo las restauramos? Volvemos a nuestras formas tradicionales de ser y conocer, nuestras instrucciones originales, y practicamos la filantropía basándonos en esas instrucciones dando desde un lugar de abundancia, amor, respeto y responsabilidad.
 

En esta serie de Indigenizando la filantropía, hemos desglosado lo que significa descolonizar e Indigenizar la filantropía en el contexto político, cultural y económico actual. Pero, ¿qué significa eso realmente en la práctica? ¿Cómo pueden los que ya forman parte del grupo llevar su trabajo más allá de la concesión de subvenciones para lograr un cambio sistémico profundo dentro de su fundación y en el campo en general? Algunas de estas respuestas están apenas surgiendo y muchas fundaciones están practicando estos remedios en algún nivel, incluyendo elevar y centrar el liderazgo Indígena dentro de la organización, e invertir en su liderazgo, a través de Fondos liderados por Indígenas, externamente.
 

Con más de 476 millones de Pueblos Indígenas en todo el mundo, que representan el 6.2 por ciento de la población mundial, históricamente han estado subrepresentados en todos los sectores, y especialmente en la filantropía. Esta falta de representación en el campo es evidente en muchas medidas, incluido el nivel de financiamiento que reciben las organizaciones Indígenas, la falta de atención y recursos dedicados a sus derechos y autodeterminación, y la falta de inclusión y representación de los mismos, junto a sus visiones del mundo en el sector filantrópico. Los Pueblos Indígenas tienen soluciones que pueden resolver los problemas y el caos que existen hoy en día. La filantropía puede convertirse en un poderoso agente de transformación al permitir que estos pueblos implementen plenamente sus derechos y practiquen sus formas tradicionales de ser e implementen su conocimiento, lo que a su vez permite que los conocimientos tradicionales restablezcan el equilibrio en el mundo actual.
 

La filantropía Indígena es la práctica de donaciones transformadas y asociaciones basadas en valores basadas en las "4 R" de la filantropía Indígena: respeto, reciprocidad, responsabilidad y relaciones. International Funders for Indigenous Peoples alienta a sus miembros y a otras personas a practicar un nuevo paradigma de donaciones basado en estos principios. Esta filantropía reformula las relaciones de financiación, mejora la calidad de las donaciones y eleva la autodeterminación. Proporciona un camino a seguir para los financiadores que desean asegurarse de que sus donaciones (independientemente del problema o tema) lleguen a las comunidades Indígenas de una buena manera.
 

Como se estableció en artículos anteriores, el campo filantrópico no es estático. Hay muchos impulsores y generadores de cambio increíbles que están constantemente empujando los límites para hacer de la filantropía lo que todos soñamos que sea: justa, responsable, equitativa y receptiva. Esperamos que esta serie también pueda contribuir a transformar la filantropía aún más en recursos, elevar y centrar el liderazgo Indígena, que durante mucho tiempo se ha pasado por alto, pero que es absolutamente necesario para lograr esta transformación. La filantropía puede beneficiarse de aprender del liderazgo Indígena y de cómo llegamos a un consenso y tomamos nuestras decisiones. La gobernanza de los Pueblos Originarios es un reflejo del respeto y el cumplimiento del derecho natural, y se refleja tanto en nuestra toma de decisiones como en nuestras acciones equilibradas.
 

Si el objetivo es abordar la justicia social, la equidad y la desigualdad, la destrucción del medio ambiente y otras atrocidades que existen en nuestro mundo de hoy, la filantropía debe invertir en el liderazgo y los fondos dirigidos por los Pueblos Originarios. Según lo definido por consenso por el Grupo de Trabajo de Fondos Liderados Indígenas de Financiadores Internacionales para Pueblos Indígenas, que se reúne periódicamente para compartir aprendizajes, colaborar y cambiar narrativas sobre la filantropía liderada por Indígenas, se expresa: “Los fondos liderados por Indígenas son guiados por sus cosmovisiones, por y para los Pueblos Originarios. Los Fondos Liderados por Indígenas fortalecen la autodeterminación y apoyan un proceso que empodera a las comunidades, desde el nivel local hasta el global, para poder cambiar paradigmas y cambiar las relaciones de poder abordando la asimetría de poderes y recursos hacia el reconocimiento y la reciprocidad".
 

Un Fondo Liderado por Indígenas es una organización, instrumento, agencia u otro organismo compuesto por una mayoría de individuos que pertenecen a un Pueblos Originario. La función principal es financiar organizaciones, movimientos y proyectos comunitarios Indígenas cuya misión es el beneficio directo de sus pueblos. Estos fondos contribuyen significativamente en el campo de la filantropía, y su liderazgo une a los Pueblos Originarios y la filantropía al conectar la implementación dual de las misiones de las fundaciones y la de las comunidades originarias. Los Fondos Liderados por Indígenas han evolucionado más allá de la re-concesión para convertirse en una institución por derecho propio e importancia, y como actor de la filantropía. Históricamente, las fundaciones privadas han utilizado las donaciones como una herramienta para llegar a muchas áreas del mundo mediante la financiación de organizaciones no Indígenas. Los fondos dirigidos por los Pueblos Originarios ofrecen una inmensa experiencia, mantienen importantes conocimientos basados ​​en el lugar y mantienen relaciones con las personas en el terreno. Entienden cómo hacer las donaciones de maneras culturalmente apropiadas sin imponer un enfoque colonial occidental de saberlo todo, replicar y escalar soluciones, mientras se mueven hacia enfoques de financiamiento que están más orientados al cambio transformacional que centra los derechos y el bienestar de la comunidad.
 

La concesión de subvenciones dirigida por Indígenas se ha practicado durante décadas. Pero es solo recientemente que los Fondos Liderados por ellos han ganado tracción y reconocimiento como instituciones que implementan sus propias visiones de desarrollo autodeterminado arraigadas en los valores y principios de los Pueblos Indígenas y las comunidades que apoyan. Muchos modelos de fondos liderados por los Pueblos Originarios se arraigan en los modelos de gobernanza tradicional de los Pueblos Originarios, como los círculos de toma de decisiones de los ancianos, los grupos asesores, los consejos de navegación, las reuniones y los intercambios similares a los Potlatches en el noroeste del Pacífico de los EE. UU. y Canadá, y los círculos de curación dirigidos por mujeres Indígenas y matriarcas, etc. La característica más importante de estos fondos es que todas las decisiones son tomadas por los propios pueblos, lo cual es la ejemplificación del derecho más importante para los Pueblos Originarios: la autodeterminación.
 

En segundo lugar, y no menos crucial, está la elección de los temas y el enfoque del trabajo, que encontramos innovador y específico de los Pueblos Indígenas y que reflejan sus valores, cosmovisiones y aspiraciones. Si bien el punto de entrada al trabajo abordado abarca desde la tenencia de la tierra hasta la revitalización cultural y lingüística, las soluciones climáticas y el empoderamiento de las mujeres y los jóvenes de los Pueblos Originarios, estos cuerpos de trabajo no se ven como proyectos independientes, sino como la continuidad de planes de vida que son holísticos en su enfoque para abordar los desafíos verdaderamente. En tercer lugar, estos fondos trabajan con algunas de las comunidades originarias de base más ignoradas en todo el mundo; los que están fuera del alcance de la filantropía tradicional y dominante (como los Fondos Liderados por Indígenas) construyen relaciones verdaderas y recíprocas con sus electores, en el campo. En cuarto lugar, la mayoría de los fondos funcionan a nivel local. Su modelo de concesión de subvenciones se basa en las prioridades lideradas de los Pueblos Originarios, que se determinan a nivel comunitario. Las medidas de responsabilidad de la comunidad y las asociaciones a menudo están integradas en las estrategias de concesión de subvenciones del Fondo.
 

Ejemplos de fondos liderados por Indígenas

La concesión de subvenciones de Cultural Survival se implementa a través de la visión a largo plazo del Fondo de Guardianes de la Tierra (KOEF) y el Fondo de Medios Comunitarios Indígenas (ICMF). Ambos, son verdaderos ejemplos de fondos liderados, administrados por y para los Pueblos Originarios y que cumplen las aspiraciones y sueños de las comunidades Indígenas a nivel mundial para su desarrollo autodeterminado y su libertad de expresión. Los objetivos centrales de KOEF son apoyar las soluciones Indígenas de base, incluyendo el apoyo a la soberanía política, económica y alimentaria; el consentimiento libre, previo e informado, la justicia territorial, el autogobierno, el liderazgo de mujeres y jóvenes, la prevención de la extracción de combustibles fósiles, el mantenimiento de bosques saludables que capturan carbono, la agricultura y la agroecología tradicionales y la protección de la biodiversidad.
 

La concesión de subvenciones de KOEF es única en el sentido de que apoya a las organizaciones, colectivos y gobiernos tradicionales de base Indígena en sus proyectos de desarrollo autodeterminado basado ​​en sus valores, que están en constante retroalimentación y sinergia con los valores organizacionales de autodeterminación de Cultural Survival, como las cosmovisiones Indígenas, la confianza, la humildad, la interculturalidad, la comunidad, el respeto, la equidad, la rendición de cuentas y la solidaridad. Las subvenciones son seleccionadas y otorgadas por consenso por el personal y los asesores de Cultural Survival que son miembros de sus propias comunidades y naciones Indígenas, y que comprenden la necesidad, tienen el conocimiento profundo del lugar y la gente, y trabajan junto con sus comunidades para elaborar estrategias de soluciones.
 

El fondo de KOEF es único porque realmente apoya a las comunidades Indígenas sin imponer la visión organizacional y la cosmovisión de Cultural Survival, sino para elevar el conocimiento, las experiencias vividas y las soluciones locales de los pueblos que viven y pertenecen a su tierra. Por último, se presenta la elección de temas, que encontramos innovadores y reflejan los valores y aspiraciones de los Pueblos Indígenas. Estos van desde la protección de sus tierras y bosques y la búsqueda de sus títulos legales, la administración y transmisión de conocimientos tradicionales entre ancianos y jóvenes, la práctica y promoción de la agricultura tradicional, los programas de aprendizaje de idiomas y otras soluciones Indígenas de base locales. A menudo, la filantropía institucional no comprende estos temas importantes o no está conectada con las comunidades de base que están haciendo este trabajo. En Cultural Survival, cerramos la brecha entre las soluciones de base de los Pueblos Originarios y la filantropía.
 

El segundo fondo de Cultural Survival, el Fondo de Medios Comunitarios Indígenas (ICMF), trabaja para promover y proteger la libertad de expresión de los Pueblos Indígenas y apoya a las comunidades para que construyan sus propias estaciones de radio desde cero, brindando capacitación en periodismo, producción de contenido de radio, empoderamiento de las mujeres y producción de contenido de radio sobre los derechos de los Pueblos Indígenas. ICMF tiene como objetivo fortalecer el impacto y la influencia de las estaciones de radio comunitarias a nivel local y regional en su trabajo hacia la revitalización de las culturas, idiomas, historias, filosofías y derechos Indígenas; la protección de territorios ancestrales y recursos naturales; y la promoción del liderazgo de la mujer. El enfoque holístico de Cultural Survival para la concesión de subvenciones se centra en la creación de relaciones y asociaciones recíprocas y de confianza con los Pueblos Indígenas, elevando y fortaleciendo sus esfuerzos de promoción y ofreciendo desarrollo de capacidades, redes y apoyo técnico.
 

Otro ejemplo notable de un Fondo Liderado por Indígenas es el Fondo Ayni, ubicado en el Foro Internacional de Mujeres Indígenas (FIMI). El Fondo Ayni se centra en las mujeres Indígenas a nivel mundial, quienes se encuentran entre los segmentos más marginados de la población. Las mujeres Indígenas sufren una discriminación doble, y a veces triple, basada en su origen étnico, género, ingresos y otros factores. El Fondo Ayni trabaja sobre la base de las prioridades identificadas por las mujeres Indígenas en sus propias comunidades. Lo que hace que el Fondo Ayni se destaque es que considera la contribución de este sector de la población en sus propias comunidades como un componente esencial del presupuesto general al tomar en cuenta tanto las "contribuciones cuantificables" como las "contribuciones no cuantificables". Las contribuciones no cuantificables de las mujeres Indígenas incluyen, pero no se limitan a: prácticas y conocimientos tradicionales y recursos espirituales. Las contribuciones cuantificables son aquellas vinculadas a las áreas de inversión y operación como el tiempo de trabajo (personal), junto con las contribuciones no monetarias como alimentos y servicios locales, hospedaje y materias primas.
 

Estos tres Fondos Liderados por Indígenas brindan solo un vistazo acerca de los muchos Fondos Liderados por Indígenas que existen en todo el mundo y de las diversas estrategias de otorgamiento de subvenciones que implementan. El IFIP está actualmente finalizando el primer Informe de análisis del panorama de fondos dirigidos por Indígenas, cuyo objetivo es informar al sector filantrópico y desarrollar la comprensión de por qué y cómo estos fondos están invirtiendo en sus comunidades. El panorama del informe también identificará las diferentes regiones geográficas representadas, el enfoque holístico en el que están financiando y compartirá la lista de fondos liderados por Indígenas que participaron en el informe. IFIP da la bienvenida a donantes y financiadores para que se conviertan en miembros para acceder a este informe y para mantenerse actualizados sobre información importante como ésta. Los financiadores tienen oportunidades de aprendizaje y deben invertir y participar en redes de financistas Indígenas como IFIP y Native Americans in Philanthropy, cuyo trabajo se centra en los Estados Unidos, El Círculo de Filantropía y Pueblos Aborígenes en Canadá y Arctic Funders Collaborative, que se centra en toda la región ártica. Junto a estas redes aliadas antes mencionadas, IFIP, busca transformar la filantropía para la inclusión y representación de los Pueblos Indígenas en la filantropía y las donaciones filantrópicas.
 

¿Cómo apoyar los fondos liderados por Indígenas?

Apoyar la autodeterminación. En la práctica, financiar la autodeterminación significa invertir en el liderazgo Indígena a través de Fondos liderados por ellos mismos. Para alcanzar su máximo potencial, la filantropía institucional debe renunciar a su poder de decisión, evaluar su propio sesgo y concepción errónea de los Pueblos Indígenas, y confiar en que los líderes Indígenas son los expertos en sus propios medios de vida y que conocen las mejores formas de lograr sus misiones y visiones, sabiendo cómo implementar de manera efectiva soluciones relevantes basadas en lo local para sus comunidades y territorios.
 

Invertir en la sanación y descolonización. Priorizar la sanación y la descolonización es necesario para la transformación en el mundo que deseamos construir, y este proceso se lleva a cabo junto con los beneficiarios. En la práctica, esto significa incluir la curación y la descolonización como prioridades perpetuas que se reflejarán en el presupuesto de partidas operativas de una fundación, y también priorizar esto en las prácticas de financiación real, reflejándose en las carteras y estrategias de concesión de subvenciones y como una base de apoyo a los socios beneficiarios. Los patrocinadores a menudo piden a los Pueblos Indígenas y a nuestras organizaciones que centremos nuestras historias de trauma y del pasado constantemente, repitiendo la devastadora historia de cómo la colonización ha impactado a nuestras comunidades; muy pocos preguntan sobre nuestros sueños y visiones para nuestro futuro. La mayoría de los donantes no se interesan en lo que estamos haciendo para curarnos a nosotros mismos y a nuestras comunidades, y mucho menos en los recursos. La filantropía debe considerar financiar espacios de sanación, como ceremonias tradicionales, formas de expresión artística como danza y poesía, círculos de conversación e intercambios de sanación y otras estrategias informadas dirigidas a la sanación del trauma. Los Pueblos Indígenas son sanadores originales, y muchos de nosotros llevamos nuestras formas tradicionales de curación, que se refleja en nuestras ceremonias y oraciones. Como Rebecca Adamson, fundadora de First Peoples Worldwide y Keepers of the Earth Fund, compartió en sus reflexiones sobre la importancia de proporcionar recursos para el trabajo de sanación: “Ves una correlación entre la ceremonia y la prevención del abuso de drogas y el suicidio en la comunidad; una contribución a una ceremonia significa que se salvarán muchas vidas en el futuro".
 

Apoyar enfoques “fuera de los esquemas” que vayan más allá de las áreas programáticas, temáticas y geográficas de enfoque. Las comunidades, culturas y formas de ser y saberes Indígenas no están fragmentadas. No hay separación entre educación, salud y soberanía alimentaria y acceso a la tierra, justicia social y equidad. Todas estas facetas de nuestras vidas son interdependientes y están interconectadas, y alentamos a que la filantropía las incorpore de manera integral en las carteras de subvenciones al empoderar y permitir que las comunidades decidan por sí mismas qué funciona mejor para ellas.
 

Apoyar la compra de tierras y los esfuerzos de los Pueblos Indígenas #LandBack y #LandRightsNow. Los donantes se han mostrado resistentes y tardíos para avanzar hacia la compra de tierras o la devolución de tierras a los Pueblos Indígenas. Tal resistencia puede explicarse por cientos de años de condicionamiento bajo el dominio colonial, cuando muchas comunidades Indígenas de todo el mundo, y especialmente en los Estados Unidos y Canadá, sufrieron el desplazamiento y el despojo de sus tierras. La tierra es la máxima expresión para que uno pueda autodeterminar su propio destino. Para los Pueblos Indígenas, la tierra lo es todo. Está vinculado a nuestra comprensión del mundo, nuestras cosmovisiones, la salud y el bienestar, los sistemas alimentarios y los medios de vida, y existe una conexión espiritual y física directa entre la tierra y su gente.
 

Como Pueblos Indígenas, nos acercamos plenamente a los lugares en los que trabajamos. Hay un poder extraordinario en ser nuestros “yo” auténticos, acompañado por las oraciones, la ceremonia y las instrucciones originales que nos compartieron nuestros antepasados. Para los Pueblos Indígenas, la compasión, la empatía, el respeto y el amor están arraigados en nuestras culturas y formas tradicionales de ser y conocer. Estos son obsequios que se nos dan al nacer y deben compartirse ampliamente, incluso en el ámbito de la filantropía. No los escondemos; lideramos con ellos. Es importante traer todo nuestro ser a nuestro lugar de trabajo, lo que incluye llevar tradiciones, ceremonias y oraciones al trabajo, que para muchos de nosotros, es nuestro segundo hogar.
 

A medida que la filantropía continúa trabajando hacia una verdadera justicia social, equidad y transformación, los Pueblos Indígenas están allanando un futuro de inclusión y reconocimiento de sus contribuciones. La filantropía no debe permanecer inactiva y cómplice del statu quo. Los fondos liderados por Indígenas experimentan la carga y la responsabilidad de la recaudación de fondos contra las mayores probabilidades, carecen del apoyo de grandes subvenciones de varios años y enfrentan un sector filantrópico que a menudo inhibe a los financiadores de construir relaciones verdaderas y de confianza con socios beneficiarios Indígenas, o financiar enfoques holísticos. Las relaciones basadas en la confianza y los enfoques holísticos que abordan los cambios en los sistemas son parte integral de los Fondos Liderados por Indígenas y sus solicitudes de grandes subvenciones de apoyo general y de varios años. Como líderesas Indígenas en filantropía, estamos listas para colaborar e involucrarnos con la comunidad de financiamiento. La justicia exige un movimiento Indígena con recursos suficientes. La equidad requiere una comunidad filantrópica que invierta en fondos liderados por Indígenas y responda a sus demandas de justicia.

 

 

 

Country
Issues