OMIUBP enfrenta COVID-19 en las comunidades de Guna y Ipeti Embera

December 06, 2020

In English
 

Por Milagro Ventura

COVID-19 golpeó a los pueblos Indígenas demasiado rápido para anticiparse. Sin embargo, estos pueblos se han unido para garantizar que las comunidades Indígenas alrededor del mundo estén bien informadas y que tengan acceso a los recursos necesarios para protegerse de la pandemia. Esta respuesta es especialmente necesaria porque las comunidades Indígenas son de las comunidades más vulnerables, pero se han convertido en la última prioridad en la respuesta a COVID-19 de los gobiernos nacionales.


Dado que la mayoría de las zonas Indígenas no cuentan con fondos suficientes en recursos médicos, muchas comunidades no tuvieron otra opción que invocar su autonomía y cerrar sus comunidades para mitigar la propagación del coronavirus. El cerrar las comunidades Indígenas también significa que esos pueblos entran a un estado de aislamiento amplificado a modo que el acceso a la atención médica y a otro recursos se vuelven más restrictivos. Esto es especialmente cierto para las comunidades Indígenas panameñas de la Guna y de Ipet Embera. El 40 por ciento de estas poblaciones migran para trabajar de forma permanente o temporal, y aquellos que se infectan con el virus se han encontrado sin trabajo y a veces sin vivienda si no pueden regresar a sus comunidades.

uso

Con tantos obstáculos a la movilidad y a las prosperidades económicas, el trabajo intracomunitario no sólo es importante, sino también esencial. En una época en la que la organización comunitaria no sólo es importante, sino también peligrosa, la Organización de Mujeres Indígenas Unidas por la Biodiversidad de Panamá (OMIUBP), decidió atender las necesidades y los desafíos de sus comunidades. OMIUBP es experto en la recuperación y desarrollo del conocimiento Indígena en Panamá y representa a los 7 pueblos Indígenas en todo el país. Trabajan para fortalecer, desarrollar y retener el conocimiento Indígena con un enfoque primario en el papel de las mujeres Indígenas en la defensa de los derechos humanos y de biodiversidad de sus comunidades. “Como resultado a la crisis de salud, nos dimos cuenta que era necesario unirse para continuar apoyando a las comunidades'', dijo Deidamia López, presidenta de OMIUBP. 
 

Con el aumento en casos de COVID-19, OMIUBP inició una campaña de comunicación para ayudar a mitigar la propagación del virus. Con la ayuda de una subvención de parte del Fondo Guardianes de la Tierra de Cultural Survival, la OMIUBP creó programas de divulgación multimedia para la comunidades Guna, Embera y Wounaan. Utilizando folletos, programación de radio, publicaciones en redes sociales, foros informativos con líderes comunitarios, seminarios web, en los idiomas Guna y Emberá, y la creación de un comité COVID-19, OMIUBP generó solidaridad y compartió información para prevenir el virus. Sus campañas locales fueron creadas a través de una combinación de recomendaciones de la salud del Ministerio de Sanidad de Panamá y medicina tradicional.
 

folleto

“Gracias a este proyecto aprendí sobre COVID-19 de manera científica y cultural,” dijo un miembro de OMUBP. Otro miembro también compartió que es importante reconocer que “tenemos que seguir normas sanitarias y también culturales.” 
 

Según la OMIUBP, el 80 por ciento de la población declaró que recibió información de prevención COVID-19 en folletos y por la programación de audio y video que OMIUBP creó. Su comité dedicado a COVID-19 está compuesto por profesionales, académicos Indígenas y no Indígenas internacionales y nacionales, ONGs e instituciones que querían trabajar juntos para encontrar estrategias para ayudar a garantizar la resiliencia y la salud de las comunidades Indígenas de todo el mundo. La parte local de este comité inició una iniciativa de monitoreo en la que los miembros del comité dan seguimiento a los que muestran síntomas de COVID-19 con fines de rastreo de contactos, para consultas basadas en necesidades y para apoyo comunitario. Las actividades de creación de capacidad de la OMIUBP pudieron comunicar eficazmente las directrices de higiene, saneamiento y uso de máscaras a una población que de otro modo no habría tenido acceso efectivo a esta información en sus idiomas nativos.

 

Country
Issues