La ONU hace un llamado a México para proteger a los periodistas indígenas y apoyar a las estaciones de radio comunitarias

September 25, 2019

El Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial (CERD), publicó el pasado 19 de septiembre de este año y en su calidad de  organismo de derechos humanos de la ONU, que supervisa la adhesión del Estado a la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Racial, sus observaciones finales sobre el historial de los derechos humanos en México. El Comité denunció la existencia de  ataques contra periodistas Indígenas y estaciones de radio de comunitarias Indígenas en dicho país.


En julio, Cultural Survival se unió a una coalición de 12 organizaciones que presentaron ante dicho Comité un informe alternativo sobre el historial de los derechos Indígenas en México. Cultural Survival aportó información sobre el tema de la libertad de expresión de los Pueblos Indígenas. Las estaciones de radio comunitarias son una herramienta que ayuda a cumplir el derecho esencial de los Pueblos Indígenas a su libertad de expresión. La radio comunitaria se utiliza para transmitir y proporcionar acceso a la información en lenguas Indígenas y fortalece la participación democrática en la sociedad. Los Pueblos Indígenas usan la radio para promover culturas, idiomas y tradiciones; juegan un papel decisivo cuando los territorios han sido amenazados por megaproyectos mineros como en la Sierra Negra de Puebla o en San José del Progreso. En todo caso, los periodistas en dicho país, se encuentran regularmente  bajo amenaza de violencia. En 2017, México fue considerado el país más peligroso para los periodistas. Muchos de los casos de asesinatos de periodistas están directamente relacionados con su trabajo de investigativo, incluida la cobertura debida a las violaciones de los derechos Indígenas. Un claro ejemplo es el de Cándido Ríos Vásquez, quien fue asesinado en 2017 cuando  reportaba acerca de las mujeres Indígenas y los migrantes. Otro caso: el de Marcos Hernández quien, cuando investigaba sobre las estaciones de radio Indígenas, fuera asesinado en Oaxaca en 2016. Hay muchos más casos de muertes de locutores de radio y de periodistas que permanecen sin investigación.      
 

El informe de Cultural Survival también se centró en la dificultad que enfrentan las comunidades Indígenas para acceder a las permisos de transmisión, a pesar de una ley de 2014 que sigue autorizando a las comunidades Indígenas a usar legalmente las frecuencias de radio. Esa misma ley también ordenó que las agencias gubernamentales dedicaran una parte de sus presupuestos para incluir, en sus  salidas  al aire, programas de las estaciones de radio de las comunidades Indígenas.  Cinco años después, esta fuente de financiación no se distribuye de manera equitativa y no llega a las estaciones de radio de las comunidades Indígenas.    
 

En sus Observaciones finales, sobre la libertad de expresión de los Pueblos Indígenas, el Comité declaró: “Preocupa seriamente al Comité la información que da cuenta de ataques contra la vida cometidos en contra de periodistas y comunicadores comunitarios que denuncian violaciones a los derechos humanos, en especial de los pueblos indígenas y sus territorios. Según informes, los ataques contra periodistas han aumentado más de 163 % entre 2010 y 2016. También le preocupan las dificultades administrativas para el registro de las radios comunitarias, incluyendo radios comunitarias indígenas y el apoyo presupuestario limitado destinado a su funcionamiento (arts. 2 y 5).

“El Comité insta al Estado parte a llevar a cabo investigaciones exhaustivas de todo ataque contra la vida, actos de hostigamiento y acoso en contra de los periodistas en general y los comunicadores y periodistas comunitarios , en particular los que defienden los derechos de pueblos indígenas, y enjuiciar y sancionar debidamente a los responsables . El Comité recomienda al Estado parte tomar las medidas necesarias para facilitar el trámite de registro de las radios comunitarias indígenas y para asegurar el cumplimiento de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Transmisión a fin de que las radios comunitarias indígenas cuenten con el apoyo financiero necesario para su funcionamiento adecuado en virtud del papel fundamental que juegan en la transmisión del conocimiento, cultura y tradiciones indígenas.”
 

Lea el Informe CERD de Cultural Survival alternativo aquí.