“Entre mujeres nos apoyamos y perdemos el miedo”: La experiencia de las mujeres de Radio Chilate en los Talleres de Apropiación Tecnológica

July 07, 2021

Por Radio Chilate

A lo largo de dos jornadas entre noviembre de 2020 y marzo de 2021, las mujeres que forman parte del colectivo Radio Chilate recibieron talleres de apropiación de la tecnología y construcción de partes de la radio. El objetivo de los talleres fue construir e instalar nuestra propia antena igualadora, así como aprender algunos aspectos básicos de armado de cables y sobre las piezas de los aparatos de la radio. Los talleres fueron facilitados por el Centro de Investigación en Comunicación Comunitaria (CICC), y se llevaron a cabo en las instalaciones de Radio Chilate en Ayutla de los Libres, Guerrero, México. En los talleres se priorizó que asistieran compañeras mujeres, las cuales desarrollaron capacidades tecnológicas nuevas y se apropiaron del uso y manejo de las herramientas técnicas de la radio. El resultado fue muy satisfactorio, los días estuvieron llenos de risas, aprendizajes y retos.
 

Sin duda una de las mayores dificultades fue desarrollar el proyecto en tiempos COVID, pues aún cuando se hicieron protocolos y acuerdos para su desarrollo, la realización de los talleres, dependió del color del semáforo en Guerrero y en Ciudad de México. Llevar a cabo los protocolos de seguridad y salud también implica más tiempo y responsabilidad, tanto en el cuidado personal como en el desarrollo de actividades con más gente, lo cual es más desgastante. Con el paso del tiempo se fueron mejorando y optimizando los protocolos, así mismo los acuerdos y responsabilidades de seguridad y salud. Algo positivo es que a pesar de ese contexto y de haber desarrollado las actividades no hubo ningún contagio para ningún miembro del equipo.
 

img


El tema y objetivo del taller también fueron retos en sí mismos, ya que el conocimiento que teníamos acerca de la tecnología que conforma la radio y las herramientas necesarias para construir los aparatos era muy poca.
 

"Somos un grupo de mujeres radialistas que somos capaces y nos damos fortalezas para afrontar los retos y  que en estos talleres pensamos son equipos de trabajo rudo que la mayoría de veces es ocupados por hombres, por ello unidas aceptamos afrontar el reto de vencer el miedo a tomar herramientas y el temor a hacerlo mal, gracias a quienes nos capacitaron descubrimos" --Elizabeth Carlón Salmerón
 

Precisamente la cuestión de nuestro poco acercamiento como mujeres a la tecnología fue un tema que nos hizo reflexionar mucho a lo largo del taller y después de éste. Los espacios de los talleres de la radio, aparte del motivo del aprendizaje, se volvieron un espacio de conversación sobre nuestras vidas, las actividades nos traían a la memoria recuerdos relacionados a las tecnologías y a las herramientas. Sin darnos cuenta, se pusieron en común las historias de vida, en las que encontramos particularidades y semejanzas.
 

img


"Pocas veces había utilizado herramientas de electrónica, aunque mi papá arreglaba estufas y refrigeradoras, me decía cómo se llamaban las herramientas, por eso poquito conocía, pero no las ocupaba yo. Mi mamá  a veces hacía cosas para la casa cuando no estaba mi papá, como cuando había que poner el gas, ahí vi que las mujeres necesitamos ocupar las herramientas también, pero algunas son pesadas y requieren fuerza." --Elizabeth Carlón Salmerón
 

"Mi abuelo fue carpintero, en mi familia había muchos carpinteros pero nadie me enseñó. Él me dejó todo el equipo de carpintería, pero nunca lo usé y al final lo regalé. Mi esposo tiene una herrería pero no me deja tocar nada. Aunque lo tengamos muy de cerca no nos dejan acercarnos a esos espacios, la tradición machista es de que una a la cocina y cada una a sus oficios, según sea hombre o mujer." --Ericka Espinoza Vazquez


Nos dimos cuenta que el uso de herramientas, aunque de diferentes maneras, siempre estuvo presente y cerca en nuestras vidas, pero de alguna manera había una línea bien clara que marcaba un límite, mandaba el mensaje de que no estábamos invitadas a acercarnos. Siempre hemos aprendido que cuando hay problemas que requieren ese tipo de habilidades, un hombre intervendrá para solucionarlo, entonces de alguna manera no lo cuestionamos mucho. Pero en esta ocasión éramos puras mujeres, por lo que tuvimos que enfrentarnos a cruzar esa línea y reconocer que sí, cruzarla nos causaba miedo e inseguridad. Pero al estar juntas también nos sentimos en confianza y hasta emocionadas de probar cosas nuevas.
 

img

"Teníamos miedo y entonces vimos la necesidad de hermanarnos. En ese momento, no estábamos solas, pero nos apoyamos y echamos porras; necesitábamos echarnos porras."--Ericka Espinoza Vazquez
 

"Para mí fue una experiencia maravillosa el conocer la construcción de una antena para la radio porque fue la primera vez que ocupe el taladro, pensé antes que sólo era el instrumento utilizado por los hombres y no fue muy fácil apropiarse de él. Las porras de las compañeras siempre animaron para intentar hacer las cosas." --Amada Morales Cerón
 

Nos sentimos bien con nuestra decisión de hacer de este un espacio únicamente de mujeres y pensamos que de esta manera se dieron procesos que no suceden en los espacios mixtos. En la experiencia de varias de nosotras en el Feminismo-comunitario, hemos aprendido la importancia de los espacios de mujeres para generar confianza en nosotras mismas y nuestras compañeras, así como tener discusiones políticas desde nuestras vivencias como mujeres. En este caso también fue así, y a lo largo de las jornadas entre nosotras medimos las fuerzas según las condiciones y habilidades de cada quien, y siempre hubo aceptación de lo que cada una expresamos que podemos, entre mujeres tenemos la intuición de qué cosas puede hacer cada una.
 

También es importante que se haya dado un espacio formativo técnico especialmente para mujeres porque por diferentes factores tenemos menos oportunidades para formarnos. Por ejemplo conocemos de compañeras que enfrentan condiciones difíciles al permiso de su familia o esposo para asistir a este tipo de actividades. Entre nosotras también hay algunas con propios negocios y quienes tenemos que organizarnos para poder ir a los talleres, sin que eso afecte nuestro medio de vida. En general hacemos todo lo posible por asistir a las actividades de la radio, aunque sólo podamos estar un rato, pero entre todas  compartimos y avanzamos.
 

"Pienso ahora que si desde antes hubiéramos sido más rebes, nos hubiéramos atrevido a avanzar y meternos más en la cuestión técnica ya habríamos aprendido y hubiera sido mejor para la radio. Los profesores que hemos tenido nos enseñaban lo que pensaban que era para las mujeres y a los hombres lo que era para hombres. Pero si somos puras mujeres, no hay otra alternativa, y todas tenemos que hacerlo. Cuando hay hombres, ellos sienten que les toca hacer esa parte y a las mujeres no." --Ericka Espinoza Vazquez
 

img

"Las mujeres asumimos retos, responsabilidades, experimentamos actividades que la sociedad ha señalado solo para hombres, pero esto no es real. Como mujeres realizamos más minuciosamente cada actividad, asumiendo la responsabilidad de mejorarla y compartirla; sí hay vacíos y se reflejan en tener necesidad de las herramientas propias, pero no son un obstáculo, el ánimo del grupo inspira a seguir buscando alternativas."  --Ericka Espinoza Vazquez
 

"Conocer las partes que conforman una radio fue muy satisfactorio porque las mujeres debemos apropiarnos de nuestro espacio y ser capaces de resolver cualquier dificultad que se presente. Aprendimos a soldar y desoldar, armar cables, conocer entradas y salidas de audio, taladrar y cortar las piezas de metales que se usan en la antena." --Demetria Basurto Silva
 

"Nunca había usado esas herramientas, veía que los hombres las usaban. Me gustó que llamaran sólo a las mujeres, hay más confianza. Los hombres de la radio también tienen que aprender eso para que cuando haya que arreglar la radio no tengamos que mandarla tan lejos." --Amada Morales Cerón
 

En los talleres hubo cosas que hicimos mal y tuvimos que repetir varias veces, pero lo hicimos sin miedo y con paciencia y confianza en las demás. Si una se equivoca, entre todas lo sacamos adelante. Aprendimos a no tenerle miedo a no saber, que es mejor abrir los aparatos y meterle mano, hacer las preguntas, en vez de esperar que alguien más lo resuelva. Aprendimos que no es imposible aprender, sólo necesitamos darnos el tiempo y hacer las preguntas.
 

img

Pensamos que así aprendimos durante el taller, y en realidad durante todo nuestro tiempo en la radio: juntas. Nos recordamos que todas las cosas que hay que hacer en la radio en algún momento nos han dado miedo: hablar por el micrófono (aunque estemos solas en la cabina, pensamos en toda la gente que nos está escuchando), usar los aparatos para cosas tan sencillas como prender y apagar, programar las cápsulas y la música, realizar las entrevistas o grabaciones… Pero las que ya saben les explican a las demás y así vamos compartiendo los conocimientos y la práctica.
 

"Como colectivo nos apoyamos compartiendo ideas colaboramos para tener iniciativa, el taller fue útil y el aprendizaje de hasta poder tener nuestro propio taller." --Florina Espinoza Abundio


Este proceso de los talleres de apropiación de la tecnología nos animaron para seguir fortaleciéndonos como Chilateras, mujeres del colectivo de Radio Chilate, porque lo que podemos aportará la radio y la comunidad cuando estamos fuertes y seguras es más y mejor. Los talleres generaron mayor seguridad en nosotras, lo que nos ha impulsado a involucrarnos más en áreas de la radio en las que algunas no participamos, como modificarle parámetros al transmisor o a la consola.Incluso algunas que no lo hacían, se han animado a locutar y a grabar audios.
 

Además de ser las que recibimos los talleres, entre nosotras organizamos la solicitud del proyecto, las necesidades, la calendarización de los talleres, etc. Hemos encontrado que la organización entre nosotras es efectiva y armónica, y de esta forma se toma en cuenta las condiciones, contexto y capacidades de cada una, dando la oportunidad de que brindemos nuestro grano de arena.
 

"Al mejorar o tener otras capacidades tanto de producción como la apropiación de tecnologías, mejora la calidad de trabajo en producción pero más importante de relación, compromiso de las compañeras del equipo de la radio. Esto brinda seguridad para resolver los problemas técnicos que se presenten, la seguridad de asumir la responsabilidad,  ante decisiones inmediatas, las alianzas fortalecen el trabajo en los temas en común, ya que se fortalece la compartición de material y experiencias en las decisiones o jornadas del día a día." -Candela Bastos Camus

                                                                                                                               
"Espero que nos vayamos sumando más y perdiendo el miedo, a veces por algunas cosas algunas faltamos a las actividades, pero para eso podemos invitar más compañeras que se vayan sumando, nos vamos haciendo más y aportando más ideas y puntos de vista." --Amada Morales Cerón


Como chilateras estamos demostrando que no es verdad que las mujeres no podemos trabajar juntas, estamos formando un equipo fuerte, pluricultural, plurigeneracional, intercomunitario; hay aceptación y cuando llegamos a la radio, cada una lleva su aporte. Como chilateras la dinámica es hacer el trabajo entre todas, y con todas estas diferencias estamos construyendo un colectivo. Hemos visto que en otras radios son pocas mujeres y la mayoría de los que manejan todo son hombres. Queremos que esto sea una invitación para más compañeras,que sepan que las mujeres podemos trabajar juntas en todas esas diversidades y retos, sabiendo que el miedo va a estar ahí pero va a ser para mejorar.
 

Cada día entendemos más la importancia de tener una radio comunitaria, feminista, diversa y educativa. Somos un medio educador, tenemos bien definido todo lo que estamos produciendo y lo presentamos en cápsulas, ha habido resistencia ante la insistencia en transmitir comerciales, pero nosotros queremos que sea comunitaria y educadora.
 

img

Participamos compañeras que hablan las tres lenguas del municipio (español, tu’un savi’ y mephaa’), y esto es clave porque la señal alcanza a llegar a varias comunidades donde las mujeres se van dando cuenta de los movimientos que hay, de los talleres que hacemos, los proyectos, escuchan mucha información que tiene la radio. Aquí en nuestro municipio hay poco acceso a internet, en algunos lugares ni hay televisión, es más fácil tener radio para escuchar la información, como las cápsulas que transmitimos de no violencia a la mujer y derechos de las mujeres. 
 

"Me siento muy orgullosa de que la radio haya llegado hasta acá, debimos haberlo hecho hace mucho tiempo, ahora estamos saturados de internet, redes sociales, medios de comunicación a los que algunos tenemos acceso, pero en zonas más alejadas tienen poco acceso las mujeres." --Elizabeth Carlón Salmerón
 

Por todo esto, cada vez nos parece más importante que la señal de Radio Chilate llegue más lejos, a las comunidades alejadas de la cabecera, porque es ahí donde es más necesario que llegue la información y se generen diálogos comunitarios. La necesidad prioritaria del proyecto era brindar cobertura a todas las comunidades del municipio, pues comunidades tu’un savi’ de la parte sur de territorio no recibían la señal de Radio Chilate, y logramos aumentar la señal a nuevas comunidades. Esperamos seguir abarcando más territorio, así como aprendiendo todo lo necesario para realizar nuestro servicio con los pueblos y comunidades de Ayutla. 
 

Por todo esto agradecemos profundamente a Cultural Survival y al CICC por apoyarnos para seguir en esta lucha por una radio comunitaria, feminista y multicultural. Esperamos seguir trabajando en equipo apostando por las radios comunitarias en nuestro país.

 

Radio Chilate recibió una subvención del Fondo de Medios Comunitarios Indígenas de Cultural Survival en 2020. El Fondo de Medios Comunitarios Indígenas brinda oportunidades para que las estaciones de radio indígenas internacionales fortalezcan su infraestructura y sistemas de transmisión y crea oportunidades de capacitación periodismo, radiodifusión, edición de audio, habilidades técnicas y más para periodistas radiales de comunidades indígenas de todo el mundo. En 2020, el Fondo de Medios Comunitarios Indígenas apoyó 35 proyectos de medios en 8 países, por un total de $ 214,000.