Comunidades indígenas se ajustan a la nueva normalidad durante la pandemia COVID-19

April 06, 2020

Por Bia’ni Madsa' Juárez López, Gerente del Fondo Guardianes de la Tierra
 

El mundo se encuentra en un momento de crisis ante la pandemia COVID-19 que hasta este momento (3 de abril de 2020, 12:59 pm CT) contabiliza 1,066,706 personas contagiadas en 181 países, con un impacto de 56,767 personas fallecidas. Esta crisis ha tenido grandes implicaciones que no son exclusivamente médicas. Aumento en el desempleo, baja en la producción, escasez y encarecimiento de productos básicos son algunos de los mayores ejemplos. 
 

En este contexto las grandes urbes son las primeras en ser afectadas, mientras que la dispersión a zonas rurales, en donde vive la mayor cantidad de la población Indígena en el mundo, se mantiene lenta. Sin embargo, a pesar de que en forma general los pueblos indígenas no se han visto grandemente afectados en términos de casos de contagios confirmados, pero el virus ha comenzado a alcanzar los lugares más remotos: casos de COVID-19 han sido confirmados entre personas Indígenas en los Estados Unidos, Colombia, Malasia e incluso tribus aisladas en Brasil. Existen muchos factores que nos pueden hacer vulnerables y pueden llevar a situaciones catastróficas. 
 

Además de las enfermedades presentes en grandes niveles en nuestras comunidades como la diabetes e hipertensión, como pueblos Indígenas tenemos particular vulnerabilidad como resultado de nuestras formas de vida, en muchas comunidades nuestras ceremonias y la preparación de nuestra comida implica el uso de humo lo que puede tener un efecto negativo en la salud respiratoria y contribuye con la vulnerabilidad a COVID-19. El acceso a agua y sanidad es un factor que pone a algunas comunidades en riesgo. Uno de los principales retos para las comunidades indígenas es que nuestra vida comunitaria se pone en jaque, porque los lugares donde las decisiones, el trabajo y las fiestas son espacios. Mantener la distancia implica un ejercicio para el que no estamos preparados o acostumbrados. El acceso a servicios de salud públicos es escaso e insuficiente en la mayoría de las comunidades. Existe una gran necesidad de información concisa, actual, en lenguas indígenas y pertinente a los contextos indígenas, ya que los anuncios públicos están hechos en idiomas mayoritarios.
 

Las comunidades y organizaciones indígenas aliadas de Cultural Survival a través del Fondo Guardianes de la Tierra se enfrentan a cambios drásticos en el desarrollo de sus proyectos mientras responden a las necesidades inmediatas de sus comunidades. La mayoría de los proyectos que se encuentran en desarrollo en México, Colombia, Ecuador, Guatemala, India y Suriname han cancelado sus actividades colectivas como reuniones, talleres, asambleas y viajes comunitarios. Hemos contactado a cada uno de nuestras becarios para saber cómo están respondiendo ante la situación actual. 
 

En Guatemala, uno de nuestros becarios se ha dedicado a la elaboración de material (video e infografías) de información sobre COVID19, sobre medicina tradicional para fortalecer el sistema inmunológico y respiratorio, en lenguas indígenas que son distribuidos por internet o teléfono a la población. Esta organización se encuentra trabajando en un contexto difícil ya que los impactos han sido principalmente a la economía local debido a las fuertes regulaciones del gobierno, las cuales incluyen toque de queda, cierre de fronteras y militarización del país. Otro de nuestros becarios también en Guatemala a realizado una compra preventiva y colectiva de productos básicos a gran volumen para realizar canastas familiares. Una de las principales situaciones que identifican es el flujo de deportados de los Estados Unidos aún ahora que las fronteras parecieran estar cerradas. Esta organización nos envía un mensaje de aliento ante esta situación, para ellos “esta nueva situación también nos ha inspirado como organización a fortalecer las estrategias de apoyo y plataforma para con las comunidades. Esperamos en meses próximos compartir nuevas formas de trabajo que contribuyan cada vez más al buen vivir de los pueblos”.
 

En México, nuestros becarios han identificado una gran falta de información para las comunidades, además el impacto económico es una de las principales preocupaciones que generan incertidumbre entre la comunidad. Las comunidades mayas se encuentran en riesgo debido al gran nivel de turismo, que no se ha limitado, en zonas cercanas en la riviera maya. 


En Chiapas, nuestras becarias ven con preocupación el alza de precios de productos básicos debido a la falta de suministros en las ciudades. Sin embargo, reconocen que las personas Indígenas se encuentran en una situación mejor que algunos en la ciudad, tienen tierra y los que tuvieron cosecha de maíz y frijol este año (la siembras no han sido constantes debido a las variaciones climáticas y suelos degradados), podrán tener alimento. Nuestras becarias hacen un llamado a no tener miedo por que este nos hace más débiles ante las enfermedades. En el centro de país, el Consejo Regional Wixárika igual que muchas otras comunidades ha hecho un comunicado solicitando a la población en general que se abstengan de visitar las comunidades para evitar que exista una propagación del virus al interior y, con ello, salvaguardar la salud de todos. Nuestros becarios en Veracruz reconocen que su región siempre ha sufrido de múltiples obstáculos en materia de salud, por lo que hoy la pandemia los coloca en un estado de mayor vulnerabilidad al no poder contar con los insumos básicos para siquiera atender la contingencia de manera preventiva o diagnóstica. Reconocen que las personas están cayendo en la desesperación, la desinformación y el pánico, que los ha llevado a tomar medidas que no son congruentes con las disposiciones a nivel estatal y federal.

 
Algunas comunidades indígenas como nuestros becarios en Ecuador se han visto obligados a parar su sistema de monitoreo de su territorio para evitar a los invasores y taladores ilegales. La guardia en cambio está cuidando a la comunidad y realizando una campaña para evitar que los contagios lleguen a la comunidad. Sin embargo, existe preocupación de que las operaciones continuarán mientras su guardia se encuentra detenida. 
 

Nuestros becarios en Brasil, la asociación Xavante War, expresó su preocupación porque incluso cuando enfrentan escasez de alimentos y suministros, también tienen que organizarse para evitar la continuación de la construcción de una carretera a través de su territorio que está trayendo trabajadores e infecciones a sus comunidades que de otra manera se mantendrían aisladas. Muchas comunidades rurales están tratando de prepararse para el arribo de COVID-19 a través de estrategias de prevención. Las comunidades están muy aisladas unas de otras por lo que hace falta mejorar las formas de comunicación para la difusión de acciones e información. 
 

En el norte de la India, escuchamos de nuestros becarios que todos los trenes, servicio de autobuses y vuelos han sido cancelados. Muchas personas Adivasi que han emigrado a ciudades metropolitanas han sido forzados a caminar cientos de kilómetros de regreso a sus comunidades de origen, poniendo sus vidas en grana riesgo. Aunque el bloqueo ha logrado la reducción del contagio del virus, los impactos en familias de bajos ingresos serán duros. El gobierno desplegó a la policía para hacer cumplir brutalmente el toque de queda. Mientras tanto, en partes del este de India, los trabajadores Adivasi continúan operando en las minas ya que esto se considera "esencial". Nuestros socios de subvenciones están trabajando para proporcionar paquetes de alimentos de emergencia a familias necesitadas.
 

A pesar de las dificultades alrededor del mundo, apreciamos que nuestros becarios en Colombia se encuentren realizando rituales ceremoniales con los sabios, “rindiendo tributo a la Stbatsanamama (Madre Tierra) para que nos siga acogiendo en su vientre natural, para que no puedan ser víctimas de las potencias capitalistas que sólo piensan en el dinero y no en el mundo espiritual”.
 

Desde el equipo de Guardianes de la Tierra y Cultural Survival hacemos un llamado a nuestros becarios por mantenerse seguros, sanos, informados y comunicados. Este es un momento importante para nuestras comunidades indígenas para repensar la comunidad, para compartir historias y aprender las historias de nuestros abuelos. Hemos pasado muchas dificultades y enfermedades en nuestra historia que han mermado nuestra población, pero hemos sabido resistir y esta no será la excepción, con la fuerza de nuestras culturas, de nuestros ancestros y nuestra comunidad. 

 
La cooperación internacional es extremadamente importante para la sobrevivencia de los pueblos. Existe una especial necesidad de apoyar iniciativas manejadas por gobiernos Indígenas, comunidades, organizaciones, jóvenes y voluntarios. Les pedimos que se unan a nuestros esfuerzos donando hoy a cs.org/donate 
  
 

CSQ Disclaimer

Our website houses close to five decades of content and publishing. Any content older than 10 years is archival and Cultural Survival does not necessarily agree with the content and word choice today.