Radio Xyaab’ Tzuultaq’a: La radio comunitaria en la defensa del territorio y protección a defensores de Derechos Humanos

August 08, 2019

La zona norte de Guatemala es una de las áreas más ricas en todo el país por la gran cantidad de recursos naturales con los que cuenta. Irónicamente, la mayor parte de población Indígena Maya Q’eqchi’ que vive en esta zona, se encuentra en condiciones de pobreza y extrema pobreza, y están enfrentando además otros problemas causados por los monocultivos de palma y hule, los proyectos mineros, y la destrucción de áreas protegidas para la construcción de hidroeléctricas o proyectos similares. Todo ello, está siendo promovido por empresas multinacionales en complicidad con el Gobierno de Guatemala.

Dentro de esta problemática uno de los casos más emblemáticos es la situación de la Gremial de Pescadores Artesanales del municipio de El Estor, Izabal, quienes están llevando a cabo una ardua lucha por la defensa del territorio y el cese a la contaminación del Lago de Izabal, causada por la Compañía Guatemalteca de Níquel CGN-PRONICO. Compañía Guatemalteca de Níquel es una subsidiaria de Solway Investment Group, de capital ruso-suizo. En los últimos años, esta compañía ha tenido cada vez más conflicto con la comunidad y ha criminalizado a los principales dirigentes de la Gremial por oponerse a sus operaciones.

xyaab

Para la Gremial de Pescadores, así como para la comunidad Maya Q’eqchi’ el valor de la naturaleza va mucho más allá de lo que la mina pueda ofrecerles. En la comunidad Q’eqchi’, la mayoría de sus miembros se auto identifican como Aj Ralch’och’, que significa “Hijo o hija de la Tierra”. Durante muchos años, los pescadores sostenían a sus familias con lo que podían obtener del lago y que les aportaba lo necesario para vivir, sin abusar de la pesca y preservando el lago. Sin embargo, desde que la mina y una empresa de palma de aceite comenzaron a trabajar en la zona, ya no ha sido lo mismo, pues la contaminación en el lago es evidente. Las manchas rojas y espesas en la superficie del lago, son prueba de ello.  

Partiendo de esta problemática, es como la Radio Comunitaria Xyaab’ Tzuultaq’a comenzó a apoyar a los pescadores bajo el principio de “identidad ancestral” el cual está fundamentado en el respeto a la madre tierra. La Radio Comunitaria Xyaab’ Tzuultaq’a es un medio alternativo de comunicación que en los últimos dos años ha tenido un impacto positivo en la población Maya que habita en la zona norte de Guatemala y que utiliza el idioma Q’eqchi’ como principal vehículo de expresión cultural, promoviendo valores, principios y conocimientos milenarios, aunado a la defensa de la tierra y los medios de vida, así como también promoviendo el derecho a la Consulta Libre, Previa e Informada de los pueblos para decidir sobre sus territorios, aunque las empresas y Gobierno no lo reconozcan.

minera

Cuando la Gremial de Pescadores Artesanales realizó sus primeros pronunciamientos sobre la contaminación que estaba provocando la empresa minera, lo hizo a través de la Radio Comunitaria Xyaab’ Tzuultaq’a, que también fue uno de los medios alternativos de comunicación que informó con veracidad el asesinato de Carlos Maaz Coc, un pescador defensor de la tierra y el territorio de 27 años originario de El Estor a quien le dispararon en el pecho, en el 2017. La radio ayudó a desmentir la posición oficial del Gobierno de Guatemala que no aceptaba el involucramiento de la Policía Nacional Civil PNC en la ejecución arbitraria del pescador.

En la actualidad, por medio de la radio se continúan difundiendo las convocatorias de las reuniones mensuales de los pescadores artesanales para definir las estrategias a seguir ante el hostigamiento de la empresa minera, siempre apoyado por las autoridades gubernamentales que han dado  la espalda a la población. La represión e injusto encarcelamiento ha sido tanto para varios miembros de la Gremial de Pescadores como también para otros defensores miembros de derechos humanos. Entre ellos puede mencionarse a Cristóbal Pop, Eduardo Bin, María Magdalena Cuc Choc, y Abelino Chub Caal recientemente liberado y a quien no se le pudo comprobar ningún delito, después de pasar dos años en la cárcel.   

minera

Asimismo, la Radio Comunitaria Xyaab’ Tzuultaq’a se encargó de difundir la “Consulta Comunitaria de Buena Fe” que se realizó en el cercano municipio de Cahabón, Alta Verapaz, para apoyar la postura de las comunidades indígenas Maya Q’eqchi’ ante la imposición de la Hidroeléctrica en el Río Oxec. Esta hidroeléctrica forma parte de una empresa multinacional de capital español, que una vez más, cuenta con el apoyo del Gobierno de Guatemala. En la actualidad se le ha dado seguimiento a la criminalización que ha sufrido el dirigente Bernardo Caal, mediante enlaces noticiosos en el idioma Maya Q’eqchi’, quien fue sentenciado en el 2018 a 7 años de prisión pero que cuenta aún con un recurso de apelación. 

Para Xyaab’ Tzuultaq’a, existen dos cosas muy importantes dentro de su quehacer: Difundir mensajes radiales para promover la defensa del territorio, la equidad de género, e inculcar los derechos humanos de las comunidades indígenas Maya Q’eqchi’, y fortalecer el idioma materno de las comunidades, por ello toda su transmisión la realiza de manera bilingüe Q’eqchi’-español. Así mismo, la radio también apuesta a la difusión y promoción de otros temas importantes, como la recuperación de la cultura musical ancestral a través de la transmisión de piezas musicales con arpa, marimba, tun y chirimía, instrumentos que se encuentran en peligro de desaparecer y que implica la extinción de todo un legado ancestral.

Este esfuerzo que realiza la radio, a través de mensajes y programas radiales, es gracias al trabajo que mujeres, hombres, jóvenes y personas mayores que conforman las autoridades comunitarias realizan de forma voluntaria. Xyaab’ Tzuultaq’a espera poder seguir apoyando y fortaleciendo al pueblo Q’eqchi’ a través de la divulgación sobre su derecho a expresarse participar, y organizarse para hacer valer sus derechos como pueblo, hacer valer los derechos de la madre tierra y hacer justicia para los líderes y defensores comunitarios que no seguirán permitiendo la usurpación de sus territorios y la destrucción a la naturaleza.