Caso de libertad de expresión de los Pueblos Indígenas en Guatemala se decidirá en la Corte Interamericana de Derechos Humanos

April 21, 2020

El 3 de abril de 2020, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) remitió un caso relacionado con el derecho de los Pueblos Indígenas a la libertad de expresión por radio comunitaria en Guatemala ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos. El caso, presentado originalmente en el 2012 por Cultural Survival con sede en EE. UU., Asociación Sobrevivencia Cultural con sede en Guatemala, con el apoyo de la Clínica de Derechos Humanos y Pueblos Indígenas de la Facultad de Derecho de la Universidad de Suffolk, está siendo ahora remitido a la Corte Interamericana de Derechos Humanos.


Actualmente, las estaciones de radio comunitarias Indígenas en Guatemala no están legalizadas y operan en un ambiente hostil en términos legales, lo que ha llevado a frecuentes persecuciones, estigmatización y criminalización por parte de los principales conglomerados de medios, la policía nacional y los políticos.


El 28 de septiembre de 2012, Cultural Survival y la organización guatemalteca Asociación Sobrevivencia Cultural presentaron una petición a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. argumentando que la ley de telecomunicaciones del país excluye a los Pueblos Indígenas de acceder a sus propias formas de medios a través de la radio comunitaria. Esto se produjo después de que Sobrevivencia Cultural presentó, en octubre de 2011, una acción de inconstitucionalidad ante el Tribunal Constitucional de Guatemala, declarando la discriminación económica y étnica en el mecanismo de distribución de radiofrecuencias del Estado. La acción argumentó que, al subastar licencias de frecuencia al mejor postor, las comunidades Indígenas, que histórica y actualmente se encuentran entre las más marginadas económicamente en el país, carecen de acceso justo a los medios de comunicación estatales.


En marzo de 2012, el tribunal más alto de Guatemala falló en nuestra y confirmó la ley de telecomunicaciones tal y como está actualmente. Sin embargo, el tribunal exhortó al congreso a legislar a favor del acceso de los Pueblos Indígenas a la radio. Ocho años después, el congreso aún no ha implementado la recomendación del tribunal y ha archivado un proyecto de ley pendiente que permitiría hacer esto posible. Sin embargo, el derecho de las comunidades Indígenas a sus propios medios de comunicación está firmemente establecido en los Acuerdos de Paz de Guatemala de 1996, así como en acuerdos internacionales respaldados por Guatemala, tal como la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas y la Convención Americana sobre Derechos Humanos.


“Todos los días, las comunidades en Guatemala eligen ejercer sus derechos con gran riesgo personal. Nuestra esperanza es que el caso judicial convenza al gobierno de Guatemala para que finalmente cumpla con sus obligaciones ", dice Mark Camp, Director Ejecutivo Adjunto de Cultural Survival.


El anuncio de la Comisión Interamericana acerca de remitir el caso a la Corte Interamericana de Derechos Humanos para que se pronuncie, es un hecho positivo en el caso. Las decisiones de la Corte Interamericana son vinculantes, lo que significa que se requeriría que el estado de Guatemala cambiara la ley si la corte decidiera a favor de las víctimas y los peticionarios.
El Estado asumió la responsabilidad de democratizar las ondas aéreas en la firma del Acuerdo de Identidad y Derechos Culturales en 1995, que estableció entre otras cosas, que los monopolios de los medios deberían eliminarse mediante reformas a la ley de telecomunicaciones y la adopción de un proceso más igualitario para La delegación de radiofrecuencias. Más tarde, se firmaron los Acuerdos de Paz en 1996, que pedían la promoción de estaciones de radio locales que permitirían el desarrollo de base de las comunidades Indígenas.


Una decisión positiva de la Corte ayudaría a mejorar la situación de la libertad de expresión y el acceso a la información, tanto en Guatemala como en todo el continente americano. “La decisión de la Comisión de remitir el caso a la Corte es un paso significativo para lograr el objetivo, iniciado hace décadas, de asegurar la radio comunitaria para cada comunidad Indígena en Guatemala que lo necesita y lo ha buscado. Con la revisión del Tribunal de este caso, se espera que una decisión favorable obligue a Guatemala a reformar su ley de telecomunicaciones y garantizar que las comunidades Indígenas puedan ejercer plenamente sus derechos a la libertad de expresión y cultura. Una sentencia favorable de la Corte Interamericana también llegaría más allá de Guatemala a otros Estados, especialmente a aquellos que luchan por proporcionar radios comunitarias, al contribuir a la jurisprudencia en los campos de la libertad de expresión y cultura, en particular, en lo que se refiere a radios comunitarias, Pueblos Indígenas, pluralismo y medios de comunicación. Finalmente, más allá del sentimiento de promesa que viene con la noticia de la derivación de este caso a la Corte, los peticionarios y las víctimas también deben tener una sensación de victoria, ya que la Comisión estuvo de acuerdo con ellos con respecto a la necesidad de una reforma legal en Guatemala", declaró Nicole Friederichs, abogada principal del caso y practicante residente en la Facultad de Derecho de la Universidad de Suffolk en Boston, MA.
 

Foto: Radio Chiquixji (Q'eqchi') en Guatemala.

Country
Issues