Las vidas negras importan: Solidaridad de la Australia Indígena con el Movimiento Estadounidense por las Vidas Negras

Los Pueblos Indígenas (aborígenes e isleños del Estrecho de Torres) de Australia se han identificado durante mucho tiempo con el término Black, más específicamente, como Blak (o Blackfullas). Existe una profunda afinidad con los Afro-americanos - desde la fundación de una delegación australiana del Partido Pantera Negra en la década de 1960, hasta el posterior abrazo de los jóvenes Blak a la cultura hip-hop originaria de EE. UU. -  ejemplificando así un sentimiento continuo de conexión con el   mundo global del colectivo Bla(c)k.

Como parte de este proceso, a medida que el movimiento #BlackLivesMatter (BLM) se extendió por la Isla de la Tortuga, denunciando la muerte de Afro-americanos a manos de las fuerzas del orden, estas cuestiones empezaron a tener repercusión en el colectivo de Australianos Blak — lo cual, ayudo a fortalecer y generar un grito en protesta por el grave problema de las Muertes de Aborígenes en Custodia.  Estas tres fuerzas creativas, Tarneen Onus- Williams, Neil Morris, y Warraba Weatherall, son algunas de las principales voces reivindicativas, que tratan de dar repercusión a estos urgentes problemas a través del arte y el activismo.
                                                                                                                          
.

ta

Tarneen Onus-Williams. Photo by Charandev Singh.

Tarneen Onus-Williams (Gunditjmara, Bindal, Yorta Yorta e Isleña del Estrecho de Torres) es una activista queer, escritora, cineasta y trabajadora social que vive en el país de Wurundjeri, y que, como miembro de los guerreros de la resistencia aborigen, co-organizó las protestas masivas de BLM en la ciudad de Melbourne, el pasado mes de junio. Ellos dan el crédito de su inspiración al maestro Gary Foley (Gumbaynggirr), un activista de larga trayectoria y ex miembro de las Panteras Negras de Australia. Gary menciona: “Necesitas capturar el momento y aprovechar esta oportunidad para hablar y enfocarte en lo que está sucediendo aquí'". De hecho, al mismo tiempo que los principales medios de comunicación australianos enviaron reporteros para cubrir la muerte de George Floyd y las posteriores protestas en los EE. UU., continuaban ignorando el asunto de las graves Muertes Bajo Custodia aquí en este lugar, hasta que las protestas locales sacudieron Melbourne y otras ciudades de todo el país. 


Onus-Williams nos cuenta que, "Los miembros de mi familia siempre han sido activistas que han luchado por los derechos de los aborígenes. Lo mismo frente a la oficina de bienes raíces local, exigiendo acceso a viviendas para nuestra gente, o frente a alguna empresa multimillonaria, para proteger nuestra tierra". En ese camino reivindicativo, vio el cine como otra oportunidad de hacer oír su espíritu creativo de protesta, como otro medio para llevar estas preocupaciones tanto a las comunidades locales como a un público más amplio. Onus-Williams recientemente codirigió, escribió y produjo (con el cineasta y DJ Paul Gorrie) el cortometraje documental, Young Mob Questioning Treaty, que debutó en el Festival de Cine ImagineNative de 2019 en Toronto.  La idea surgió de su experiencia personal, cuando colaboró en el Grupo de Trabajo del Tratado Aborigen de Victoria; queriendo así mostrar las opiniones de otros jóvenes aborígenes críticos con el proceso del tratado.   


A diferencia de destacados activistas de generaciones anteriores, que eran "en su mayoría hombres y heterosexuales", Onus-Williams señala que hoy en día, el movimiento de protesta, está organizado en gran parte por mujeres, así como por miembros de la comunidad queer y/o no binarios. Otro avance vital es la construcción de redes entre los diversos grupos que participan en los eventos relacionados con BLM; no solo las comunidades aborígenes e isleñas del Estrecho de Torres, sino también (aquellos definidos en Australia como) isleños del Mar del Sur — con raíces de Vanuatu, Papua Occidental, Islas Salomón y Papúa Nueva Guinea —y la diáspora africana en el país, proveniente de países como Somalia y Sudán del Sur.



neil morris
Neil Morris. Foto por Snehargho Ghosh.
 

Neil Morris (Yorta Yorta) es un artista de rap y músico afincado en la ciudad de Mooroopna en Shepparton, Victoria, cuya música representa un potente altavoz en la lucha por la justicia descolonial en las comunidades aborígenes. Actualmente lanzó su nuevo proyecto, DRMNGNW, con la canción, “Australia Does Not Exist” (Australia No Existe), en la que recuerda al público las historias de innumerables naciones Indígenas que los rodean, ninguna de las cuales se llamó Australia. 


Como joven nerd del hip-hop, Morris dice haber sentido familiaridad y solidaridad con las comunidades que migraron de África hacia América, cuya música, especialmente la del artista Nas, le atrajo. Hasta aproximadamente el 2010 -por desgracia- los artistas más promocionados de la escena cultural en Australia, eran casi exclusivamente blancos. Considera que la proliferación más reciente del hip-hop Indígena es paralela al resurgimiento del movimiento por los derechos Indígenas, lo cual hace posible que "cada vez más jóvenes aborígenes australianos que se sienten fuertes en sus reivindicaciones y en la música".      


Morris atribuye su estadio en la universidad como el momento en el que se genera un interés más profundo por la historia del activismo aborigen, que se manifiesta hoy en día en su música.  Su comunidad de Yorta Yorta fue "la primera en levantarse contra la declaración de misión ", si bien  su  árbol genealógico cuenta con  figuras notables en la vanguardia de tales movimientos políticos, como Sir Douglas Nicholls, quien estuvo “muy involucrado en la formación” de la Liga Aborigen de Progreso —y también fue no solo el primer y único gobernador Indígena de un estado australiano (Australia del Sur), sino también la primera persona Indígena australiana en recibir el título de caballero.          

 
En cuanto a sus objetivos como activista a través del hip-hop, Morris dice: “Mi música está hecha para las “primeras líneas”. Como persona de las Primeras Naciones, he conocido a ese tipo de policías, que intentan intimidar y acosar a nuestra comunidad aborigen, que actualmente experimenta la tasa de encarcelamiento más alta del mundo. Quiero hacerles polvo con (letras como ésta=, cada vez que veo a esos policías:


Para que no olvidemos las guerras fronterizas / Y el plan del genocidio, sigue vivo / Muertes bajo custodia, no cesan / Más prolífico que nunca, forzado por intolerantes / Todavía galopan y nos roban / Niños una y otra vez robados / En un abrir y cerrar de ojos / Están con nosotros, y luego se han ido / Aun así, estamos en medio de todas estas tormentas / 230 años de captura, desprecio, cultura ignorada / Ficciones insidiosas, adornadas / Toda nuestra santidad sacudida y desgarrada".      


warraba

Warraba Weatherall. Foto por Mick Richards.

El artista, investigador y profesor universitario de Brisbane, Warraba Weatherall (Gamilaroi), encontró su vocación creativa en el arte callejero cuando pasó a ser parte de LandWriters, un colectivo también conocido como Escritores de Graffiti por los Derechos de la Tierra.  Lo que comenzó simplemente con plasmar sus firmas en las paredes, se fue convirtió en un sólido trabajo que ahora incluye grandes murales públicos, instalaciones específicas, y esculturas en exhibición de galerías y museos a los muros de la comunidad y eventos de protestas. A través de un viaje paralelo en el mundo académico, también se dedica a la investigación, a través de la cual fundamenta la práctica artística, en su objetivo de recopilación histórica decididamente político: utilizando el arte para afirmar ideas sobre los problemas que enfrentan los aborígenes australianos, como catalizador de reflexiones críticas, para provocar un cambio y en un esfuerzo de oposición. Con demasiada frecuencia, “los artistas Indígenas que hacen trabajo político (particularmente dentro del movimiento de arte callejero) se van censurado".   


mural

Desde enseñar arte a jóvenes encarcelados hasta investigar sobre sus propios antepasados calificados como delincuentes proscritos por el gobierno colonial (Australia fue fundada por y para criminales expulsados por el Reino Unido), el trabajo de Warraba Weatherall ha buscado crear narrativas contrarias al desprecio y la demonización de las Comunidades aborígenes. Su enfoque explica y analiza "el racismo institucional en el sistema judicial australiano y su linaje colonial, así como la pseudo-ciencia racial (como la frenología) que formó gran parte de las primeras dinámicas de actuación de la policía".  Lo que a menudo se deja fuera de ese discurso, dice, es que los diseños de las cárceles “eran a menudo probados primeros en las colonias, en personas Indígenas”. Su exposición de 2017, Institucionalización, (Galería de Metro Arte) presentó trabajos que analizan y critican esta historia como un aparato de poder para reglamentar a los compañeros Negros.

mural

"El asesinato de George Floyd y tantas otras muertes a manos de las fuerzas del orden en los Estados", Weatherall está de acuerdo, "se ha generado un movimiento mundial por las vidas de los Negros, y también resuena con nosotros aquí en Australia". Pero también hace hincapié en la importancia: “mantenerse enfocado en el movimiento del lenguaje que usamos todos los días aquí: Muertes Aborígenes bajo Custodia, la lucha por la autodeterminación, la protección de los conocimientos ancestrales, etc.”, subrayando que el derecho a la vida de los australianos Blak, debe permanecer al frente y en el centro de la lucha por la justicia social en sus tierras.

treaty
"Tratado" en lengua de signos Auslan. Mural y foto de Warraba Weatherall.



— Cristina Verán es especialista internacional en temas de Pueblos Indígenas, consultora, investigadora, estratega, curadora, educadora, creadora de medios de comunicación, corresponsal de la ONU y miembro fundador de la Red de Medios Indígenas de la ONU.    

 

 

CSQ Disclaimer

Our website houses close to five decades of content and publishing. Any content older than 10 years is archival and Cultural Survival does not necessarily agree with the content and word choice today.

CSQ Issue: