CONSERVAR NUESTROS ALIMENTOS ES MEDICINA


Cuando decimos “la comida es medicina”, no lo decimos a modo de metáfora o eslogan.  Si comemos las cosas que se supone que debemos comer, no sufriremos las enfermedades que trajo la colonización.  Los alimentos tradicionales tienen la medicina que tu cuerpo necesita para prevenir y curar enfermedades. Estos alimentos no solo nos alimentan y curan físicamente, sino también mental, espiritual y emocionalmente. La comida tradicional es el alimento del espíritu.

Los alimentos fermentados son esenciales para mantenernos saludables durante la época del COVID-19. Los alimentos ligeramente fermentados como el vinagre de arce y el wojapi (salsa de bayas), son increíbles para restaurar y mantener una flora intestinal saludable. Otros alimentos fermentados como el chucrut, el kimchi y el yogur bajo en azúcar son importantes en la lucha contra el COVID-19.

Muchos de nosotros nos hemos estado preparando para tiempos difíciles. Creo que cada individuo debe tener suficiente comida para abastecerse un mínimo de cuatro meses. Si por ejemplo tienes una familia de cinco miembros, vas a necesitar bastante comida almacenada. Entonces, ¿cómo hacemos esto? ¿Qué tipo de métodos de conservación es el adecuado? 
El secado plantas y carne es el método más simple de conservación de alimentos. Es exactamente lo que parece: permitir que el aire seque los alimentos para su almacenamiento a largo plazo. Diferentes plantas se secan a diferentes velocidades. Los alimentos como las manzanas y las calabazas se pueden cortar finamente y dejar secar, mientras que las ortigas y otras hierbas se pueden secar simplemente en toallas de papel, bandejas para galletas o colgándolas. Yo seco todo, incluyendo calabazas de verano e invierno, ortigas, carne de cordero, cebollas, helechos, bayas, manzanas, tubérculos, equinácea y salvia, simplemente colocando la comida en toallas de papel o colgándola en manojos por toda mi casa o garaje.

 

kale


Para secar la carne, mi familia coloca una mosquitera y pone la carne dentro de un espacio en rejillas de lavadora o en rejillas hechas de ramas de árboles. Mucha gente no se da cuenta de que se puede secar la carne al aire de forma segura, pero los Pueblos Indígenas han estado haciendo esto durante miles de años. Ni siquiera necesitas ahumarla, aunque me encanta el sabor de la carne ahumada y realmente mantiene alejados a los bichos si no tienes un área a prueba de insectos.


Si tienes muchas zanahorias en tu jardín, en lugar de compostar todos los tallos, puedes secarlos y usarlas como sustituto del perejil. Puedes utilizarlo en todas tus recetas caseras, se puede agregar a absolutamente todo, desde macarrones con queso hasta pollo asado. Si tiene una gran cantidad de manzanas, los chips de manzana son deliciosos y fáciles de hacer. Se puede comer como tentempié, o puedes usarlos en todo tipo de recetas, incluyéndolos en un "pastel de manzana seca" que alegrará cualquier día frío de invierno. Si tienes toneladas de calabacín, simplemente córtalo y sécalo para que en el futuro puedas tener un aditivo nutritivo y delicioso para los platos de pasta, sopas y gratinados.


La deshidratación es la manera más rápida y afectuosa de secar de alimentos, medicinas, y carne. Utilizo un deshidratador cuando me urge hacerlo con ciertas frutas y verduras más gruesas, o un poco de cecina, y cuando las encimeras, el techo y las paredes no tienen suficiente espacio para colocar más a secar. La deshidratación genera muchas texturas diferentes para muchas plantas. Los chips de manzana, por ejemplo, son más correosos y suaves cuando se secan al aire. Si quieres que estén un poco crujientes, el deshidratador funciona mejor. Nunca he podido secar al aire chips de plátano, pero los chips de plátano deshidratados son increíbles. Todo lo que tienes que hacer es cortarlos en rodajas y ponerlos en el deshidratador.


Las mezclas para sopas secas con maíz (prefiero maíz seco), guisantes, zanahorias, apio o papas; una vez ya secas se pueden mezclar y agregar una cucharada a tu sopa o guiso. Esto es sencillo y delicioso y, puedes adaptar estas mezclas a tus gustos específicos. Yo añado toneladas de ajo seco.


squash


El arroz y los frijoles secos son esenciales en mi cocina y me encanta que sean una proteína completa en ausencia de carne. Además, puede agregar cualquier cosa a tu olla de frijoles y arroz para hacer una buena comida: ortiga, diente de león, chiles picantes o una cucharada de mezcla para sopa seca. Si quieres secar tus frijoles cultivados en casa, cosecha toda la planta después de que las vainas se hayan vuelto completamente marrones y colócalas sobre una lona para que se sequen al sol hasta que estén completamente secas (esto podría tomar una semana o más). A continuación, se deben pelar los frijoles en un recipiente o balde poco profundo (yo uso bandejas de aluminio para asar pavo) y dejar que los frijoles se sequen un poco más antes de empacarlos para su almacenamiento a largo plazo. Mis amigos en México me enseñaron a hacer esto y nunca he tenido problemas con moho en los frijoles. Almacenar arroz silvestre durante décadas puede ser algo complicado. Cuando ya está tostado y seco, puede seguir siendo comestible durante tres a cinco años. Se puede extender la vida útil del arroz silvestre haciendo un segundo secado y empacándolo en bolsas con un absorbente de oxígeno.


¿Has probado alguna vez frutas y verduras liofilizadas? En mi opinión, los alimentos liofilizados son infinitamente más sabrosos que los alimentos secados al aire y duran hasta 25 años. Los alimentos liofilizados también retienen más nutrientes que los alimentos secos o deshidratados. La desventaja es que los liofilizadores son costosos, pero son una excelente manera de preservar la comida recolectada en el huerto.
 

pickles

“Refrigerator pickles” will last three or four weeks.

Recientemente me di cuenta de que había algunas verduras en la encimera de mi cocina que tenían que comerse o conservarse de inmediato. Corté todas esas verduras: pepinos, cebollas, zanahorias arco iris, pimientos verdes, eneldo y un jalapeño. En un tazón aparte mezclé vinagre de sidra de manzana, azúcar de arce y un poco de sal, luego lo vertí sobre las verduras. Lo dejé en el cuenco sobre la encimera de la cocina durante la noche. A la mañana siguiente, lo puse todo en un frasco y lo metí en la nevera. Estos "encurtidos de refrigerador" duran de tres a cuatro semanas.


Una nota sobre el almacenamiento a largo plazo: el oxígeno es el enemigo de la conservación de alimentos. Para conservar los alimentos secos, deshidratados o liofilizados a largo plazo, es recomendable invertir en bolsas de almacenamiento de alimentos mylar y paquetes de absorción de oxígeno. Así, los alimentos secos pueden durar hasta 30 años y estarán tan frescos como el día en que los almacenó.


Todos debemos aprender a conservar alimentos y medicamentos sin el uso de electricidad. Ciertamente me encanta usar un deshidratador, un liofilizador e incluso un congelador, pero ninguno de estos métodos será útil en el caso que se dé un corte de electricidad. Además, ¿no es bueno preservar la generosidad de la Madre Tierra sin el uso de combustibles fósiles? Cuando sabe uno cómo hacer las cosas, se siente seguro, protegido y rico. 


Tenemos "ansiedad a la libertad" porque el capitalismo nos ha condicionado a tener miedo del mundo natural.  Enséñenles esto a sus hijos para que tengan estas habilidades y nunca sientan temor por la escasez de alimentos. Nada de esto es difícil; es solo cuestión de hacerlo. No solo te sentirás empoderado, sino que también honrarás a tus antepasados, que tuvieron que hacer estas cosas para sobrevivir.
 

Recetas
Chucrut simple

• 2 cabezas medianas de repollo fresco
• 1/4 taza de sal marina kosher
• Opcional (para darle sabor): agregue semillas de alcaravea, jalapeño picado, chiles rojos, o dientes de ajo enteros
• Frascos de vidrio con tapas herméticas
Pica el repollo al gusto. Cubra con la sal y mezcle, triturando la sal en el repollo con la mano. Rellene lo más apretado posible en frascos y selle. Mantener en la encimera de la cocina durante unos días para acelerar el proceso de fermentación.
 

Kimchi fácil
• 2 libras de repollo napa cortado en trozos pequeños
• 1/2 libra de rábano daikon
• 1/4 taza de sal marina
Salar el repollo y el daikon. Déjelo reposar de 2 a 3 horas. Escurrir bien. 
 

Luego mezcle:
• 3 cucharadas de ajo picado
• 2 cucharaditas de jengibre picado
• 1/2 taza de cebolla verde picada
• 2 cucharadas de camarones salados o salsa de pescado (opcional)
• 3-8 cucharadas de pimienta de kimchi en polvo, dependiendo de qué tan picante lo desee.
• 3-4 cucharadas de agua (suficiente para hacer una pasta)

Mezcle los ingredientes anteriores en una pasta espesa, pero no seca. Mézclalo con el repollo salado/daikon. Rellene lo más apretado posible en frascos de vidrio limpios. Dejar fermentar


- Linda Black Elk (descendiente de Corea/Mongolia/Catawba) es una etnobotánica especializada en la enseñanza sobre plantas de importancia cultural y sus usos como alimento y medicina. Ella es Instructora en Habilidades de Soberanía en Alimentación en el Colégio Técnico de Tribus Unidas. Es la autora de Watoto Unyutapi, una guía de campo sobre plantas silvestres comestibles del pueblo de Dakota.


Fotos por Linda Black Elk. 

CSQ Disclaimer

Our website houses close to five decades of content and publishing. Any content older than 10 years is archival and Cultural Survival does not necessarily agree with the content and word choice today.

CSQ Issue: