Aprovechando el Poder de Nuestras Comunidades

 

Querida comunidad de Cultural Survival,

 

Es un placer para mí presentarles esta edición de Cultural Survival Quarterly, en el tema de Indigeconomía, también conocida como Economía Indígena. Nuestras comunidades Indígenas son centrales de conocimiento, abundancia, resiliencia y recursos. Es nuestro momento de aprovechar ese poder y cambiar la narrativa de toma, explotación y degradación a una narrativa de práctica de cuidado, regeneración y retribución a las comunidades y a la Madre Tierra.


Mi primer entendimiento de la Economía Indígena empezó temprano en mi vida mientras crecía en Nagalyk, una comunidad rural con mi abuela, Ekaterina (su nombre tradicional era Dulma). Pienso en ella a menudo últimamente, ya que fue quien a través de nuestras historias ancestrales, tejió la base de mis sistemas de valores y creencias. La aldea de mi abuela está localizada alrededor de 60 kilómetros del hermoso lago Baikal en Sibera, donde desde tiempos inmemorables, nuestras comunidades vivían de la caza y recolección, el trueque de pescado y carne y preservando los alimentos durante la temporada de invierno.


Incluso durante tiempos soviéticos, más del 95% de la comida en nuestras mesas venía de bosques y campos donde cultivábamos papas, zanahorias, remolachas y otros. Recuerdo cuando mi abuela tenía exceso de leche y crema agria y la compartía con otras familias, mientras otras abuelas en la aldea compartían sus fresas salvajes o carne con nosotros. En un momento dado, cada familia tenía suficiente de todo y nadie pasaba hambre. Vivíamos en una economía de regalo, donde la reciprocidad e intercambio ilustraban como nos comprometíamos entre nosotros y nuestros alrededores. Cuando la generación de mi madre empezó a mudarse fuera de la aldea para perseguir su educación y carreras profesionales, el dinero empezó a fluir en la comunidad y cambió las dinámicas y relaciones entre nuestras familias. Atestiguamos el reemplazo de la economía del regalo por la economía del dinero. Hoy, hay una desconexión entre estos dos sistemas; los regalos vienen de un lugar de abundancia e intención mientras que el concepto de escasez es inherente e integrado a la economía del dinero. 


Mi pregunta para ustedes, lectores, es ¿cómo aplicamos la práctica de la abundancia a la actual economía monetaria en la que somos forzados a vivir? ¿Podemos adaptarnos o innovar para hacer que este sistema funcione para todos, para que nadie se quede atrás? En esta edición, compartimos las historias de empresarios y líderes Indígenas que están haciendo una inmensa diferencia en levantar a sus comunidades en sus propios términos, de acuerdo a los valores y principios Indígenas, desde un lugar de abundancia.


En Cultural Survival, estamos comprometidos a invertir en soluciones dirigidas por Indígenas y a una redistribución de los recursos equitativa para las comunidades Indígenas. Esto se refleja en nuestra donación y apoyo a organizaciones de base. Nuestro programa del Bazar también apoya las artes y tradiciones visuales Indígenas como fuentes de ingreso viables. Únetenos invirtiendo en soluciones dirigidas por Indígenas y apoyando este cambio necesario, porque respetando, protegiendo y cumpliendo sus derechos, nos protegemos a todos. 

 

En Solidaridad y Gratitud,
Galina Angarova (Buryat)
Directora Ejecutiva

CSQ Disclaimer

Our website houses close to five decades of content and publishing. Any content older than 10 years is archival and Cultural Survival does not necessarily agree with the content and word choice today.

CSQ Issue: