VICTORIA TAULI-CORPUZ: LOS DERECHOS DE LAS MUJERES INDÍGENAS SON DERECHOS HUMANOS

Los recientes movimientos #MeToo y #TimesUp han sacado a la luz las horribles realidades que enfrentan a diario las mujeres de todo el mundo. Para muchas mujeres Indígenas, esa realidad es aún más grave. Las mujeres y niñas Indígenas son asesinadas y desaparecen a un ritmo alarmante. Según el Banco Mundial, mil millones de mujeres -una de cada tres mujeres en todo el mundo- se enfrentarán a situaciones de violencia por parte de su pareja o a violencia sexual en el transcurso de su vida. Las estadísticas sobre la violencia cometida contra las mujeres Indígenas siguen siendo poco fiables e incompletas. Se cree que las estadísticas que existen subestiman, en gran medida, el verdadero número de asesinatos y desapariciones de mujeres Indígenas en todo el mundo. Las mujeres Indígenas se ven afectadas de manera desproporcionada por la violencia y la discriminación debido a su identidad interseccional que las hace más vulnerables que otros grupos de la sociedad. Los factores subyacentes de la pobreza, la marginación histórica, el racismo y los legados del colonialismo han convertido a las mujeres Indígenas en blancos frecuentes del odio y la violencia.

En Canadá, las mujeres Indígenas son asesinadas a un ritmo siete veces mayor que las mujeres no Indígenas. En los Estados Unidos, el Instituto Nacional de Justicia ha publicado asombrosas estadísticas que muestran que el 84 por ciento de las mujeres nativas de Alaska y de los indios americanos han experimentado alguna forma de violencia en sus vidas, que van desde la violencia psicológica hasta la violencia sexual y física. A pesar de la gravedad de la situación, el 38 por ciento de las mujeres Indígenas víctimas, no pudieron acceder a los servicios legales, servicios médicos y de otro tipo, lo que subraya la enorme falta y necesidad de recursos para apoyarlas.

En septiembre de 2015, la Relatora Especial de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, Victoria Tauli-Corpuz, escribió en un informe especial sobre mujeres y niñas Indígenas que ellas, en todo el mundo, están experimentando un "espectro amplio, multifacético y complejo de abusos contra los derechos humanos", debido a su posición particular de vulnerabilidad en las estructuras de poder patriarcales. Su informe cita una variedad de estadísticas que resalta aún más la oscura realidad que enfrentan las mujeres Indígenas. Por ejemplo, las mujeres Indígenas americanas y nativas de Alaska tienen 2,5 veces más probabilidades de ser violadas o agredidas sexualmente que otras mujeres en los EE. UU., mientras que el 86 por ciento de los casos reportados son perpetrados por personas no indígenas; y las mujeres Indígenas en Canadá tienen 4 veces más probabilidades de ser asesinadas que las mujeres no Indígenas. La tasa de estas atrocidades e injusticias no es exclusiva de América del Norte: en los territorios Indígenas ocupados por el ejército birmano, la violación de mujeres Indígenas se considera como "entretenimiento" y como estrategia para desmoralizar y debilitar a la población Indígena; además, Tauli-Corpuz escribió que en Fiji, India, Myanmar, Nepal, Filipinas, Tailandia y Timor-Oriental el conflicto militarizado sobre tierras Indígenas ha llevado a violaciones en grupo, esclavitud sexual y al asesinato de mujeres de las tribus y Pueblos Indígenas.

El productor radiofónico de los Derechos Indígenas de Cultural Survival, Shaldon Ferris, habló recientemente con Tauli-Corpuz.

CS: ¿Cómo se relacionan los derechos Indígenas y los derechos de las mujeres?

Victoria Tauli-Corpuz: Se cruzan de forma muy natural porque los derechos de los Pueblos Indígenas se ocupan de los problemas de la discriminación y la marginación. De igual manera, los problemas de las mujeres Indígenas se solapan con la discriminación basada en su género y la discriminación de los Pueblos Indígenas, por lo que acarrean varias capas de discriminación. Incluso en el tema sobre los derechos a la tierra, que es un tema clave para los Pueblos Indígenas, las mujeres Indígenas también suelen ser discriminadas dentro de sus propias culturas por cuestiones como la tenencia de propiedades.

CS: ¿Cómo ha cambiado el panorama para las mujeres y las niñas desde su informe de 2015?

Victoria Tauli-Corpuz: Conozco comunidades Indígenas que han cambiado algunas de sus leyes en relación a la herencia para eliminar aspectos discriminatorios contra las mujeres; esto ha sucedido en mi propia comunidad en la Cordillera, Filipinas, donde a las mujeres se les da igualmente la oportunidad de heredar tierras. Debido a los esfuerzos en pro de concientizar, llevados a cabo por los movimientos de los Pueblos Indígenas para enfrentar la discriminación contra las mujeres, ha habido algunos cambios. Pero no puedo decir con certeza que estos cambios han sido satisfactorios del todo. Los cambios están ocurriendo lentamente gracias a los esfuerzos conscientes de los Pueblos Indígenas y las mujeres Indígenas.

CS: ¿Han mejorado las estadísticas de violencia contra las mujeres Indígenas?

Victoria Tauli-Corpuz: No puedo decir con certeza que haya habido mejoras porque todavía recibo muchos informes de violencia sexual contra mujeres Indígenas. Muy recientemente hubo un caso de dos mujeres Indígenas en Bangladesh que fueron violadas, y cuando la reina Chakma fue a auxiliarlas, ella misma fue golpeada de forma agresiva por los militares. Creo que la violencia debido a la discriminación, no ha mejorado realmente en lo que respecta a la cuestión étnica. Vengo de Canadá, donde los casos de mujeres desaparecidas y asesinadas siguen siendo un problema muy frecuente. Pero creo que las cosas están progresando de una forma satisfactoria.

CS: ¿Cuál cree que debe ser el catalizador para el cambio?

Victoria Tauli-Corpuz: En primer lugar, los Estados que se han adherido a la Convención sobre la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer deberían esforzarse mucho más, para garantizar que se respeten los derechos de las mujeres Indígenas y que este tipo de violencia no ocurra. En muchos de los casos que he visto, son los policías o militares los que están ejerciendo esta violencia contra las mujeres. Creo que debe haber un esfuerzo más consciente para detener la violencia debido a la discriminación de género y la discriminación contra los Pueblos Indígenas en general. Existen muchas políticas estatales que siguen siendo muy discriminatorias y el sistema de justicia no está disponible o accesible para que lo utilicen las mujeres Indígenas que son víctimas de la violencia. Tiene que haber mucho trabajo todavía para hacer que el sistema de justicia sea más sensible a los asuntos de las mujeres Indígenas y los Pueblos Indígenas en general.

CS: ¿Cuál es el papel de los ciudadanos en general, especialmente el de las mujeres en este movimiento?

Victoria Tauli-Corpuz: Las mujeres Indígenas están tomando conciencia de sus derechos como mujeres y como Pueblos Indígenas; he visto en todos los niveles, en todas las regiones y continentes, mujeres Indígenas organizándose por sí mismas y aprendiendo más sobre sus derechos y afirmando estos derechos frente al gobierno y en sus propias comunidades. Las mujeres Indígenas son conscientes, se están auto organizando y también están capacitando a otras mujeres en otras comunidades para que conozcan sus derechos y se empoderen de la manera más efectiva. Si soy una mujer Indígena que quiere ver situaciones en las que seamos valoradas por igual y que nuestros derechos sean respetados, debo ser pro activa no solo a nivel de comunidad, sino también a nivel mundial. El número de organizaciones de mujeres Indígenas a nivel local y de redes de mujeres Indígenas definitivamente ha aumentado; en América Latina, existen actualmente redes muy fuertes de mujeres Indígenas en Centroamérica y América del Sur. África también tiene sus propias redes. Creo que el progreso en términos de empoderamiento de las mujeres Indígenas y la construcción de sus propias organizaciones es bastante bueno, y espero que dure a través del tiempo.

CS: En el informe de 2015, usted mencionó las deficiencias en los sistemas de monitoreo e implementación en relación a los derechos de las mujeres Indígenas, así como la falta de datos desglosados sobre las mujeres Indígenas como desafíos clave que debe afrontar la comunidad de manera global. ¿Siguen siendo clave estos desafíos?

Victoria Tauli-Corpuz: Sí, el monitoreo aún no se está realizando a un nivel satisfactorio. Incluso no está ocurriendo el desglose de datos sobre Pueblos Indígenas en su conjunto en algunos países. En segundo lugar, en algunas regiones, como África y Asia, los gobiernos ni siquiera reconocen la existencia o identidad de los Pueblos Indígenas; por lo tanto, el monitoreo de lo que les está sucediendo, no se está realizando. En tercer lugar, los sistemas estadísticos en la mayoría de los países, aún no se encuentran en una etapa en la que se estén desagregando los datos en función de la etnia o el género. Se pueden obtener datos sobre el alcance de la violencia contra las mujeres en general, pero no contra las mujeres Indígenas en particular, porque muchos dicen que no hay recursos para generar esta información. Pero las mujeres Indígenas están siendo capacitadas para realizar monitoreo dentro de sus comunidades para ver cuál es la situación y poder influenciar a su propio gobierno local para cambiar las cosas según los resultados. Todo esto está sucediendo en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible para presionar al gobierno y hacer que monitoree lo que está sucediendo a los Pueblos Indígenas.

CS: ¿Cuáles son algunas de las prácticas que se han implementado desde la realización de su informe?

Victoria Tauli-Corpuz: Ahora hay algunas mujeres Indígenas que son miembros de las diferentes comisiones gubernamentales de mujeres. En Filipinas, la Comisión de Mujeres de Filipinas cuenta con miembros que son mujeres Indígenas. También hay más informes sobre la situación de las mujeres Indígenas. Por ejemplo, estoy recibiendo informes sobre sucesos de criminalización de mujeres Indígenas. Eso significa que las mujeres que optan por la resistencia, se les están acusando con cargos criminales. En tercer lugar, hay muchas organizaciones Indígenas, que están llevando a cabo sus propios programas y proyectos relacionados con la sensibilización sobre sus derechos, pero también proyectos socioeconómicos que les ayudan a promover sus propios medios de vida y proteger sus oficios.

CS: ¿Puede hablar sobre el liderazgo de las mujeres Indígenas en el ámbito internacional en la defensa de los derechos Indígenas?

Victoria Tauli-Corpuz: Ahora hay un Foro Internacional de Mujeres Indígenas que cuenta con un comité conformado por lideresas Indígenas, que son parte de las siete regiones del mundo donde se encuentran los Pueblos Indígenas. Esta es una red muy activa: está llevando a las mujeres Indígenas a cursos de capacitación sobre liderazgo mundial, brindándoles apoyo para fortalecer sus organizaciones y, emprender sus propios proyectos socioeconómicos. Se está facilitando que las mujeres participen en la Comisión de las Naciones Unidas sobre el Estatus de la Mujer; hay un buen número de líderes Indígenas que provienen de las diferentes regiones del mundo. Esto es un gran avance que debe ser respaldado y sostenido.

CSQ Issue: