REDUCIENDO EMISIONES DE CARBONO Y RESTAURANDO LA BIODIVERSIDAD EN TIERRA OGONI

Los Ogoni en la región del Delta del Níger en Nigeria, enfrentan amenazas a su sustento de vida a medida que la calidad de su tierra merma y la biodiversidad del ecosistema local se deteriora debido a la extracción de petróleo y gas en sus territorios. Sus tierras de cultivo son menos fértiles y las plantas integrales se están extinguiendo, aumentando la inseguridad alimentaria. A través de una contribución del Fondo de los Guardianes de la Tierra (KOEF por sus siglas en inglés) para el Centro de Desarrollo Comunitario de Lokiaka, sus voluntarios trabajaron para reponer la tierra mediante la realización de dos sesiones de capacitación intensiva con mujeres Ogoni. Los talleres enseñaron a 65 mujeres agricultoras las habilidades necesarias para comenzar viveros de manglares y árboles frutales y capacitaron a 55 mujeres para hacer estufas de arcilla que ahorren combustible. Lokiaka enfatiza el papel de las mujeres agricultoras Indígenas en el mantenimiento de la salud de la tierra y del ecosistema para garantizar que las mujeres sean reconocidas como importantes administradoras de la tierra. Con la ayuda de los
recursos de KOEF, Lokiaka ayudó a las mujeres Ogoni a utilizar sus recursos naturales para mejorar su nivel de vida mientras reducen las emisiones de carbono, la deforestación y el cambio climático.

 

ogoni

La población de manglares en la región del Delta del Níger ha disminuido sustancialmente debido a “las limpiezas” para la agricultura comercial, construcción urbana, la contaminación causada por la refinación artesanal, los derrames de petróleo y la escorrentía que contiene contaminantes químicos y biológicos. Además de eso, el clima
cambiante ha provocado una afluencia de ciclones, huracanes y tsunamis que causan graves daños a la población de manglares. Los manglares son de uso extremadamente versátil para la gente Ogoni, ya que pueden usarse como madera resistente al agua para edificios y muebles, sirven como combustible doméstico, protegen las costas de la erosión y filtran los contaminantes para mantener la calidad del agua. Los participantes aprendieron sobre la realización sostenible de viveros de pilones de mangle y cómo transportarlos dentro del bosque de manglares de Kwawa. Las mujeres también aprendieron a preservar plantas de semilleros en viveros de árboles frutales, ya que
fomentar el cultivo de plantas en estas comunidades combate la inseguridad alimentaria y problemas de salud. Muchas mujeres también cultivan plantas medicinales y hierbas locales para curar enfermedades.
 

ogoni

Barisi Dumbor, una participante de Kegbara Dere en el Área del Gobierno Local de Gokana del estado de Rivers, elaboró varios viveros de nueces de palma, árboles frutales y mangles. Esta es una de las áreas más contaminadas en Ogoni, pero las mujeres Indígenas capacitadas por Lokiaka utilizan efectivamente sus recursos para cultivar y
cosechar plantas aquí. En vez de comprar semillas, las recoge de basureros, debajo de los árboles frutales y de la fruta que ella misma come. El cultivo en viveros ha demostrado ser una forma muy efectiva y de bajo costo para aumentar sus ingresos a través de la agricultura: "Elaborar viveros de árboles frutales es nuevo para mí, me ha ayudado a poner comida en mi mesa y ha ayudado a entrenar a mis dos hijos", comentó Dumbor. “Ahora sé que no necesito tener tierras de cultivo para comenzar mi negocio agrícola. Incluso mi terraza y jardín pueden darme dinero hoy, y estoy feliz". Namon Grace Nwidee, otro beneficiario capacitado, dijo: "Estoy de acuerdo con la persona de recursos que dijo que plantar árboles limpiaría nuestras lágrimas y alejaría el hambre de la tierra". Además de aumentar la accesibilidad a los alimentos en Ogoni, las mujeres también practican técnicas sostenibles de agricultura y manejo forestal para combatir la deforestación y mitigar el cambio climático. Los participantes pudieron ayudar en los viveros de plantas a pesar de las duras condiciones climáticas y la inseguridad dentro de sus provincias con la ayuda de la capacitación y los recursos de Lokiaka. Sin embargo, las mujeres en el distrito de Nyokhana, el área más grande y remota de Ogoni, no pudieron mantener sus viveros debido a la violencia y el conflicto.
 

ogoni

La segunda capacitación que ofreció Lokiaka enseñó a las mujeres Ogoni cómo hacer estufas de bajo consumo de combustible. Muchas mujeres mayores son alfareras, pero la práctica es menos común entre las generaciones más jóvenes. La tecnología de las estufas de arcilla está transformando las habilidades de los alfareros en un activo valioso para la comunidad. La producción y el uso de estas estufas redujeron en 55 hogares la dependencia de madera forestal para obtener calor y energía, disminuyendo las emisiones de carbono. Las estufas también sirven como un trampolín hacia la implementación de la conservación de bosques y prácticas más sostenibles y amigables
con el medio ambiente.


No se puede exagerar la importancia de las mujeres campesinas Indígenas. Con este trabajo, la comunidad Ogoni está contribuyendo a la resiliencia climática de varias maneras. Los manglares se encuentran entre los bosques tropicales más ricos en carbono y pueden almacenar el doble de carbono por área que las marismas, evitando
que el carbono escape a la atmósfera como un gas de efecto invernadero. El almacenamiento de carbono también resulta en el incremento o acumulación de sedimentos, lo que permite que la costa se mantenga con el aumento de los niveles de agua. Al capacitar a las mujeres Ogoni en prácticas agrícolas sostenibles, su conocimiento de las prácticas forestales conservacionistas continuará rejuveneciendo los ecosistemas locales y mejorando la salud de las comunidades Ogoni.

Todas las fotos son cortesía del Centro de Desarrollo Comunitario de Lokiaka.

 

CSQ Disclaimer

Our website houses close to five decades of content and publishing. Any content older than 10 years is archival and Cultural Survival does not necessarily agree with the content and word choice today.

CSQ Issue: