La pesca es nuestra vida, somos gente de mar: Las Comunidades de la Costa Oeste, Sudáfrica

Cuando los portugueses zarparon de Europa a la India a finales del 1400 y principios del 1500, hicieron  frecuentes paradas en el extremo sur de África. Las primeras escaramuzas entre los habitantes originales de la zona, los Khoi y los marineros europeos han sido bien documentadas. La más notable de las pelea fue aquella en la que Antonio de Saldanha fue herido por la gente Khoi antes de poder abordar  de nuevo su nave.

A sólo 120 kilómetros al norte de la actual Ciudad del Cabo se encuentra una bahía que lleva el nombre de Antonio de Saldanha - bahía de Saldanha. Después de oír hablar de la difícil situación de los pescadores de Ciudad del Cabo cuando protestaron en el parlamento de Ciudad del Cabo el 25 de noviembre de 2016, visité las comunidades del occidente del Cabo para evaluar el impacto que podrían tener sobre la población local los Programas de Radio de Cultural Survival de Derechos Indígenas sobre Derechos de Pesca. Una política provisional de pesca de mitigación, que se suponía sólo temporal, está ahora en su décimo año, y la protesta de los pescadores en el parlamento era exigir una solución más estable y equitativa. Nosotros primero  paramos en la bahía de Saldanha, y nos informaron que otras zonas también se vieron afectados por esta política. Algunas de estas áreas incluyen Pater Noster ("nuestro padre" en latín, o "cuentas" en un idioma Khoi) y el Langebaan, que también tiene una dilatada historia sobre sus primeros habitantes, los Khoi y San. Otras comunidades pesqueras afectadas en la costa oeste de Sudáfrica incluyen Lamberts Bay y Duikers Island, junto con Jacobs Bay, que brinda servicios de pesca recreativa para turistas.

En la bahía de Saldanha, fuimos directamente al Departamento de Agricultura y Pesca, lo que nos puso en contacto con algunos de los pescadores a pequeña escala. Nos encontramos con Carmelitha Mostert, una mujer con fuertes raíces en Saldanha, que nos explicó  la razón por la que es pescadora la cual responde a una tradición familiar que viene de sus bisabuelos. “Es todo lo que sabemos. No somos personas que hayan terminado la escuela ... algún nivel en la escuela, sí, pero la mayoría de nosotros pescamos. ¡Pescamos para vivir y vivimos para pescar! " Mostert nos presentó a muchos de los pescadores de su área, y pronto su sala de estar se convirtió en una conferencia donde muchas de sus quejas se pusieron en común.

Los motivos de queja se pueden resumir de la siguiente manera: hay suficientes peces en el mar, pero todos los permisos se entregan a corporaciones o grandes empresas y sólo algunos días se nos son asignados a los pescadores de pequeña escala. Cuando los pescadores salen al mar un lunes, sólo pueden volver a salir el jueves siguiente, más o menos al tercer día, independientemente de las condiciones climáticas. Las multas impuestas a los pescadores son exorbitantes y  sus posibilidades de sobrevivir se reducen.

Cuando estaba con la gente, pude ver que están muy conscientes de la forma en que funciona el mundo globalizado. Un gran número de ellos habían completado la escuela secundaria y estaban al día con los asuntos internacionales actuales. Sin embargo, el mundo en el que eligen vivir es diferente y funciona de manera diferente. Eligen respetar el mar y vivir con él, coexistir con el océano y sus elementos. Su comprensión del océano es enorme, y ha pasado de generación en generación. Hablan del océano con un amor que se asemeja al amor de una persona. De hecho, el océano adquiere características vivientes y todo lo que lo rodea incluyendo el clima, la luz de la luna y el sol.

Estos sentimientos se repitieron cuando fui al área de Langebaan, donde conocí a Solene Smith. La primera vez que tuvimos noticias de ella fue en una fotografía en el diario Maverick, en la que se le podía contemplar con carteles, pancartas y  un megáfono en la mano, en frente del Parlamento de Ciudad del Cabo. En las pancartas detrás de ella se podía leer "NO PESCA, NO COMIDA" y "Pesca por nuestra dignidad". Nos sentimos honrados de haber podido conocer a Smith en una sala comunitaria de su localidad, donde su otro "trabajo" incluye cocinar diariamente para niños desfavorecidos. Esta supermujer está en el puerto a las 5:00 am y regresa alrededor de las 12:00 del mediodía para cocinar para los niños que vienen de la escuela. "La pesca es nuestra vida; somos gente de mar ", nos cuenta. Aparte de presidenta de Coastal Links en el área de Langebaan, Smith es también la portavoz. Nos sentamos en su cocina donde la entrevistábamos con el olor a ajo, jengibre y hojas de laurel mientras ella picaba cebollas y la masa de pan ya amasada subía.

"Una política de pesca justa es todo lo que pedimos. Hemos estado luchando por años para conseguir que se lleve a cabo ", nos dice ella. Una política de pesca justa significaría básicamente que Smith y los pescadores que ella representa puedan salir al mar con más frecuencia, dándoles la oportunidad de vivir de una forma más adecuada, lo que les permitiría cubrir sus necesidades  para vivir una vida decente, comprar una casa decente, y llevar a sus hijos de vacaciones.

Viajamos más lejos hasta Pater Noster, donde nos juntamos con pescadores amigos de esa zona. Pater Noster está visto como el punto caliente de pesca de cigala de la costa oeste de Sudáfrica, y los turistas acuden aquí para probar este manjar. Sin embargo, la situación de la gente allí es la misma. Se han implementado cuotas que restringen la salida al mar sólo en ciertos días.

Antes de nuestra visita a estas comunidades, Cultural Survival realizó una entrevista para un programa de radio con Stephen Schnierer, científico de agua dulce de Nueva Gales del Sur, Australia, quien nos explicó que el Convenio sobre la Diversidad Biológica contenía dos artículos que podían ayudar a los pescadores indígenas. El Artículo 8 (j) establece: "Cada Parte Contratante, en la medida de lo posible y según proceda: debe estar sujeto a la legislación nacional, respetar, preservar y mantener los conocimientos, las innovaciones y las prácticas de las comunidades indígenas y locales que incorporen estilos de vida tradicionales pertinentes para la conservación y la utilización sostenible de la diversidad biológica, promover su aplicación con la aprobación y participación de los titulares de esos conocimientos, innovaciones y prácticas y fomentar la participación equitativa en los beneficios derivados de la utilización de esas innovaciones y prácticas de los conocimiento. En el artículo 10c se estipula que: "Cada Parte Contratante deberá, en la medida de lo posible y según proceda: c) Proteger y fomentar el uso consuetudinario de los recursos biológicos en conformidad con las prácticas culturales tradicionales que sean compatibles con los requisitos de conservación o utilización sostenible".

Con la ayuda de Wes Kus FM, una estación de radio comunitaria que llega a la comunidad de pescadores de toda la costa oeste, Cultural Survival puede hacer que nuestro programa de radio sobre los derechos de los Pueblos Indígenas a su pesca tradicional sea transmitido. A través del programa, los pescadores locales pueden escuchar cómo los pueblos aborígenes en Nueva Gales del Sur, Australia han utilizado la Convención sobre la Biodiversidad en luchas similares. Cultural Survival sigue en contacto con los pescadores de la costa oeste, así como con Coastal Links, la organización que se ocupa de sus intereses, y tendremos nuestro oído pegado al suelo para mantenerles al tanto de sus progresos.

CSQ Issue: