Indigenizando el amor

Como nueva directora ejecutiva de Cultural Survival, me complace compartir con ustedes, algunas de las voces importantes de las comunidades Indígenas LGBTQIA+, que durante demasiado tiempo han sido marginadas, silenciadas y discriminadas. Los Pueblos Indígenas, a menudo, se les consideran y se denominan grupos homogéneos, cuando en realidad hay muchos subgrupos y secciones transversales. En comparación con la población general, las personas LGBTQIA+ Indígenas viven desproporcionadamente en la pobreza, enfrentan violencia física y discriminación, faltan a la escuela, corren mayor riesgo de contraer el VIH, tienen acceso limitado a la justicia, y sufren las tasas más altas de suicidio. Al promover los derechos de los aborígenes, no podemos trabajar en silos; estas personas con identidades trans deben ser parte integrante del movimiento en todos los niveles.

Hoy en día, la violencia de género es uno de los mayores desafíos que enfrentan las comunidades Indígenas, y las personas LGBTQIA+ (y todas las mujeres Indígenas) están a la vanguardia de las personas afectadas. Josie Raphaelito (Diné) escribe que el Diné College Policy Institute descubrió que los jóvenes navajos LGBTQIA+ tienen ocho veces más probabilidades de suicidarse que los jóvenes blancos de la misma orientación, y más del 40 por ciento de su comunidad transgénero enfrentan violencia física o muerte. Me inspira el coraje de los activistas trans que deciden vivir su verdad abiertamente enfrentando críticas, amenazas, abusos y, a veces, incluso la muerte para romper barreras y alentar a otros a aprender tolerancia y autoaceptación. Como Anthony Johnson (Diné) afirma: "Esperamos que al ser abiertos acerca de quiénes somos, todos los jóvenes LGBTQIA+ se sientan seguros de ser quienes son". José Gaspar Sánchez (Lenca) resume conmovedoramente las consecuencias de permanecer en silencio: "Si no hablamos, no lo discutimos, la gente seguirá ignorándonos".

A menudo, este coraje proviene del conocimiento tradicional y la reconexión a las culturas Indígenas precoloniales donde, con algunas excepciones, la diversidad sexual fue ampliamente aceptada, si no celebrada. Muchas comunidades aborígenes tienen sus propios términos, historia e historias de personas no binarias y no conformes con el género. Sin embargo, como señala James Makokis (Cree), “Con la imposición de la colonización, el cristianismo, las escuelas residenciales, muchas de las enseñanzas sobre la diversidad de género se han perdido y muchas personas están buscando su identidad como personas “Dos Espíritus”, y los roles y responsabilidades que conlleva. “Un regreso a las enseñanzas e historias originales puede ayudar a descolonizar e Indigenizar espacios para la comunidad LGBTQIA+. Desafortunadamente, en algunos lugares, este conocimiento se ha perdido. Peter Sipeli (iTaukai de Fiji) escribe: "Los colonizadores ingleses hicieron un trabajo muy minucioso al adoctrinar a nuestra gente al cristianismo, al punto que ahora los fijianos ven aspectos de nuestra propia cultura de contacto preeuropea como “demoníacos” y “paganos”. En Fiji es muy difícil incluso tener una conversación sobre el valor de practicar nuestras tradiciones aborígenes. Gran parte de este tipo de conocimiento se ha perdido. "Queda mucho trabajo por hacer en la revitalización de las culturas e idiomas Indígenas”.

Las organizaciones también pueden tener un impacto al incorporar los derechos LGBTQIA+. Espero que se unan a mí en este viaje para respetar, proteger y cumplir los derechos de todos los Pueblos Indígenas al invertir hoy en Cultural Survival.

 

 

En solidaridad,

Galina Angarova (Buryat)

Directora Ejecutiva

 

 

CSQ Disclaimer

Our website houses close to five decades of content and publishing. Any content older than 10 years is archival and Cultural Survival does not necessarily agree with the content and word choice today.

CSQ Issue: