Fuera del barro – Habibou Coulibaly

Uno se siente inmediatamente atraído por los patrones geométricos en los textiles índigo y color tierra de Habibou Coulibaly. Coulibaly, un artista textil del pueblo Bamana, es un miembro activo de la Cooperativa de Tintoreros Kadiogo, en Burkina Faso. Su trabajo se enfoca en compartir su conocimiento y brindar apoyo a los jóvenes y mujeres de su comunidad a través de capacitaciones, fabricación y venta de arte indígena. "Mi oficio es el teñido vegetal y mineral, una tradición muy antigua que antiguamente empezaron los cazadores del imperio de Mali. Este proceso de teñido se llama Bogola Fini en el idioma local Bambara, que significa “resultado de la arcilla en la tela", nos comenta.

El arte de Coulibaly es parte de su identidad creativa y cultural, transmitida por generaciones de su familia y su comunidad. Bogolan es un tinte tradicional hecho de hojas de árbol, cortezas, granos y arcilla. Coulibaly nos describe el proceso: "Usamos hojas, corteza, raíces, semillas de árboles medicinales y arcilla, lo que nos da tres colores esenciales, el amarillo, que tiene un tono ocre y el negro fijador; la mezcla de estos tres colores nos proporciona varios tonos de colores”.

Para el proceso de obtención de los colores, Coulibaly nos explica: "mojamos las hojas y los tallos, hervimos la corteza y fermentamos la arcilla en diferentes recipientes. Añadimos alumbre de potasio para fortalecer la solidez del color. Mojamos el algodón tres veces en el color amarillo, hacemos los patrones blancos con pasta de jabón y los patrones negros con arcilla. Cada remojo y dibujo es seguido por un secado. Repetimos el proceso tres veces. Luego, la pieza terminada se lava y se trata con alumbre de potasio. Los diseños que usamos son máscaras, signos y símbolos que fueron tallados en piedras o en las paredes de nuestras cabañas en la antigüedad. Los artistas agregan dibujos geométricos y decorativos a los diseños".

Nacido en Konna, Mali, África Occidental, Coulibaly ahora reside cerca de Ouagadougou, Burkina Faso, con su esposa y cuatro hijos, donde es Caballero de Baman de la Orden del Mérito de Burkinabé, un reconocimiento nacional por su trabajo. Acerca de su experiencia profesional, dice, "Aprendí mi arte por mi abuela, en el taller familiar. Recibí otras capacitaciones en otros talleres de familiares y de mis continuas visitas a mis padres en San, Ségou, Koutiala y Bamako en Mali. En Ouagadougou, asistí a cursos de capacitación en diseño gráfico, y manejo de tintes y procesos textiles basados en el uso de plantas, y también en administración, ventas y marketing”.

Coulibaly es experto en procesos tradicionales de tinte en el Centro Nacional de Artes y Oficios de Ouagadougou. "Como artistas, nos enfrentamos al desafío de encontrar sucesores para seguir nuestro oficio, porque los jóvenes que están estudiando ya no desean hacer arte tradicional. Es difícil obtener la materia prima que se ha vuelto algo poco común y costosa. Los recursos financieros son cada vez más inaccesibles para los artistas, lo que dificulta la producción y comercialización de nuestros productos", nos comenta Coulibaly.

A pesar de estos desafíos, Coulibaly está comprometido con su oficio: "El arte es el comienzo de mi vida. El arte de bogolan e índigo es una identidad cultural. Para mí y mi familia, es un patrimonio cultural, un know-how. Es un medio de educación y expresión que permite dar continuidad a las tradiciones para las generaciones futuras, y que alcanza dimensiones internacionales. El arte es una profesión que me permite satisfacer las necesidades de mi familia y es una fuente de orgullo para mi pueblo, ya que reduce el desempleo y la pobreza. A través de nuestra cooperativa, organizando y participando en talleres de capacitación, ferias y mercados en festivales, nuestro objetivo es ayudar a jóvenes y mujeres capacitándolos en la producción y venta de sus productos, y nos adherimos al espíritu del comercio justo”.

Al reflexionar sobre su experiencia en el Bazar de Cultural Survival, Coulibaly dice: " Se nos ofrece la oportunidad de educarnos, intercambiar, compartir, dar y recibir cultura". También es una oportunidad para mejorar la calidad de los productos. Es una de las mejores oportunidades para vender y promocionar nuestro arte mientras se crean relaciones a largo plazo con organizadores y artistas de todo el mundo”.

Únase a nosotros en los Bazares de Cultural Survival de este invierno: del 9 al 10 de diciembre, Cambridge, MA • Del 15 al 17 de diciembre, Boston, MA

Visite bazaar.cs.org y facebook.com/culturalsurvivalbazaars para obtener más información.

CSQ Issue: