El agua es vida El Movimiento Mní Wičóni despierta

Hace un año, en febrero, nuestras familias en Standing Rock comenzaron a organizarse con urgencia y surgió un nuevo colectivo de acción comunitaria, Chante Tin'sa Kinanzi Po (Gente de Pie con un Fuerte Corazón). Se empezaba la construcción del oleoducto Dakota Access a pesar de más de dos años de objeciones dirigidas a la compañía Energy Transfer Partners y, de años de sucesivas resoluciones del Consejo Tribal de Sioux en Standing Rock, en oposición a la construcción de tuberías dentro de los límites de nuestras tierras. Durante milenios, innumerables generaciones de nuestros antepasados han nacido a lo largo de nuestros ríos y, de la delgada red de cuencas que se mezclan en las vastas extensiones de praderas de nuestras tierras. Standing rock se extiende por la frontera de Dakota del Norte y Dakota del Sur y está limitada por los ríos Cannonball en el norte, Missouri en el este y  atravesada por el río Grand, el nacimiento y el lugar de descanso de Sitting Bull.

En medio de las temperaturas bajo cero del invierno pasado, los jóvenes de los ocho distritos de Standing Rock llegaron a la conclusión de que las burocracias federales y tribales y, los sistemas judiciales no harían nada para detener la construcción del oleoducto. Este se construye directamente debajo de la fuente primaria de agua de agua potable de Standing Rock, Mni Sose, en el río Missouri. Esta presencia, una vez turbulenta e impredecible, ahora ha crecido en un embalse llamado Lago Oahe, que se extiende a cientos de kilómetros entre las capitales de Pierre y Bismarck. Un movimiento basado en la acción directa, la oración y la ceremonia había nacido. Los jóvenes de Standing Rock, en el río Cheyenne y nuestras hermanas Tribus entre los Oceti Sakowin, o Great Sioux Nation, empezaron a concientizar en marzo de 2016, sobre la inminente amenaza al agua potable en muchas comunidades. Ellos fueron dirigidos por un grupo de jóvenes padres y líderes comunitarios como Honorata Defender, Jonathan Edwards, Waniya Locke y otros, lo que resultó en "Run for Your Life", el primer evento público de oración en contra del oleoducto de Standing Rock. Más tarde, fueron organizados los eventos Four Directions Walk, Run, March y Ride cuando el Cuerpo de Ingenieros del Ejército programó sesiones de escucha en Standing Rock y un voluntario de la estación de radio tribal apareció con su nuevo drone para capturar imágenes mientras los participantes convergían en el Casino Grand River en la afluencia de los ríos Grand y Missouri. "Nunca más", juraron. "El agua es vida. Mní Wičóni”. Esto es todo lo que nos queda: nuestro río y las tierras que nos fueron arrebatadas la última vez.

Con seguridad el Ejército de Cuerpos continuaría ignorando sus peticiones para proteger el agua potable necesaria para todas las comunidades de las reservas de Sioux (así como para la producción agrícola de los agricultores y rancheros nativos y no nativos). El 1 de abril los jóvenes tribales, los líderes de base y los líderes electos dieron un paseo a caballo en la comunidad desde el cuartel general de Standing Rock en Fort Yates, ND, hacia la pequeña comunidad de Cannon Ball, ND, desde donde se divisa una hermosa planicie.

Después del largo viaje, unos cuantos ciudadanos del Río Cheyenne recién salidos del campo de oración del oleoducto Keystone XL colocaron sus tipis y nunca se fueron. El campamento fue nombrado Piedra Sagrada, después del nombre original de Dakota del río Cannonball, donde su afluencia remolinante con el Missouri cae en las rocas creando esferas perfectas, veneradas en las ceremonias por milenios y por media docena de tribus de las planicies del norte, quienes utilizaron parte del área para campamentos, espacios ceremoniales y cementerios.

Los meses de invierno han sido intensos y emotivos, mientras tanto la fuerza policial militarizada se mueve agresivamente a los campamentos de Standing Rock.

Miles de aliados y cientos de naciones indígenas de todo el país y del mundo han llegado a Standing Rock en solidaridad.

Decididos a hacer aún más para llamar la atención de la región sobre el potencial de destrucción del oleoducto, un grupo de jóvenes encontró aliados en algunos de los gobiernos locales de los distritos de Standing Rock y pronto tuvieron éxito en presionar al Consejo Tribal para asignar fondos para ayudarles a compartir su historia a través de diarios en línea #RezpectOurWater.com y,  un nuevo sitio web, para albergar su petición,  #Change.org,  dirigida al Cuerpo de Ingenieros del Ejército. Los jóvenes se pusieron a trabajar registrando sus cartas dedicadas al río, compartiéndolas a través de las redes sociales y decidiendo semanas más tarde, salir a entregar sus firmas de petición directamente a la sede de la  Región 8 del Cuerpo de Ingenieros del Ejército en Omaha, NE.

Aunque todos los acontecimientos de la comunidad hasta ese momento habían comenzado en la oración y habían sido dirigidos por personal perteneciente a las Familias Águila; jefes tradicionales y líderes espirituales,  - no todos en Standing Rock y en los distritos locales - ,  apoyaban igualitariamente el esfuerzo juvenil tan ambicioso de llamar la atención y recursos al nuevo campamento de oración. Sin embargo, una madre de 22 años de edad, Bobbi Jean/Three Legs de Wakpala, quien organizó el "Run for Your Life" en marzo, encontró apoyo incondicional en Defender, Edwards y Locke. Un tío de la familia Taken Alive realizó un baile en un pequeño pow wow local, generando un par de cientos de dólares para el viaje de 700 millas al sur. "Vamos solos. Que la gente sepa lo que está pasando, ellos se unirán. Vendrán a apoyarnos ", recuerda Edwards tranquilizándola.

Justo antes de que llegaran a McLaughlin en el distrito Bear Soldier de Rock, Three Legs recuerda a tres caballos galopando a través de un campo hasta la línea de la cerca para correr a su lado. Oyó el repentino y ensordecedor estrépito del trueno, "Yo sabía que los antepasados ​​estaban con nosotros. Sabía que podíamos hacerlo. "A finales de julio, la juventud partió hacia Washington, D.C. armado con decenas de miles de firmas más para reunirse en la sede del Cuerpo Nacional del Ejército y la Casa Blanca. Cuando regresaron a su casa en Standing Rock a finales de agosto, se unieron a un movimiento transformado: un bloqueo a lo largo de la carretera 1806 de ND en donde docenas de oficiales armados del Estado y del condado protegían al equipo de Dakota Access que había comenzado su trabajo destructivo. Pero los guías y ciudadanos de Standing Rock fueron apoyados por cientos y luego por miles de campistas que habían llenado increíblemente el espacio disponible en Standing Rock y, se habían instalado al norte del río Cannonball, en tierras en conflicto reclamadas por el Cuerpo de Ingenieros del Ejército. Las probabilidades aparentemente imposibles de los adolescentes y las familias que se conducía a pie y a caballo, con nada más que banderas de oración y flautas sagradas enfrentándose  a una industria de mil millones de dólares, también llamó la atención del joven Hollywood, de estrellas como Shailene Woodley y el elenco de The Avengers ampliado diariamente a través de plataformas sociales como #rezpectourwater , #nodapl, y #mniwiconi #waterislife. De pronto, #standingrock estaba en tendencia.

Los pueblos indígenas y las delegaciones tribales de todo Norte y América del Sur acudieron en masa a los campamentos, que se expandieron en tres áreas principales a lo largo de los ríos Cannonball y Missouri: Sacred Stone, Oceti Sakowin y Rosebud. Todo el mundo tenía una historia para compartir sobre las luchas para proteger patrias y aguas preciosas de industrias extractivas agresivas. Las canciones e historias en docenas de idiomas tarareaban hasta el verano, luego caían las noches. El invierno llegó y los campamentos se llenaron de preparativos para el frío, mientras que el movimiento evolucionó hasta convertirse en dramáticas acciones directas diarias con manifestantes desarmados que se enfrentaban a una presencia policíaca cada vez más militarizada junto a las fuerzas armadas de seguridad del oleoducto.

Los eventos de detención masiva montados, atrayendo a cientos de personas en un enredo de cargos legales que rápidamente pasaron de los malos tratos a delitos graves. Más de 700 personas se enfrentan ahora a penas criminales y tiempo de cárcel en el bien financiado sistema de justicia del petro-estado en Dakota del Norte, inundado de petróleo y presión de las industrias de fracking e ingresos fiscales. La petición de RezpectOurWater Change.org del grupo de jóvenes de Standing Rock había obtenido desde entonces 730.000 firmas. Ningún detenido había sido acusado por poseer algún arma.

A medida que el oleoducto de Dakota Access ha vuelto a perforar, los campamentos de oración están en movimiento hacia las zonas de inundación en la primavera de Cannonball y el río Missouri. Los espíritus son inquebrantables, pero templados con el dolor y la rabia ante la injusticia de 33 millones de dólares en costos de aplicación de leyes estatales contra las familias y los adolescentes que sólo quieren asegurar agua limpia para las generaciones presentes y futuras. La primavera viene pronto, pero inusualmente, los Wakinyan (seres del trueno) han guardado el reloj todo el invierno, apareciendo durante las agonías de la peor de las ventiscas de diciembre. A lo largo de los ríos congelados, bajo las luces cada vez más oscuras de los equipos de construcción, los veteranos militares están llegando. Junto con los jóvenes y aliados de Standing Rock y Cheyenne River, se mantienen en vigilancia y animan mutuamente: Chante Tin'sa Kinanzi Po!.

-Jennifer Weston (Standing Rock Sioux) es una ex empleada de Supervivencia Cultural y actual directora del Departamento de Lenguas Tribales en Mashpee Wampanoag.

 

CSQ Issue: