Destacado en socios KOEF: ARHI, Institución social y educativa, India: superar el aislamiento y los obstáculos de comunicación durante la pandemia de COVID-19

July 29, 2021

In English

 

Durante la pandemia de COVID-19, un problema común, y grave para los Pueblos Indígenas ha sido la falta de información confiable en sus lenguas. En muchas regiones del mundo, hay una necesidad urgente de producir materiales impresos y audiovisuales sobre el coronavirus que usen un lenguaje adaptado a los contextos y las lenguas Indígenas locales. El acceso a mascarillas y material sanitario es limitado para la población Indígena que vive en áreas remotas, dado que muchas veces están fuera del alcance de los sistemas de salud gubernamentales.

 

En India, la ARHI Social & Educational Institution decidió tomar medidas para atacar estos dos problemas urgentes en el estado de Assam. ARHI es una organización dirigida por Indígenas, que se enfoca en el desarrollo de Pueblos Indígenas de India, particularmente en lo que se refiere a sus lenguas e identidad cultural. Su Centro de Investigación en Cultura Tradicional (Folk Culture Research Centre) realiza investigación para promover las tradiciones culturales de los Pueblos Indígenas en el noreste de India. Una subvención anterior de Guardianes de la Tierra (KOEF, por sus siglas en inglés) apoyó la difusión del conocimiento Indígena sobre tradiciones de teñido natural de textiles en los pueblos Karvi de Assam, a través de la producción de videos e impartición de talleres.
 

img
 

El objetivo del proyecto de emergencia de ARHI fue prevenir el COVID-19, crear conciencia sobre el virus y tratar de disminuir la desinformación sobre el tema entre los pueblos Karbi, Tiwa y Bodo, las tres tribus Indígenas más grandes de la región. Aún hacía falta que el sistema de salud de India abordara adecuadamente la promoción de la salud y la prevención del virus.


img

Al ser un proyecto comunitario con participación de representantes de las comunidades, las actividades involucraron a la totalidad de la población en los tres distritos: Baksa, Morigaon y West Karbi Anglong. Las actividades, financiadas por una subvención de emergencia del Fondo Guardianes de la Tierra, incluyeron: talleres para mujeres sobre cómo coser mascarillas en casa; producción de material audiovisual y anuncios públicos en lenguas Indígenas; compra y distribución de material sanitario; y entrega de panfletos ilustrados sobre medicina tradicional.
 

img

El proyecto tuvo impacto en alrededor de 3000 mujeres Indígenas, más los jóvenes y niños en edad escolar en Assam, e, indirectamente, también en la totalidad de las tres tribus, que suman más de 8000 personas. Se reforzó la prevención del virus entre estas comunidades con la distribución de material sanitario y la capacitación para coser sus propias mascarillas, que muchos no pueden pagar. También, abrió la oportunidad, para las mujeres, de ganar un ingreso extra con sus nuevas habilidades cosiendo mascarillas y así satisfacer la demanda local. Kanam Kropi (Karbi) dijo que el proyecto fue "un rayo de luz para todas nosotras que nos quedamos sin trabajo en cuanto inició el confinamiento por COVID-19".

 

Además, los panfletos y materiales audiovisuales en lenguas Indígenas se distribuyeron en escuelas y espacios públicos, los cuales "ayudarán a eliminar la barrera comunicativa existente y el aislamiento de las comunidades respecto de los programas dominantes en sensibilización del COVID-19. Ha ayudado a combatir la desinformación y la falta de información" reporta ARHI.


img


Durante la implementación del proyecto, las decisiones se tomaron de una manera inclusiva y participativa. Al final, los representantes comunitarios evaluaron el impacto y sugirieron medidas correctivas para planes de acción a futuro. Las actividades satisficieron una necesidad real de estas comunidades Indígenas, al punto de atraer a colaboradores externos: varias organizaciones e individuos se ofrecieron voluntariamente para administrar actividades del proyecto y facilitaron su implementación. "Ha sido una experiencia vívida de aprendizaje y fortalecimiento de las mujeres Indígenas que están involucradas en él", concluyó ARHI en su reporte".

 

Guardianes de la Tierra es un fondo liderado por Indígenas, diseñado para apoyar proyectos de defensa y desarrollo comunitario de Pueblos Indígenas. Desde 2017, ha apoyado 119 proyectos en 31 países, con un total de $533,299 dólares estadounidenses. El fondo otorga pequeñas subvenciones a gobiernos tradicionales, comunidades y organizaciones de base lideradas por Indígenas para apoyar sus proyectos de desarrollo diseñados según sus propias necesidades. Con base en la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, en Cultural Survival utilizamos un enfoque basado en los derechos para nuestras estrategias de concesión de subvenciones al apoyar las soluciones Indígenas de base a través de la distribución equitativa de recursos a las comunidades Indígenas. 
 
Todas las fotos son cortesía de ARHI Social & Educational Institution.

 

Country
Issues