Todos los Pueblos Indígenas Están Promoviendo la Declaración

A continuación, extractos de entrevistas de Radio de Derechos Indígenas realizadas con líderes indígenas sobre sus reflexiones sobre los logros y desafíos de la Declaración. 

Mililani Trask (Kanaka Maoli), Abogada y consejera comunitaria indígena de Innovations Development Group

Mi expectativa era integrar  primero la Declaración en la labor de las agencias y órganos de las Naciones Unidas, y que ello se realizara de forma rápida, y más tarde, tratar de integrarla en el trabajo que realizan la ONU y los Estados, como por ejemplo en la Convención sobre el Cambio Climático. Hemos hecho algunas incursiones allí, pero la voz Indígena ha sido completamente pasada por alto en las renegociaciones del Tratado de Prohibición de Pruebas Nucleares. Estamos viendo que la Declaración se está aplicando honestamente en algunas áreas, como en lo relativo al cambio climático y los Objetivos de Desarrollo del Milenio, pero en otras es decepcionante. Continuamos encontrando mucha resistencia, incluso dentro del sistema de las Naciones Unidas, ya que el Comité de Descolonización y la estructura de las Naciones Unidas rechazaron rotundamente la Declaración y no están realmente trabajando de buena fe para incorporar esas normas en el marco de la descolonización. No vimos ningún esfuerzo para trabajar realmente con los Pueblos Indígenas en la renegociación de la Prohibición de Pruebas Nucleares, y es una pena porque las grandes víctimas de las pruebas nucleares son los Pueblos Aborígenes. Contamos con algunas victorias, pero también tenemos algunas indicaciones de que va a ser una batalla cuesta arriba con mucha resistencia de algunas de estas áreas  temáticas políticas.
 

Uno de los mayores cambios es que ahora tenemos muchas voces Indígenas a nivel global y regional que están aplicando la  Declaración e integrándola  y no solamente en su trabajo en casa. Durante muchos años, el esfuerzo de las Naciones Unidas para crear la norma y adoptarla fue llevado por un puñado de personas. Comenzamos en un primer momento con Rigoberta Menchu y otros cuatro o cinco, y eso era todo lo que había en Ginebra. Para cuando el trabajo estaba terminado éramos varios cientos. Pero cuando se considera el número de Pueblos Indígenas, sus organizaciones, comunidades y naciones en el mundo, varios cientos no es nada. Antes de la aprobación, pocas voces del Pacífico estaban allí -un par de Hawái, Australia y Nueva Zelanda- éstas eran las más importantes. Periódicamente, vimos llegar representación del resto del Pacífico, pero con la aprobación de la Declaración, ha habido muchos cambios en toda nuestra región. También lo puedo ver en otros lugares de África, en Asia, todos los Indígenas están implementando la Declaración. Y muchos de ellos lo están implementando desde sus bases, están trabajando con su gente, están hablando de la Declaración, del por qué necesitamos implementarlo  para nuestra propia autosuficiencia económica.
 

Es realmente emocionante ver a los Nativos usar la Declaración de manera exitosa, un documento que ellos escribieron y aprobaron, ya en sus territorios lo están aplicando en  su propio trabajo, con su gente. Hubo un sentimiento en un tiempo por muchos Estados de que la Declaración no iba a ser otra cosa que una herramienta o un arma para que los Indígenas la usaran contra los Estados, en contra del sistema. Pero la gran sorpresa para ellos, y yo nunca lo dudé, fue que los Pueblos Indígenas, bajo su liderazgo, honestamente interiorizarían estos estándares, volverían a sus casas y se asegurarían de que sus propios procesos fueran más inclusivos. Realmente miramos al desarrollo social y nos damos cuenta de que tenemos opción de mirar hacia adelante en cosas tales como educación, salud, vivienda, y usar eso no sólo para organizar a nuestra gente, sino para salir y trabajar con el gobierno local.

 

Ustedes conocen la vieja frase, "piensa globalmente, actúa localmente." Sin embargo esto primero comienza con nosotros, que tomamos el estándar que adoptamos en nuestra región. También hemos visto cómo podemos reorganizarnos. Muchos de nuestros líderes que están en acción son mayores. Tenemos un gran camino para recorrer y muy pocos recursos, necesitamos mirar cómo podemos crear mejor un órgano representativo para la región, y la Declaración viene a jugar un papel fundamental. Buscamos dar voz a aquellos líderes que realmente viven y trabajan con su gente. No podemos ser representados por personas en las islas del Pacífico nacidas y criadas en Europa. Estos tipos de debates están llegando al primer plano, y se basan en la idea de autodeterminación y empoderamiento de las comunidades, y liderazgo indígena local. Vemos que se está trabajando de muchas maneras, diferentes formas que están fortaleciendo a los Pueblos  Indígenas, pero también caminos que están ayudando al gobierno local y nacional en tareas críticas tales como proveer refugio, satisfacer necesidades educativas y de salud. Creo que es un movimiento positivo hacia adelante, pero ha sido muy lento. 

CSQ Issue: