TODAVÍA ESTAMOS AQUI: Leah Hopkins

Leah Hopkins (Narragansett) es una embajadora cultural desde edad temprana, además de ser una apasionada de la educación de la gente sobre los pueblos nativos de Eastern Woodlands y sobre el fomento de la competencia cultural para los jóvenes nativos. "Al crecer, fui la única estudiante Indígena nativa en mi sistema escolar -y en muchos de mis cursos universitarios-, y naturalmente me enganché a la tarea de enseñar a mis compañeros y profesores sobre los Pueblos Indígenas y las culturas y desacreditar los mitos y estereotipos. Toda mi vida he estado trabajando para hacer visibles a nuestros pueblos del Nordeste y aclarar conceptos erróneos de que hemos perdido nuestra cultura, nuestro idioma, nuestra espiritualidad. Estamos aquí a pesar de 400 años de colonización, despojo de tierras y trauma. Hemos mantenido nuestras culturas y tradiciones y somos una comunidad viva, respirable y vibrante".

Hopkins dice que creció profundamente involucrada en la cultura Indígena nativa al estar en la tierra y realizar prácticas de subsistencia, cantar y bailar, así como hacer ceremonias y eventos comunitarios. Ella atribuye su participación a su padre, Don Eagle Hopkins Sr. "Mi padre iría más allá de nuestra comunidad tribal, participando en todo el país y en Canadá para realizar activismo y ceremonias Indígenas nativas, dando siempre la bienvenida a las personas a nuestro hogar, brindándoles comida y hospitalidad. Tenía tanta pasión por conectarse con otras comunidades. Hoy, mi esposo y yo tratamos de continuar con la tradición de dar la bienvenida a personas Indígenas nativas y estudiantes que están lejos de sus comunidades, ofreciéndoles alojamiento aquí y haciéndolos sentir bienvenidos, presentándolos a nuestras comunidades".

Hopkins habla apasionadamente sobre la conexión con la tierra que la motiva. "Me encanta la sensación de estar en la tierra, haciendo lo que se supone que debemos hacer: pescar, cosechar, cultivar, cazar y realizar ceremonias. Sientes mucha más conexión cuando matas a un ciervo, en lugar de ir a la tienda a buscar un bistec. Simplemente se siente bien. Hay una relación, un sentido de continuidad, pues las cosas se hacen en ceremonia. Estas son prácticas que estamos transmitiendo a nuestro hijo". Hopkins también es una hábil costurera, artista de abalorios y aclamada cantante y bailarina de Eastern Woodlands. Ha actuado tanto en los Estados Unidos como a nivel internacional; sus profundas raíces culturales contribuyen a su pasión por educar a los pueblos Indígenas y desarrollar la competencia cultural.

Hopkins también dirige un negocio de consultas culturales y tiene una amplia experiencia en el desarrollo de programas y currículos para su comunidad y los pueblos de Eastern Woodlands. Como ex educadora en el Museo y Centro de Investigación Mashantucket Pequot, y como coordinadora de Planificación Educativa Tribal Aquinnah Wampanoag, cuenta que apreció su tiempo trabajando con el público, pero particularmente con la juventud Indígena nativa: "Fue muy gratificante enseñarles sobre la tierra para cosechar ciruelas de playa, arándanos y arcilla; así como técnicas tradicionales de jardinería para hacer sus propios juguetes mientras cantaban y participaban en programas que despertaron su amor por su cultura ".

Hopkins acredita su trabajo en el departamento de Programa Público en el Museo Mashantucket Pequot para fortalecer su capacidad de presentarse como profesional y presentar a su gente en el escenario mundial. "Las culturas nativas han sido desde hace tiempo menospreciadas, se les ve como primitivas y menos complejas que otras culturas. Promover la complejidad de las comunidades nativas de nuestras culturas y promover nuestra visibilidad es lo que me impulsa", dice. Ella agrega: "Los pueblos de Eastern Woodlands, nuestras culturas, nuestras historias y nuestras artes están infravaloradas. Somos invisibles en la cultura dominante aquí en Nueva Inglaterra, a diferencia de otras partes del país donde el arte Indígena nativo es parte de la estética y la infraestructura, donde no se pueden ignorar las grandes poblaciones de Indígenas nativos. La educación es una herramienta para concienciar a las personas sobre nuestras comunidades y detener los estereotipos. Creo que las oportunidades de interactuar con el público son muy gratificantes. Es por eso que me encanta hacer eventos como el Bazar Cultural Survival porque es divertido cantar y compartir nuestra cultura en un evento familiar".

Para que Leah proporcione consultas culturales o programas educativos, comuníquese con eleahhopkins@gmail.com.

 

Foto por Ryann Monterio (Aquinnah Wampanoag).

CSQ Issue: