"NO" A LAS EMPRESAS DENTRO DE NUESTRO TERRITORIO ANCESTRAL

Moisés Alberto Villafaña Izquierdo (Arhuaco)

“Pertenezco a la comunidad Arhuaco de la Sierra Nevada de Santa Marta, Colombia, pero hay otros tres grupos étnicos que también viven en la parte norte de Colombia en la Sierra Nevada de Santa Marta a 5.800 metros sobre el nivel del mar: los Wiwas, los Koguis y los Kankuamos. En la zona hay problemas por los lindes departamentales, ya que no está claro a cuál pertenecemos. Hay tres resguardos indígenas que se enfrentan al problema de la minería en la Sierra Nevada. Los Pueblos Indígenas de la Sierra en 1973 lucharon, junto con los Mamos, que son los Líderes Espirituales, por ser reconocidos como un territorio ancestral, un asunto que terminó en una victoria y el establecimiento de territorios sagrados en los cuatro puntos cardinales”.
 

“Nuestro municipio tiene un total de 57,000 personas, pero donde trabajamos tiene unos 12,000 habitantes. El Foro es una pequeña organización indígena que trabaja en el sector de Arhuaco. Trabajo y soy consejero para recuperar parte de las leyes y políticas tradicionales con especial jurisdicción para los indígenas de la Sierra Nevada, específicamente los Arhuaco. Los casos legales más comunes consisten en pedir al gobierno protección para los líderes que han sido amenazados; lo otro tienen que ver con las acciones ilegales de la industria minera en nuestras tierras, las que para llevarse a cabo, deben obtener un consentimiento previo de las comunidades”.
 

“Hoy en día, a medida que los centros urbanos ocupan cada vez más nuestros territorios, luchamos para que los lugares sagrados sean reconocidos y respetados por las autoridades departamentales. Hay 36 ríos que nacen en la Sierra Nevada, que atraviesan todo el resguardo y el territorio ancestral. Las represas hidroeléctricas son un problema que nos afecta. Estamos diciendo un NO rotundo a las empresas que operan dentro de nuestro territorio ancestral. Los territorios ancestrales no deben ser explotados por la minería o por las canteras; además, las empresas no realizan consultas previas y violan los derechos fundamentales de los Pueblos Indígenas”.
 

“El cambio climático nos afecta a todos en todo el mundo. Lo podemos ver aquí. La Sierra Nevada tiene cuatro niveles térmicos, los productos que cultivamos están divididos por zonas climáticas. En el área inferior hay caña de azúcar, plátano, yuca, frijoles, maíz, aguacate, cacao y café. En el área media tenemos café, cacao, caña, frijoles y guandu. La parte superior es todo lo que tiene que ver con verduras, papas, cebollín y pastoreo de algunas ovejas pequeñas. Los cultivos son muy afectados, se pudren. Hoy en día, la yuca, los plátanos y el maíz están creciendo donde no lo hacían antes, los árboles están muriendo y nacen otros árboles que son de clima tropical”.


“Si estos cambios afectan a las tierras altas, las tierras bajas también se ven afectados con la disminución de los niveles de los ríos. Los Mamos dicen que debemos continuar plantando árboles que sean adecuados al medio ambiente que los rodea. Así es como desafiamos el cambio climático, que afecta enormemente nuestros cultivos. Vemos nuevas enfermedades que afectan a nuestros árboles, plantas medicinales que conocemos están muriendo, y la manera en que nacen otras plantas que son diferentes y aparecen nuevos animales como el mirlo y el pájaro finchefoy. Asimismo, vemos cómo los viejos pájaros desaparecen. Los niveles de agua disminuyen en los ríos y la Sierra Nevada se está descongelando”.


“El conocimiento tradicional es transmitido por los Mamos. Tenemos varios linajes. Unos cuidan de la sangre, lo rojo; otros cuidan las semillas blancas; otros están a cargo de las frutas amarillas -este es el linaje que se encarga de todo lo que ocurre debajo del suelo como los tubérculos. Cada linaje es responsable del cuidado de la misión de la que está a cargo, porque son un equipo que conoce bien sus respectivas misiones. Tenemos un templo donde los Mamos se forman durante nueve años. Aprenden los conocimientos ancestrales para garantizar que este conocimiento continúe. El problema es que somos una minoría; nadie apoya esta parte cultural y depende de nosotros continuar con nuestros esfuerzos”.


“El conocimiento tradicional no es solo esa pieza mística o mitología cultural, sino que recoge todo el patrimonio cultural que tiene que ver con idiomas, tradiciones, vestimenta, formas de pensar, comportamiento hacia el mundo y la forma en que nos proyectamos hacia el futuro del mundo. Todo ese contexto es el conocimiento central vinculado a lo sagrado, al territorio, a los ríos o al medio ambiente, porque es parte de un todo integral, de lo que llamamos "eco filosofía de la vida"”.

 

CSQ Disclaimer

Our website houses close to five decades of content and publishing. Any content older than 10 years is archival and Cultural Survival does not necessarily agree with the content and word choice today.

CSQ Issue: