NO CRUZAMOS LA FRONTERA, LA FRONTERA NOS CRUZÓ.: Aslak Holmberg

Innumerables Pueblos Indígenas han sido divididos por fronteras estatales impuestas, sus comunidades y parientes separados por líneas artificiales, sus patrones migratorios, rituales sagrados, modos de pesca y caza alterados. Innumerables comunidades indígenas han sufrido desplazamientos forzados debido a los esfuerzos de conservación, las operaciones de la industria extractiva, los conflictos políticos y los impactos del cambio climático. Todos los días escuchamos sobre migrantes indígenas que se ven obligados a dejar su hogar en busca de trabajo porque ya no les es viable ganarse la vida localmente. Huyen de la violencia; huyen porque ya no pueden mantener a sus familias, porque sus recursos están agotados o contaminados por la agroindustria a gran escala. Para abordar los problemas de la migración y la inmigración, debemos revertir los impactos de la colonización, décadas de políticas neoliberales y las operaciones actuales de las industrias extractivas, las empresas agrícolas y los monocultivos que han empobrecido a las comunidades indígenas. Debemos respetar, proteger y cumplir los derechos indígenas, alentando la descolonización y el apoyo de las comunidades de origen con oportunidades económicas sostenibles para que la gente no tenga que irse. Las siguientes son algunas voces indígenas sobre estos temas. Te invitamos a escuchar. Para escuchar las entrevistas completas, visite: cs.org/rights.

 

Aslak Holmberg (Sami de Finlandia) Vicepresidente del Consejo Sami

NO CRUZAMOS LA FRONTERA, LA FRONTERA NOS CRUZÓ.

Innumerables pueblos indígenas se han dividido por las fronteras estatales impuestas, sus comunidades y parientes separados por líneas artificiales, así como sus patrones de migración, rituales sagrados, formas de pesca y caza alteradas. Innumerables comunidades Indígenas han sufrido desplazamiento forzado debido a los esfuerzos de conservación, las operaciones de la industria extractiva, los conflictos políticos y los impactos del cambio climático.

Todos los días escuchamos sobre migrantes Indígenas que se ven obligados a abandonar su hogar en busca de trabajo porque ya no les es posible ganarse la vida localmente. Huyen de la violencia; huyen porque ya no pueden mantener a sus familias, porque sus agronegocios a gran escala agotan o contaminan sus recursos. Para abordar los problemas de migración e inmigración, debemos revertir los impactos de la colonización, décadas de políticas neoliberales y las operaciones actuales de las industrias extractivas, las empresas agrícolas y los monocultivos que han empobrecido a las comunidades Indígenas. Debemos respetar, proteger y cumplir los derechos Indígenas, alentando la descolonización y el apoyo de las comunidades de origen con oportunidades económicas sostenibles para que las personas no tengan que irse.

Las siguientes entrevistas contiene algunas voces Indígenas sobre estos temas, por lo que le invitamos a escucharlas. Para escuchar las versiones completas, visite: cs.org/rights.

Aslak Holmberg (Sami de Finlandia) Vicepresidente del Consejo Sami

Vivo justo en la frontera entre Finlandia y Noruega. Soy del Valle del Río Deatnu (Tana), el cual es un importante río mundial de pesca de salmón. Mi aldea se llama Njuorggán (Nuorgam) la cual es la aldea más norteña de lado finlandés de la frontera. Mi familia viene de ambos lados de la frontera, pero realmente tratamos de no hacer esta connotación porque hemos estado aquí mucho antes de que la frontera fuera establecida. 

Finlandia aún no era independiente de Rusia cuando la frontera fue cerrada en 1852. El cierre de la frontera significó el fin de nuestros patrones normales de migración. Solía ser común para los Samis, en lo que hoy es el lado finlandés de la frontera, migrar con renos hacia la costa, pero hoy, esa área pertenece al lado noruego. Después de que la frontera fuera cerrada, eso significaba que no se nos era permitido movernos a través de la frontera con los renos. Esto es muy diferente de lo que solía hacerse cuando las pasturas de verano estaban lejos de las pasturas de invierno, por lo que el pastoreo de renos ha cambiado mucho.  Hoy en día, al menos en mi región, parte del pastoreo significa alimentar a los renos al menos una parte del año porque no hay suficientes áreas para que encuentren comida por si solos, como lo solían hacer. El estilo de vida ha cambiado por causa de la frontera. 

Otra cosa importante aquí es la pesca de salmón. No es posible legalmente cazar con red junto a mis amigos o colegas o familiares del lado noruego, aunque la pesca con red es la principal forma tradicional de pescar. La frontera entre Estados divide nuestra práctica tradicional, ya que por ley deberíamos pescar sólo con gente del mismo país al cual pertenecemos nosotros. Pero así no es como la comunidad está estructurada. Nosotros no consideramos esa frontera, no dejamos que domine la manera en que vivimos. Creo que hay una denuncia en curso de cuando dos hombres estaban pescando en el mismo bote, pescando con red de deriva, la cual requiere que dos personas trabajen juntas porque no lo puedes hacer solo. En este caso, uno de los hombres era del lado finlandés y el otro del lado noruego. Fueron capturadas, multadas y se los llevaron a la corte. 

También se convirtió en ilegal para nosotros recoger moras de pantano del lado noruego y regresar con ellas pasando la frontera. Mi familia es de ambos lados de la frontera y la gente está muy acostumbrada a ir por sus moras o a ir a pescar al otro lado. Cuando existen este tipo de regulaciones legales, éstas pueden afectar la manera en el que usualmente usamos las áreas circundantes. La frontera tiene muchos niveles diferentes. Por ejemplo, Finlandia no forma parte de la Unión Europea mientras que Noruega no lo es, pero es parte de la Organización de Tratado del Atlántico Norte (NATO por sus siglas en inglés) mientras que Finlandia no lo es. Recientemente hubo una nueva directriz de la Unión Europea sobre que no es permitido que se cruce en la frontera con verduras y moras. La consecuencia es que perderás el producto que se tenga porque no está permitido traerlo a través de la frontera. 

Estamos trabajando para iniciar un proyecto que examinaría los obstáculos que las fronteras causan y los requisitos para solucionar esos problemas. Por ejemplo, existen algunos pastores de renos que migran del lado sueco al lado noruego y han tenido problemas con la convención de pastores de renos que debería garantizar su derecho para usar sus tierras ancestrales de pastoreo. Ya existe cierta cooperación con las escuelas, por ejemplo, con la escuela en Ohcejohka (Utsjoki) que es el pueblo central de la municipalidad aquí en el lado finlandés, y la escuela Sirbmá (Sirma) del lado noruego, las cuales han estado trabajando juntas por muchos años. Una vez a la semana los alumnos de la escuela del lado noruego van a la escuela del lado finlandés, y otro día los alumnos del lado finlandés van al lado noruego. Esta cooperación entre escuelas trata de que la frontera estatal no les dicte como pueden colaborar. 

Existe una vieja legislación que todavía se aplica llamada Lapp Codicil, el cual es un documento que fue creado cuando las fronteras fueron establecidas en las áreas Sami en 1751. El objetivo es asegurar que las fronteras estatales no afecten negativamente la manera en que los Sami viven aquí. En muchos casos, la frontera atravesó a lo que llamamos nuestros pueblos, los cuales son nuestra principal institución de gobierno, o lo que solía ser. El Lapp Codicil declara que las fronteras estatales no deberían afectar negativamente la manera en que comerciamos a través de las fronteras o alguna otra manera en la que interactuamos. Les recordaría a las autoridades que aunque esto es una legislación antigua de la década de 1750, ésta no ha sido nunca reprimida. Aún es aplicada legalmente, pero no es activamente considerada como un documento guía cuando se toman decisiones respecto a las áreas fronterizas Sami. Quiero hacer un recordatorio para sobre su obligación para respetar estos acuerdos, porque la situación es más o menos la misma con respecto a los Sami que aún viven aquí. No dejamos que las fronteras nos impidan colaborar, esto también debe garantizarse en las leyes. 

Foto por Jamie Malcolm-Brown. 

 

 

 

CSQ Disclaimer

Our website houses close to five decades of content and publishing. Any content older than 10 years is archival and Cultural Survival does not necessarily agree with the content and word choice today.

CSQ Issue: