Ngati Rangi: Pioneros en reivindicar la protección de tierras Maoríes

Los Ngāti Rangi, encabezados por el Ngāti Rangi Trust (NRT), han sido noticia recientemente, al forjar un nuevo acuerdo con el gobierno de Nueva Zelanda con respecto a los agravios históricos sobre el uso de la tierra y su administración. Estos acuerdos restablecen, en parte, la capacidad de los Ngāti Rangi para proteger y cuidar la salud de los ríos y lagos de Nueva Zelanda como centro de cultura maorí. El 15 de marzo de 2017, después de dos años de negociaciones, los Ngāti Rangi y la Corona firmaron un Principio de Acuerdo (AIP), un paso importante para llegar a un acuerdo sobre las reclamaciones relativas al Tratado de Waitangi de 1840. Estos avances han coincidido con el principio de  colaboración de NRT con Genesis Energy, una relación que enfatiza el rol de diferentes consideraciones ecológicas y culturales sostenibles en la producción de energía y ha permitido que cuatro ríos previamente desviados a acueductos sean liberados de nuevo a sus caminos naturales.

Considerado el documento de establecimiento de Nueva Zelandia como nación, el Tratado de Waitangi fue firmado por muchos, pero no por todos. Los jefes maoríes y la Corona Británica en 1840, declararon la soberanía británica sobre Nueva Zelanda. El Tratado reconoció la propiedad de los maoríes sobre sus tierras y les otorgó el derecho sobre los dominios británicos, y a cambio los maoríes dieron a la reina el derecho exclusivo de adquirir y gobernar la tierra. El tratado fue concebido como una especie de asociación entre los maoríes y la monarquía británica, pero, debido a que fue redactado en inglés y traducido al maorí por un misionero, las dos versiones variaron lo suficiente como para que cada parte interpretara y tuviera expectativas diferentes del significado del tratado.

Desde su firma, se ha infringido el tratado, particularmente en lo que se refiere a las reivindicaciones de tierras, y los Maoríes han realizado muchas reuniones para debatir cuestiones relativas a los tratados. En los años setenta y ochenta, las protestas de los Maoríes comenzaron enfocar la atención sobre el tratado y su maltrato por parte del gobierno de Nueva Zelanda. El Tratado de Waitangi de 1975 estableció el Tribunal de Waitangi para escuchar reclamaciones y quejas de tribus afectadas por incumplimientos del tratado y recibir recomendaciones, pero en la práctica el Tribunal tiene poca influencia social o política. Los Ngāti Rangi presentaron sus reclamaciones ante el Tribunal Waitangi en 1992 y llego su momento de presentarse ante el tribunal entre 2006-2008. Finalmente, en 2015, los Ngāti Rangi y la Corona comenzaron a negociar para resolver los reclamos históricos relacionados con el Tratado.

El proceso de acuerdo incluye siete pasos diferentes: Escritura de Mandato, términos de negociación, inicio de negociaciones, Principio de Acuerdo, negociaciones adicionales, Escritura de Acuerdos y Escritura en la Legislación. Los Ngāti Rangi explicaron en un comunicado que la AIP "propone un acuerdo que incluye el reconocimiento de la Corona de las numerosas violaciones del Tratado de Waitangi, una relatoría histórica convenida y una disculpa de la Corona por esas violaciones". Aunque la firma de la AIP es un importante paso adelante, es sólo un tercio del proceso de siete partes. Como Che Wilson, negociador principal del Ngāti Rangi Trust y ex miembro del consejo de Cultural Survival, dijo tras la firma, "Estamos en el camino correcto, pero todavía queda mucho trabajo por hacer".

Los principales puntos  de la AIP incluyen la devolución de varias propiedades culturales y la promesa de desarrollar un nuevo marco de gobernanza y gestión para la cuenca del río Whangaehu. El río Whangaehu es un río sulfuroso y es uno de los pocos ríos de su tipo en el mundo. Wilson explica que las condiciones de la AIP  "son una gran oportunidad para establecer un nuevo marco de gobierno y gestión para nuestra awa". "Vamos a ver aumentada  nuestra capacidad de  gestión y gobernanza de las tierras y los espacios atendidos actualmente por el Departamento de Conservación, y se incluirá un asiento provisional en la junta de Tongariro Taupo Conservancy. Nosotros también volvemos a tener el derecho de compra del bosque de Karioi. Es una oportunidad para nosotros de transferir y arrendar varias propiedades de Crown, así como el derecho a adquirir nuevas propiedades en el futuro”.

Recientemente, los Ngāti Rangi y el gigante de la energía Genesis Energy se han asociado para encontrar un camino que avance en  reconocer los derechos adquiridos y todavía dejar espacio para la generación de energía. Durante décadas, la NRT ha luchado contra la implementación del Plan de Energía de Tongariro, presentando peticiones y apelando  las decisiones que permiten el avance del proyecto. Según el sitio web de la NRT, la continua desviación de canales ancestrales fuera de sus cuencas y lejos del territorio de NRT, o Rohe, y la desviación hacia el oriente del Esquema de Poder Tongariro, "nos niega la capacidad y responsabilidad de proteger, nutrir y sostener la Awa Ora (salud y bienestar del río) ".La asociación entre Iwi y Génesis Energy es un paso adelante para los Pueblos Indígenas que buscan proteger sus tierras ancestrales. La "salud renovada y rejuvenecida" del Tokiāhuru es aún más prometedora.

El Sistema Energético de Tongariro (TPS) es un gran esquema de recolección de agua para generar energía para su uso en toda Nueva Zelanda. Consta de cuatro partes principales: los trasvases del Este y el Oeste, y las secciones Tongariro y Rotoaria. El Desvío del Este consiste en el Acueducto de Wahianoa, que desvía 26 vías navegables e incluye  Tokiāhuru, Wahianoa, Mākāhikatoa y Tomowai, cuatro vías fluviales de gran importancia para los Ngāti Rangi. Estas vías fluviales, consideradas como las "venas de la vida del Monte Ruapehu, cuando descienden del Maunga para unirse al principal río de la tribu, el Whangaehu", han estado secas durante décadas. El Tokiahuru ha estado seco alrededor de unos seis kilómetros por debajo del Acueducto de Wahianoa, antes del reciente acuerdo para permitir que fluyera de nuevo al mar.

En 2001, cuando Genesis obtuvo el consentimiento para la renovación de explotación continua del TPS, los Ngāti Rangi apelaron la decisión. Tres años después, el Tribunal Ambiental falló a favor de la NRT, reduciendo el período de consentimiento de 35 a 10 años. Genesis apeló esta decisión, y en 2006 la Corte Suprema falló a favor de la corporación. En 2010, después de que la NRT tuviera  previsto apelar a la Corte Suprema, NRT y Génesis se reunieron fuera del tribunal y acordaron firmar un acuerdo de buena fe en su relación. El acuerdo puso fin al largo proceso en los tribunales, y la gerencia de  Genesis acordó visitar la aldea tribal de Tirorangi Marae y examinar el área con la NRT para entender mejor los impactos del TPS en las comunidades circundantes.

En 2012, los primeros cambios fueron ejecutados y las "corrientes conectadas" de tres awa fueron liberadas para volver a su origen hasta el mar. A lo largo de los próximos años, los dos grupos comenzaron a realizar estudios para determinar un flujo adecuado desde el punto de vista cultural y medioambiental para liberar el Tokiāhuru, y en 2016 se liberó de forma permanente. "No hace muchos años parecía como si estuviéramos en una batalla legal, o en una situación como de corte ambiental” dice Jarrod Bowler, gerente de energía renovable de Genesis Energy. "Ahora hemos sido capaces de ir más allá de eso y realmente trabajar juntos de forma constructiva, casi caminando de la mano, en términos de entender qué oportunidades puedan existir en estos ríos".

Genesis invitó a Gail Tipa de la firma de investigación Tipa and Associates a trabajar con los Ngāti Rangi y aprender sobre sus costumbres y relación con la tierra y las vías navegables. También invitaron a científicos a estudiar los ecosistemas para evaluar la salud de las especies que habitan el área. La información recolectada a través de estas evaluaciones será transmitida a otros miembros del Iwi. "Es realmente maravilloso estar aquí y oír el agua y su voz de fondo cantándonos", dice Tipa. "Para algunos de los tíos y tías, esta es su primera vez aquí, sentados aquí, y parece no ser suficiente".

La asociación entre Génesis y la NRT es un importante paso adelante para que los Pueblos Indígenas protejan sus tierras y recursos. Wilson dice: "Respetamos el hecho de que a veces las discusiones son difíciles y aquí hemos firmado cosas para que tengamos una corriente conectada, una corriente convenida, pero esas discusiones todavía las vamos a tener."

CSQ Issue: