Las nuevas voces de la radio comunitaria de Nepal

Author

En el centro de la bulliciosa ciudad de Katmandú, donde la vida continúa en medio de los escombros del terremoto de 2015 que sacudió a Nepal, 30 mujeres de 11 comunidades indígenas diferentes se reunieron el pasado junio, para una capacitación en periodismo de radio. Esta capacitación fue liderada por Cultural Survival, Radio Namobuddha y la Fundación de los Medios Indígenas. En Nepal, un país con 125 castas y grupos étnicos, 59 de los cuales son grupos indígenas reconocidos oficialmente y 123 idiomas hablados, la radio comunitaria indígena es la principal fuente de noticias, educación e información para muchos Pueblos Indígenas. Sin embargo, la presencia de mujeres en la radio ha sido escasa. Una participante en el taller, Sampoda Yangyun, explica: "La idea es que los hombres son los que tienen el conocimiento. Leen el periódico, se sientan en cafés y tienen carreras. Las mujeres son las que crían a las familias y se quedan en casa. Es difícil probar que una es digna de que se oiga su voz”.
 

No obstante, las mujeres jóvenes se han comprometido a abrir el camino a las mujeres indígenas en Nepal, las que están decididas a que sus voces sean escuchadas, a llevar los problemas que enfrentan al ámbito público y, a abogar por sus derechos, a menudo contra el statu quo establecido. Durante el taller de cinco días, las participantes aprendieron acerca de una amplia gama de temas. Estos temas van desde el periodismo básico y el papel de la radio comunitaria hasta la manera de transmitir información de campo, la recopilación y la redacción de noticias, la historia de las mujeres indígenas en Nepal, la tragedia actual de la trata de personas y habilidades técnicas tales como el formato de programa, la edición y la mezcla.
 

Sangeeta Lama, una periodista indígena con más de 25 años de experiencia, motivó a las participantes con su historia sobre la manera de superar la adversidad y subir a la cima del periodismo en Nepal. "La gente no se involucra en la radio porque se ve presionada…es una pasión, viene de adentro", dijo ella. Para las mujeres indígenas, hay muchas barreras que superar. En las comunidades indígenas de Nepal, la reputación de una mujer se somete a un feroz escrutinio; algo tan pequeño como sentarse en una cafetería para llevar a cabo una entrevista con una figura masculina, puede tener graves consecuencias para una mujer y la reputación de su familia.
 

Además de las limitaciones culturales, también hay preocupaciones en cuanto a la seguridad para las mujeres periodistas. Viajar a diario temprano a la estación de radio por la mañana y tarde por la noche, realizar entrevistas con hombres y viajar a lugares desagradables para realizar entrevistas, puede ser peligroso para las mujeres que realizan trabajo de campo. Para Palpal Moktan Tamang, miembro de Radio Kairan, estas dos barreras se combinan a menudo. "Es una caminata muy larga y potencialmente peligrosa hacia y desde la radio (es decir la estación), así que caminar con un colega masculino es necesario, pero no es admisible que las mujeres caminen junto a los hombres en público. Trato de usar la radio para abrir las mentes de los habitantes de los pueblos a estas realidades, pero es difícil", nos comenta ella. Lama afirma que esta elección de esta profesión no es para débiles. "Se va a necesitar mucho trabajo, mucha resistencia contra el statu quo y mucha perseverancia y persistencia durante un largo período de tiempo", dice ella.

 

group

Por suerte no hay falta de voluntad por parte de las mujeres de este grupo. Para muchas, trabajar en sus estaciones comunitarias ha sido una aspiración vital. Para Asmita Ghising Tamang, tener su propio programa de radio de Tamang siempre ha sido un sueño desde que escuchó una emisora local de Tamang cuando era niña y se inspiró con programas de literatura en su lengua materna. Ella estaba en séptimo grado cuando comenzó a escribir poesía, canciones e historias. "Siempre supe que sería una gran locutora, pero no disponía de las habilidades o el entrenamiento. Ahora sé que puedo hacerlo. Ya he llenado una solicitud en la estación de mi pueblo, y una vez que haya terminado aquí, volveré y les mostraré mi diploma", dijo Tamang.

Otras participantes ya tienen un pie en la puerta de su estación comunitaria local, pero sueñan con tener un efecto para las mujeres en sus comunidades. Satisha Suwal, una joven que lleva más de un año trabajando en Radio Janasanchar en Bhaktepur, a 25 kilómetros de Katmandú, explicó que quiere tener un programa centrado únicamente en el empoderamiento de las mujeres. Ella dijo que quiere ver más mujeres defendiendo sus derechos y cree que un programa sería una buena manera de inspirar a hacer eso: "Como mujer, puede ser aterrador luchar por tus derechos por temor a lo que la sociedad o tu esposo podría decir, pero hay ejemplos de mujeres que están haciendo cambios en la sociedad. El cambio es gradual y debe ocurrir primero, a nivel individual. Para ver el cambio, primero debemos cambiar nosotros mismos".

Las participantes en el taller son mujeres que logran este tipo de cambio. Son mujeres que se niegan a limitarse a los roles tradicionales y creen en su capacidad para romper las barreras, utilizando la radio como herramienta. Sin embargo, llenar las vacantes para trabajar en la radio, de mujeres periodistas profesionales, es sólo la mitad de la batalla. Otro desafío es hacer de la radio un espacio que incluya a las mujeres, no sólo en los puestos más bajos, que es donde normalmente están, sino como periodistas, gerentes de estaciones y miembros de los órganos de gobierno que toman decisiones sobre la programación y las políticas de la estación.

Aunque hay un largo camino hacia la igualdad de las mujeres en la radio comunitaria en Nepal, cuatro radios comunitarias financiadas por el Programa de Subvencionas para Medios de Comunicación Comunitarios de Cultural Survival, han dado pasos cruciales para crear espacios más inclusivos para las mujeres. Radio Kairan, Radio Sumatlung, Radio Likhu y Radio Namobuddha participaron en un taller de dos días de duración destinado a desarrollar políticas para la igualdad de género y la inclusión social en sus estaciones comunitarias. Mediante este trabajo, las mujeres lograron plantear cuestiones como permisos de maternidad a corto plazo, cuotas para la participación de las mujeres en los roles de liderazgo y difusión, y plantear soluciones en cuestiones de seguridad, entre otras cosas. Roshani Danuwar, de Radio Namobuddha, señaló: "Es importante tener las cosas escritas porque entonces nuestros derechos no se dejan al capricho de quien sea el gerente de la estación en ese momento".

Sin embargo, tener políticas escritas y mujeres capacitadas en periodismo son sólo los primeros pasos. Sampoda Yangyun, una participante que estuvo acompañada por su hijo de 8 años, destacó lo desalentador que puede ser la radio comunitaria para las mujeres. "Dijeron que tenía una voz muy buena, pero que, al ser madre, no tenía ni tiempo ni entrenamiento para hacer lo que se necesita para ser periodista". Explicó que, con esta oportunidad de capacitación, está segura de que podrá demostrar que puede hacer el trabajo, y tal vez, los gerentes de la estación estarán dispuestos a darle una oportunidad. Se necesitan cambios significativos en igualdad de género y cambiar la perspectiva que se tiene de las mujeres como periodistas, para que las mujeres puedan tener éxito y, estas mujeres confíen en su rol a desempeñar para ser un eje clave en este cambio.

Sachita Singh Tharu, una reciente madre, que está haciendo su camino para regresar a la radio comunitaria, dijo: "Las mujeres necesitan las agallas para romper el ciclo". Tharu planea desarrollar un programa de sensibilización para hacer que las niñas se den cuenta de su poder, valor y derechos en la sociedad y espera que a través de esta e iniciativas como ésta, la generación de su hija ya no se enfrentará a las mismas barreras. "Por supuesto, quiero que mi hija siga mis pasos y sea periodista de radio, pero mi sueño es que ella ocupe un puesto de liderazgo en la radio".

Photos por Angelica Rao. 

CSQ Issue: