La revolución deberá ir con accesorios

Author

La ropa tiene el poder de reflejar y, a veces, alterar el clima sociopolítico. "Se puede ver, incluso por medio de la ropa, cuando se acerca una revolución”, dijo una vez Diana Vreeland, jefa de redacción de Vogue. La ropa también actúa como un marco visual para los activistas, ya que su presentación personal también representa su causa. Las mujeres del movimiento por los derechos civiles, por ejemplo, resaltaban el domingo con vestidos, sombreros y guantes, destacando su activismo no violento y haciendo eco de su gracia política. Más recientemente, el movimiento #TimesUp utilizó la moda con gran eficacia en la ceremonia de entrega de los Globos de Oro de 2018, donde los coordinados vestidos negros de noche, dieron un toque funerario al brillo habitual. La moda, ya sea activa o pasiva, es una codificación de nuestras creencias sobre nosotros mismos y el mundo en que vivimos. Lo más importante, es que esta codificación es auto-realizada: somos tanto lienzos como artistas. Los pantalones vaqueros, por ejemplo, son el resultado de décadas de victorias feministas ganadas con esfuerzo: narran la liberación de las mujeres, la lucha por la igualdad de remuneración y el escape del corsé. Cada vez que las mujeres se los ponen, se involucran con esta narrativa. La ropa puede ser disidencia, abogacía, y accesorio.

En todo el mundo, los diseñadores Indígenas están liderando revoluciones artísticas. En Ecuador, ha habido una revitalización de la vestimenta tradicional por parte de las personas de moda más jóvenes y modernas, y con ello han surgido agencias de modelos que celebran la belleza Indígena y se ha renovado el orgullo por el patrimonio artístico quechua. Tal ha sido la ola de la moda Indígena que, en el 2017, el Museo Nacional Smithsonian del Indígena Americano presentó "Native Fashion Now", una exhibición que celebra el trabajo de más de 70 diseñadores Indígenas en las últimas 5 décadas. Los diseñadores de las Primeras Naciones en Canadá también han estado a la vanguardia de la creación de la vestimenta moderna, inspirada en los Indígenas, lo cual tiene un atractivo para el mercado masivo. En noviembre pasado, se celebró la segunda “Semana de la Moda de Otahpiaaki” en Calgary. Apropiadamente, el tema fue "orgullo y protesta", y mostró a más de 50 diseñadores de 18 naciones tribales que celebran el legado artístico de sus comunidades.

mixed

Pero la revolución que vemos acercarse en estas líneas no es puramente estética. En Canadá, la moda parece ser el barómetro de algo mucho más grande, articulado por los artesanos. "Vi la moda como una forma de relacionarme con las generaciones más jóvenes", dice Brandi Morin (Cree, Mohawk y French), quien comenzó su propia línea de ropa, Mixed Blood Apparel. Cuando sus diseños se exhibieron en una exposición permanente en la Semana de la Moda de Otahpiaaki, Morin solo había dirigido su negocio durante dos semanas. “Estaba de baja por maternidad en mi trabajo como periodista y estaba buscando involucrar e inspirar a una nueva generación. Me sentí frustrada por la adversidad que enfrentan las comunidades Indígenas y al leer páginas de estadísticas negativas, vi un vínculo natural entre el lenguaje y la ropa, siendo ambos, medios por los cuales nos expresamos. Quería que la gente redescubriera y tuviera el poder a través de su herencia. Esto me llevó a convertirme en una diseñadora y una empresaria", dice ella.

Mixed Blood Apparel comenzó con un par de mallas y con el objetivo de Morin de potenciar, celebrar y revitalizar las lenguas y culturas Indígenas. “Uno de mis primeros diseños fue el “legging de Maskawisiw”. En Cree, maskawisiw significa "él/ella se mueve de una manera poderosa". La idea era recordarle al usuario su propio poder", explica. Otro par de leggings envuelve al portador en las historias escritas a mano de la abuela de Morin. De la historia Indígena al presente y el futuro Indígena, la colección de la UNDRIP de Morin, -una referencia a la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas- es quizás su colección política más explícita hasta la fecha. Los leggings UNDRIP tienen las sílabas de Cree para "él/ella está de acuerdo". En Canadá, la Declaración ha sido oficialmente aprobada, pero no se ha implementado masivamente. El poder del lenguaje está grabado en toda la línea. La propia Morin lo expresa de esta manera: “El lenguaje está en el núcleo de lo que somos. Es más que comunicar. Así es como recordamos nuestra historia y declaramos nuestro futuro. Nuestros antepasados ​​transmitieron tradiciones y conocimientos a través del lenguaje que ha estado vivo durante milenios. El lenguaje se usa para preservar nuestras culturas, cultivar nuestras visiones del mundo y la autodeterminación; así como para expresar nuestros derechos humanos”. A través de letras resaltadas, ella elige gritar estos alfabetos que alguna vez fueron silenciados, para que los usuarios se empoderen y continúen el proceso de revitalización. “Quiero que estas piezas enciendan conversaciones, para que las palabras sean explicadas y enseñadas. Visualmente las palabras son arte, adornan la ropa, pero nunca son estética pura y pasiva. Te animo a aprender y hablar tu idioma en cualquier forma que sea; si aprendes de tus Kohkums y Mushums, tus tías, tíos u otros parientes, o si no tienes a nadie que sepa el idioma que quieres aprender… búscalo ".

Morin dice que ha recibido varios correos electrónicos preguntando si las personas no Indígenas podrían usar piezas de la línea. Existe el peligro del "efecto Urban Outfitters", el goteo de las ontologías Indígenas que pierden su significado y poder, convirtiéndose simplemente en un adorno para hacer que el portador se vea más culto. Pero Morin no se deja intimidar: "Mi línea es para todos, para empoderar a todos a través de su cultura". El espíritu de la marca se encapsula mejor en una camisa que dice "tawâw", con las sílabas de Cree ya mencionadas. Traducida, la palabra significa "Adelante, bienvenido, hay espacio". Morin ha recibido algunos comentarios negativos de quienes consideran que la camiseta es una declaración política contemporánea sobre la inmigración. Pero, ella mantiene que su mensaje es sobre: “cómo el nosotros, como Pueblos Indígenas, daremos la bienvenida a todos, incluso si esa bienvenida no nos fue enseñada”.

En el fondo, "hay espacio". Mixed Blood Apparel busca crear un espacio para la diversidad. “Cada pieza es una oportunidad para enseñar, compartir. Me imagino a la gente preguntando qué significan las palabras en la camisa de alguien y el usuario explicando el significado. Así es como estos lenguajes sobreviven y crecen. Ahora alguien más sabe una palabra en Cree o Mohawk”, dice ella. Incluso el nombre de la marca, Mixed Blood, busca reconocer la diversidad de identidades entre los ciudadanos de las Primeras Naciones y más allá. “Veo mi marca como parte de un renacimiento Indígena, que será cultural, artístico, político, económico y espiritual, pero en última instancia, dirigido por artistas. Esto encaja con la profecía del líder de Métis, Louis Riel, quien profetizó que nuestra gente dormiría durante 100 años y Morin, en el manifiesto del sitio web de Mixed Blood Apparel, describe el momento actual como un renacimiento. "Soñé con la palabra renacimiento y creo mucho en los sueños, así que cuando me desperté busqué la palabra y encajaba perfectamente con lo que estaba sucediendo, con lo que estaba tratando de hacer. Este es un renacimiento Indígena”. El período del Renacimiento cambió nuestros conceptos de arte y belleza y dejó a la humanidad alterada permanentemente. Fue un período de auto-reflexión, pero quizás lo más importante, la auto-educación. La gente comenzó a ser consciente del rico legado del pasado y lo utilizó para mejorar el futuro. El Renacimiento nos empujó a tener nuevas formas de pensar, actuar y ser. "En el Año Internacional de las Lenguas Indígenas, nada parece más apropiado que reconocer el valor de las lenguas y las culturas Indígenas, con el cargo liderado por los artistas", agrega Morin. La nueva colección de Morin debutó en marzo, y su trabajo también se exhibirá en un desfile de moda Indígena que coincide con la Semana de la Moda de Canadá Occidental. La revolución está llegando, y no solo en Canadá. Y esta revolución tiene un código de vestimenta.

Check out Mixed Blood Apparel at mixedbloodapparel.ca

Photos: Sisters Josie and Brace model Mixed Blood Apparel gear.
Faith models Mixed Blood Proud hoodie featuring Cree syllabics.
 

CSQ Issue: