Entrevistas con Andrea Carmen y Kaimana Barcarse

A continuación se presenta extractos de entrevistas y presentaciones de la conferencia Elevando Voces.

En la vanguardia de la lucha
Andrea Carmen (Yaqui) Directora Ejecutiva, Internacional del Consejo de Tratados Indígenas

Andrea

Las mujeres son voces muy fuertes en el trabajo para la protección del medio ambiente. Tenemos una conexión natural con la Madre Tierra y el conocimiento de las mujeres indígenas  como productoras de alimentos, como poseedoras de conocimientos, como las primeras maestras de los niños, desempeñando un papel clave y central. Las prácticas y tradiciones culturales que las mujeres indígenas mantienen vivas y transmiten de generación en generación en las comunidades indígenas están siendo reconocidas enérgicamente hasta en las Naciones Unidas, pero también en las comunidades indígenas y en movimientos más amplios que abordan el tema del cambio climático. La importancia que tiene ese conocimiento y ese rol, no sólo en la adaptación y mitigación, sino también en las soluciones al cambio climático: la quema de combustibles fósiles, la minería, el desarrollo del petróleo, cosas como las semillas genéticamente modificadas, la capacidad de utilizar nuestra biodiversidad natural para responder a las cambiantes condiciones climáticas. Las mujeres indígenas están a la vanguardia de la discusión de estos asuntos a nivel comunitario, pero también a nivel nacional e internacional.

En muchos lugares vemos a nuestros jóvenes, nuestra juventud, incluidas las jóvenes y las niñas, realmente en la vanguardia de la lucha. Si nos fijamos en la resistencia a los oleoductos, por ejemplo en Standing Rock, fueron los jóvenes los que iniciaron esa lucha y luego obtuvieron el apoyo del Consejo Tribal y de los Ancianos. Otro lugar en el que he trabajado es en la Escuela Tradicional Yanita de Alaska, y fueron los estudiantes de la escuela primaria quienes decidieron oponerse a la minería del carbón y luego convencieron al Consejo Tribal y a los líderes de apoyarlos en esa oposición. Se puede ver realmente lo que ya está sucediendo, muchos  jóvenes están tomando una posición y pidiendo a sus ancianos y líderes tribales que los apoyen.

Actualmente, soy la directora ejecutiva de una organización internacional muy importante que tiene mucha reputación en las Naciones Unidas, pero empecé en el IITC trabajando como pasante, doblando  boletines informativos y  respondiendo a los teléfonos. Hay mucho lugar y espacio para que los jóvenes se involucren en este trabajo. Estamos constantemente en busca de sangre nueva, nuevos entusiasmos, nuevas ideas, y tenemos que tener en cuenta que la juventud, incluyendo a nuestras jóvenes, son los poseedores del conocimiento y los líderes del futuro. Me gustaría ver más jóvenes involucrados. A medida que avanzamos hacia eventos futuros, podemos hacer un trabajo más efectivo para incluir las voces de jóvenes, estudiantes, jóvenes activistas y nuestras jóvenes en este trabajo, porque es muy importante y tienen mucho que ofrecer.

 

La conexión entre cambio climático, medio ambiente y lenguaje
Kaimana Barcarse (Native Hawaiian)  Conservación Cultural

kaimana

Definitivamente hay una conexión entre el medio ambiente y nuestro lenguaje. Los hawaianos creen que somos parte de la tierra y del ecosistema, y tenemos una conexión con la tierra. De muchas maneras nuestros dioses están conectados con la tierra. Tenemos dioses que están conectados con las montañas, con los árboles, con los océanos, con el cielo. Nosotros nos comunicamos con estos dioses, y lo hacemos por supuesto a través de nuestra lengua indígena.

Tenemos cientos de nombres para la lluvia e igual número de nombres para los vientos, y el saber los nombres de los vientos y las lluvias puede decirte dónde estás, en qué isla estás. Puede decirte en qué estación estás, qué tipo de eventos están sucediendo. También puede ayudar a predecir qué tipo de eventos van a suceder. Si estamos en las tierras altas de Waiakea y sentimos los vientos Uluau, sabemos que los vientos son ligeros, y sabemos que es una brisa asociada a la tierra que trae consigo una cierta sensación y cierta fragancia. Si sentimos los vientos Mālualuaki'iwai, es un viento fresco y fuerte, sabemos que la lluvia va a venir poco después porque Mālualuaki'iwai significa reunir y traer las lluvias. Nuestra lengua está estrechamente ligada a lo que observamos y lo que vemos en la naturaleza. Así que de esa manera podemos entender; podemos expresar el clima y expresar el medio  ambiente a través de nuestro lenguaje, y nuestro lenguaje describe el  medio ambiente.

Se puede ver a través de nuestras historias orales y nuestras historias escritas para entender la información que las diferentes estaciones y ciclos nos dan  con el paso del tiempo. Se trata de datos totalmente científicos que son históricos, observados durante cientos de años. Y cuando comprendemos cómo cambia ese ciclo y lo comparamos con cómo ese ciclo cambia ahora, se puede ver el patrón del cambio climático -como las cosas empiezan a calentarse, ya que en ciertas áreas el nivel del mar está comenzando a subir. Escuchamos nuestras canciones de cierta región, hablan de la līpoa, -que es un tipo de algas-, y los 'alamihi, -los cangrejos-. Si hoy se visita este lugar, ya no se verá alamihi. No se sentirá el olor de la līpoa como antes solía pasar. Eso nos dice que el ambiente ha cambiado. Al conocer el idioma, al conocer la historia, al comprender cuán descriptivo y cuán íntimo es nuestro lenguaje con el entorno, se puede comprender los matices, ya sean realmente sutiles u obvios. Se pueden entender los cambios, y por eso se puede entender la relación con el medio ambiente. Recuerdo estar en una canoa, viajando en una canoa, cuando nos dirigíamos hacia una tormenta de grandes olas, pero sabíamos que podíamos manejarlo. Uno de los miembros de la tripulación al frente de la canoa dijo, "Traéla”. Tan pronto como dijo eso, el océano la trajo. Nuestras pasarelas en el exterior de la canoa se rompieron, varias de las líneas se rompieron. El océano la trajo. Así que tenemos una conexión íntima, pero también tenemos que cuidar lo que decimos. Podemos usar ese maná, ese poder espiritual, y podemos usar esa [palabra] que es nuestro lenguaje, pero tenemos que usarla de la manera correcta. Y de esa manera, estamos conectados con nuestro medio ambiente y nuestro medio ambiente está conectado a nosotros.

CSQ Issue: