Creación de ondas de colores de vidrio Fenicia: Vidrio de Hebrón

Preciosos  remolinos de vidrio de mar lleno de colores, es lo que describe el arte  de vidrio de Hebrón, una familia Palestina es propietaria del tradicional negocio  de vidrio soplado. "Según la historia familiar, este arte tiene relación con la presencia de la familia Natsheh en Hebrón entre el 122 AC-330 DC", dice el artista y copropietario Hamzeh Natsheh. Fundada en 1890 y ubicada en la ciudad de Hebrón en Cisjordania, Vidrio de Hebrón emplea a aproximadamente 60 artesanos que trabajan en uno de los tres talleres de la ciudad o desde sus hogares. "Todos los cristales que hacemos encarnan viejas historias reales de Palestinos, formas y patrones únicos. Cada hogar utilizó, y todavía utiliza, el vidrio que hacemos en Hebrón como una tradición Palestina. Mis hermanos y yo aprendimos de mi Padre Tawfiq. Mi padre aprendió de mi abuelo Abed Alhamid Khalil Natsheh. Nuestro arte se ha heredado con orgullo, de generación en generación y, cada miembro de la familia necesita por lo menos cinco años para aprender el oficio," dice Natsheh.

Vidrios de Hebrón tiene como objetivo estar asociado con asociaciones de comercio justo y utilizar botellas recicladas de los hogares y negocios locales como materia prima básica en muchos de sus productos. El combustible para los hornos y calderas es el aceite de motor reutilizado de los garajes locales. Natsheh dice que el conflicto Israelí-Palestino y las restricciones a la libertad de movimiento en Palestina han afectado a la industria, pero al reciclar estos materiales todos los días, Vidrios de Hebrón es capaz de mantener el arte vivo y sustentable. También se afanan en  proporcionar un ambiente de trabajo seguro y lucrativo para sus artesanos. Vidrios de  Hebrón fábrica un amplio surtido de platos para colgar, platos, cuencos, copas, jarras y jarrones. Todos los artículos de sobremesa son fabricados sin plomo, por lo que son completamente seguros de usar.

La Cristalería Fenicia y la cerámica van de la mano en la familia de los propietarios de Vidrios de Hebrón y son parte integrante del patrimonio local. "Usábamos nuestra cerámica y vidrio en el pasado (y todavía) para decorar casas y lugares en los eventos especiales. A los Palestinos les gusta usar el vidrio y la cerámica tradicional para presentar la comida y el orgullo de la herencia Palestina ", dice Natsheh. Durante la década de 1940, el negocio se desaceleró a medida que los materiales se volvieron demasiado caros, pero la tradición ha sido revivida y es de nuevo popular.

Si bien, el meticuloso proceso es un secreto familiar y comercial, las técnicas que los artesanos de Vidrios de Hebrón utilizan para fabricar sus piezas de vidrio soplado y cerámica hechas a mano se han venido empleando durante cientos de años. "El vidrio depende de las grandes habilidades del artista que hace frente a las altas temperaturas del fuego abrasador", explica Natsheh. "El vidrio se funde aproximadamente bajo 1000 grados Celsius, hasta que se convierte en líquido y está en condiciones para soplar. Utilizamos una kammasha (herramienta de tubo de acero), que tiene de 1 a 1,5 metros de largo. Dejamos la pieza, tan pronto como está terminada, en una habitación cercana al horno para que se enfríe lentamente. Reciclamos y utilizamos las botellas de vidrio de Coca Cola como principales materias primas, y utilizamos materiales caros para colorear, mezclándolo con vidrio liso, durante las etapas de soplado. A las piezas de cerámica se les da forma en el torno manual, se dejan secar durante dos días y luego se cuecen en el horno a 1000 grados Celsius, después las adornamos con negro y otros seis colores diferentes, se les da  esmalte y se vuelven a hornear a 1000 grados Celsius."

Vidrios de Hebrón ha expuesto en Santa Fe, en el  Mercado Internacional de Arte Popular de Santa Fe, Nuevo México; Salón des Métiers d'Art de Montreal, Québec; la Feria de Arte de la Cámara de Comercio de Londres; el Festival Internacional de Vidrio del Reino Unido; Festival de Muscat, Omán; Diez Mil Pueblos; y más recientemente, en el bazar de Cultural Survival.

CSQ Issue: