ABOGANDO POR LOS DERECHOS A LA TIERRA DE LAS MUJERES INDÍGENAS EN KENIA

Author

Tanto en la ley administrativa de la tierra como en la práctica, los derechos de las mujeres de Kenia a la tierra están lejos de ser iguales a los de los hombres. Kenya Land Alliance (KLA) se fundó en 1999 como una red sin fines de lucro, no partidista y registrada como ONG en 2013. El programa de Derechos de las Mujeres a la Tierra es un área de KLA dedicado a la realización de disposiciones constitucionales sobre los derechos de las mujeres a la tierra como un medio para promover la igualdad de género en sintonía con los compromisos locales, nacionales, regionales y globales. El programa contribuye a elaborar el tratado nacional sobre los efectos a largo plazo de las políticas de tenencia y gestión de tierras, sobre temas de igualdad y acceso a la propiedad sostenible de la tierra en igualdad económica y, de bienestar de las mujeres. Debido a que la tierra es un recurso fundamental, el acceso de las mujeres a la tierra en Kenia es un problema principal de derechos humanos.

Como mujeres de Kenia frente a las barreras por sus libertades sociales, políticas y económicas, el trabajo contribuye a la creación de un sistema de gestión de recursos de forma más equitativa. Los sistemas actuales de gestión de la tierra benefician el acceso a los hombres, y perpetúan las circunstancias que impiden que las mujeres obtengan una independencia económica y política. La constitución de Kenia considera en gran medida la tierra como propiedad y no aborda la cuestión de la tierra como un recurso socioeconómico que altera la vida y que en última instancia es clave para la supervivencia. Al crear sistemas de gestión de la tierra que benefician a las mujeres, los paisajes naturales de estos lugares también se benefician, ya que el conocimiento ambiental de las mujeres contribuye a la salud y el mantenimiento de los sistemas socio-ecológicos de Kenia.

Las mujeres Indígenas son esenciales para los sectores de la agricultura y la ganadería (que representan el 80 por ciento de la fuerza laboral), y a la vez perpetúan el conocimiento vital que se requiere para mantener saludables y prósperos a estos sectores. Igual de importante, una investigación de KLA ha demostrado que las mujeres de Kenia tienen un menor riesgo de abuso cuando pueden acceder de forma independiente y producir recursos para su sustento. Para lograr un descenso de la violencia contra las mujeres, se necesita que las mujeres sean propietarias de los recursos naturales y la producción de alimentos. Las mujeres que cuentan con acceso a la tierra tienen la capacidad económica de abandonar situaciones domésticas violentas, y generar sus propios ingresos a través de la producción independiente de recursos esenciales como alimentos. La tierra también es un activo político, asegurando la inclusión en la toma de decisiones. A través de un enfoque político en la necesidad de ser totalmente responsables ante las mujeres y las niñas, la tierra aumenta la equidad entre las mismas, así como su sensación general de bienestar. Por el contrario, la disparidad en la propiedad de la tierra aumenta el riesgo de violencia contra las mujeres y reduce los rangos de autosuficiencia en mujeres y niñas. La extracción y explotación de los recursos naturales a menudo conduce a que las mujeres se alejen más de la gestión de la tierra, que comunidades enteras sean desplazadas y que aumente la complejidad política y los problemas tradicionales de reasentamiento.

kenya

 Foto: Celebración de títulos de propiedad emitidos a seis mujeres en el condado de Kericho, Kenia. Foto de Kenya Land Alliance.

El estudio de 2018 de KLA titulado “Compensación de la Adquisición de Acceso a la Tierra y Reasentamiento en el Contexto de Tierras Comunitarias Explotadas”, examina las políticas y procedimientos que existen actualmente en las explotaciones extractivas, así como las posibles mejoras que podrían implementarse para mitigar los obstáculos para las personas que dependen económicamente de esa tierra, proporcionando una lista de recomendaciones políticas. El estudio se centró en la región del condado de Turkana, donde se está explorando la tierra para una futura perforación por la petrolera Tullow. La mayoría de la tierra en este país no está registrada y sigue siendo propiedad de la comunidad. La equidad de la tierra es particularmente importante para las personas del condado de Turkana, ya que las personas se ven directamente afectadas por los efectos de la extracción de recursos.

Entre las recomendaciones del estudio se encuentra una política extractiva nacional para evitar conflictos de tierras entre la población local y las industrias extractivas, la implementación urgente de la Ley de tierras comunitarias de 2016 para comenzar el registro de las comunidades y sus tierras, y una compensación directa por extracción cuando las compañías petroleras multinacionales extraen de tierras con valor para la población local.

La extracción de recursos impacta desproporcionadamente a las mujeres rurales y agrava los obstáculos sociopolíticos para lograr el acceso y la propiedad de la tierra. La Carta de los Derechos de las Mujeres Rurales de Kenia expresa de manera similar las preocupaciones de las mujeres que viven en las zonas rurales sobre cuestiones de tierra, expresa sus aspiraciones que incluyen los derechos de las mujeres a la tierra y la seguridad de los medios de subsistencia basados en la tierra. Mujeres de 24 condados rurales en Kenia participaron en la creación de la Carta de los Derechos de las Mujeres Rurales.

kenya

 

Foto: Mujeres mineras artesanales del condado de Kwale, Kenia. Foto de Naomi Lanoi.

Al analizar los problemas que se cruzan y afectan la tenencia de la tierra de las mujeres en la Kenia agraria, KLA trabaja para garantizar la equidad de los resultados generales de las mujeres y alienta la acción colectiva para mejorar el diseño político actual de la tenencia de la tierra y los sistemas de gestión. Las experiencias sociales, políticas y económicas vividas por las mujeres son críticas, al igual que la comprensión de los sistemas de administración de tierras, toma de decisiones, transparencia, propiedad y compensación de las explotaciones extractivas. La forma en que la industria se relaciona con la población local, la forma en que la responsabilidad social corporativa se relaciona con las empresas extractoras y la construcción de una política legal actual, son indicadores potenciales de un progreso sostenible. Los sistemas de comprensión de la gestión de la tierra coinciden con la comprensión y la implementación de los procesos administrativos de la tierra en el país. Continuar examinando la implementación exitosa de las políticas de gestión de la tierra es esencial para la tenencia de la tierra de las mujeres rurales en Kenia.

KLA está continuamente apoyando a mujeres que participan en procesos esenciales de toma de decisiones sobre el uso, la gestión y la supervisión política de la tierra de Kenia. Al abogar por la conexión continua entre el conocimiento, el bienestar y los resultados de las mujeres en el mantenimiento de los sistemas de tierras, las mujeres se colocan en una posición socioeconómica mejorada con una mayor representación política y autosuficiencia en la producción de recursos. Cuando las mujeres son financiera, política y socialmente independientes, se vuelven menos vulnerables a situaciones de extrema violencia, abuso y dependencia financiera. También son más libres de expresar con confianza sus ideas sin temor a la pérdida de los recursos básicos esenciales para la supervivencia. A través de la eliminación de estos obstáculos, las mujeres encuentran la libertad en su capacidad para manejar la tierra y participar políticamente en los sistemas que se ponen en marcha para beneficiar a la comunidad en general. Los marcos legales deben abordarse e implementarse en las comunidades de Kenia a través de la representación de las voces de las mujeres en la política de tierras.

A menos que las mujeres de Kenia puedan participar por igual en los sistemas de gestión de la tierra, estos sistemas continuarán situando a las mujeres en desventaja legal y su situación económica se verá afectada negativamente. A través del importante trabajo de defensa que realizan organizaciones como KLA, las mujeres de Kenia están siendo incluidas en las decisiones sobre sus tierras y comunidades. Las mujeres abogan por la mejora de los sistemas y políticas, y afirman que las inversiones en tierras deben realizarse en asociación con las comunidades, los gobiernos de los condados, las partes interesadas y los inversores. De esta manera, los conflictos por los recursos disminuirían con una mayor transparencia. Estos objetivos beneficiarían a sistemas y comunidades enteras, y empoderarían enormemente a las mujeres de Kenia.

—Naomi Lanoi (Maasai) es oficial del programa Women Land Rights en Kenya Land Alliance. A lo largo de su carrera, el objetivo de Lanoi ha sido asegurar la inclusión social de las mujeres en los programas y actividades de empoderamiento. Su proyecto actual en Kenya Land Alliance se centra en abogar por la implementación efectiva de las disposiciones constitucionales para garantizar los derechos de las mujeres a la tierra.

Foto superior: Naomi Lenoi (derecha) visitando una comunidad Samburu en Kenia. Foto de Kanyinke Sena.

 

CSQ Issue: