Mujeres Indígenas a cargo de la protección del futuro

 

Kandi "EagleWoman" (Mujer águila) White (Mandan, Hidatsa, Arikara) es una voz líder en la lucha para dar visibilidad a los impactos que el cambio climático y la injusticia ambiental están teniendo en las comunidades Indígenas de América del Norte. Kandi comenzó su trabajo con la Red Ambiental Indígena (IEN) como Coordinadora del Desafío Climático del Campus Tribal, comprometiéndose con más de 30 universidades tribales para establecer programas ambientales basados en la comunidad para conectar a los jóvenes Indígenas con empleos verdes. Actualmente es la organizadora principal de IEN en la Campaña de Energía Extrema y Transición Justa, enfocada en crear conciencia sobre los efectos ambiental y socialmente devastadores de la fracturación hidráulica en tierras tribales y trabajando hacia una transición justa lejos de la industria de los combustibles fósiles. Simone Senogles (Anishinaabe) es de la Nación del Lago Rojo en el norte de Minnesota. Como miembro del equipo de liderazgo de IEN, donde ha trabajado durante más de 20 años, se centra en elevar Ogimaakwewiwin (liderazgo y poder de mujeres y féminas Indígenas). La Red Ambiental Indígena es una organización de justicia ambiental dirigida y operada por Indígenas que trabaja con comunidades y naciones Indígenas en los Estados Unidos y Canadá en materia de justicia climática. Daisee Francour (Oneida), Directora de Asociaciones Estratégicas y Comunicaciones de Cultural Survival, habló recientemente con White y Senogles.

 

Daisee Francour: ¿Qué es el feminismo Indígena? ¿Qué significa agregar una “s” (feminismos)?

simone

Simone Senogles. Foto cortesía de Simone Senogles.

 

Simone Senogles: Hay mucha diversidad entre los Pueblos Indígenas de las Américas. Es beneficioso reconocer la diversidad y comprender que las maneras en que las diferentes tribus ven el género y los papeles de género realmente varían. (El plural) feminismos Indígenas honra esa diversidad. Una de las cosas que reconocemos de la palabra ‘feminismo’ es que es necesaria en este momento de colonización para salir de la maraña de la colonización y el patriarcado internalizado, el sexismo y la opresión de las mujeres y féminas. Esta palabra es útil para nosotros en este momento ya que tratamos de reconectar con nuestras propias definiciones de lo que es un balance de género, lo que es una sociedad justa. 


¿Cuál es la intersección del cambio climático y el feminismo Indígena? ¿Cómo ves esa intersección en el trabajo que haces?


SS: Vivo en el norte de Minnesota. En nuestras enseñanzas, las mujeres son responsables del agua. La atmósfera es agua. El agua es la transición del espíritu a la vida física, y el agua es vida. Recientemente nos hemos involucrado en una lucha contra un oleoducto que atraviesa nuestros territorios. El norte de Minnesota es llamado la tierra de los 10,000 lagos, pero hay aún más. Todo sobre nuestra sociedad, cultura, enseñanzas, y comprensión sobre nuestro rol en el mundo está conectado al agua. Cuando la lucha por el oleoducto de la línea 3 estaba en marcha, la mayoría de los líderes que estaban surgiendo para luchar contra este oleoducto eran mujeres Indígenas. Eso éramos nosotras tomando nuestra responsabilidad tradicional de cuidar el agua en las luchas que enfrentamos hoy en día.
 

 

kandi

Kandi White. Foto cortesía de Kandi White.

 

Kandi White: He estado trabajando con la Red Ambiental Indígena desde 2007, y comencé porque estaba trabajando dentro de un grupo de mujeres en Fort Berthold, y las naciones Mandan, Hidatsa, Arikara contra la refinería de petróleo propuesta. Estos grupos que han estado en sus comunidades han sido iniciados por mujeres, liderados por mujeres y continuados por mujeres. Ese es un patrón que he visto en todo el país con todos los diferentes grupos y organizaciones de base. Muchas mujeres estaban dando un paso adelante y haciéndose cargo de la protección del futuro.

 

SS: Uno de los entendimientos que IEN comparte con muchos otros organizadores y activistas Indígenas es el reconocimiento de que lo que le sucede a la tierra le sucede al cuerpo. No somos sólo administradores de nuestra Madre Tierra, somos lo mismo. Es un espíritu con muchas manifestaciones físicas. Cuando vemos a nuestra Madre Tierra sufriendo, sentimos dolor en nuestros propios cuerpos, en nuestros propios corazones, en nuestros propios espíritus. Esa conexión entre lo que le sucede a nuestra Madre Tierra nos sucede a nosotros, también se desarrolla de manera muy práctica. ¿Cómo criamos a nuestras familias y nuestras comunidades en un ambiente tóxico? ¿Cómo pescamos? ¿Cómo cultivamos alimentos? ¿Cómo guardamos semillas cuando el mundo está siendo contaminado y cuando estamos lidiando con el cambio climático?

 

KW: Siendo de Dakota del Norte, justo en medio del auge petrolero de Bakken, donde se está llevando a cabo la fracturación para extracción, vimos un aumento en la violencia contra las mujeres porque hubo un aumento en los campamentos de hombres que vinieron a trabajar. Nuestras pequeñas comunidades en la reserva ya no eran seguras. Las mujeres están siendo, y siguen siendo, traficadas sexualmente. Además, los productos químicos y los disruptores endocrinos (utilizados en los procesos extractivos) afectan a los niños y las mujeres cuando ni siquiera están embarazadas todavía. Su propia capacidad para reproducirse está siendo interrumpida debido a los disruptores endocrinos.

 

SS: Para muchas comunidades y sociedades Indígenas alrededor del mundo, las mujeres son a menudo las encargadas de las semillas, las jardineras, las agricultoras, las productoras de alimentos, las cuidadoras de nuestros cultivos. El cambio climático es una de las cosas más perjudiciales que nos pueden pasar mientras intentamos cultivar alimentos. Afecta nuestro suelo, nuestras estaciones, nuestra agua; afecta las relaciones de la vida. Está perjudicando nuestra capacidad de llevar a cabo nuestra cultura, de comer nuestros alimentos tradicionales, de tener nuestras ceremonias y nuestras medicinas.

 

KW: Además, hay aún más presión sobre nosotras como mujeres Indígenas porque estamos tratando de cuidar a nuestros hombres cuyos roles tradicionales les fueron arrebatados. Esa es una presión adicional para que nosotras, como mujeres, tratemos de cuidar a nuestros hombres y seamos las líderes de estas organizaciones y seamos las fuertes.

 

SS: Eso es volver a ese equilibrio de género del que estaba hablando. Cuando hablamos de feminismo, estamos usando esa palabra en este momento como una herramienta. Se trata de ese equilibrio, incluidos los roles de género. Ese equilibrio entre cuánto tomas de la Madre Tierra y cuánto devuelves. Siempre estamos tratando de caminar en equilibrio, al menos tradicionalmente.

 

¿Cómo ven que las mujeres Indígenas abordan el cambio climático?

 

KW: Ha sido realmente hermoso trabajar con la Red Ambiental Indígena porque aquí es donde tengo un espacio para sentir que no estoy sola. Las luchas están ocurriendo en muchas comunidades de todo el mundo. Nosotros visitamos las tierras natales de los demás para ver las luchas de los demás, y nos levantamos unos a otros. Nuestra fuerza es nuestra cultura, regresando a nuestras formas tradicionales que en realidad nunca dejamos, pero fortaleciéndolas tanto dentro de nuestros hijos y en nuestras propias comunidades. Y siempre teniendo un ojo en siete generaciones por delante, pero también en siete generaciones atrás, para obtener una comprensión más clara de cómo operar.

 

SS: Una parte de la lucha es conseguir que las mujeres vuelvan a ocupar puestos de poder e influencia que les fueron arrebatados por la colonización. Tradicionalmente, las mujeres de mi comunidad estaban a cargo del manoomin (arroz silvestre) y era fundamental para nuestra economía. Pero con la colonización, el capitalismo y el patriarcado, esa posición de las mujeres fue arrebatada.


KW: Hay una conexión que tenemos que recordar: que es nuestra conexión con lo sagrado y conocer los sistemas de vida. La gente debería mirar a su alrededor, a las bases en busca de soluciones a los problemas que existen y que son perpetuados por el ciclo de retroalimentación negativo del capitalismo. Sal y quítate los zapatos y párate en la tierra durante cinco minutos. Si puedes, sal y mira las estrellas. Si estás en la ciudad, prueba los huertos comunitarios. Prueba un pequeño jardín en tu balcón. Cultiva algo. Cultiva cualquier cosa desde una semilla y entenderás esa conexión. Tenemos que recordar reconectarnos siempre. Visualizo una población que recuerde la humildad y recuerde el respeto por sí mismo y el respeto por la tierra y el respeto por los demás.


SS: Estoy tan agradecida de trabajar con mujeres y féminas fuertes. Visualizo mucho del mismo futuro que Kandi ve. Aquellos de nosotros que escojamos traer niños al mundo estamos haciendo un acto supremo de amor y esperanza. Si traemos nuestros niños al mundo, es un regalo para este mundo, y tenemos que asegurarnos de que este mundo sea un regalo para ellos. 


Escuche esta entrevista completa en rights.cs.org
 

 

CSQ Disclaimer

Our website houses close to five decades of content and publishing. Any content older than 10 years is archival and Cultural Survival does not necessarily agree with the content and word choice today.

CSQ Issue: