El efecto "Tía"

¿Tienes tías? ¿Alguien que esté para ti de una manera que otros miembros de la familia no lo estarían? ¿Una persona en la que puedes confiar y pedir consejos porque viven la vida de una manera diferente a la de tus padres?


Soy la tía de 32,000 sobrinos y sobrinas que me han adoptado en Instagram. No estoy segura de cómo la comunidad creció a lo que es hoy, pero la he aceptado y me siento honrada de que tantas personas me vean en esta luz. La mayoría de gente leyendo quedaría conmocionada y sorprendida, o dirían algo como, “Ella no es su verdadera Tía.” Aunque culturalmente, sí, soy un Tía “real.”


Soy una mujer de raza mixta de las naciones Mohawk y Lakota. Nací y crecí en ek Área de la Bahía de California, y eventualmente me mudé a donde ahora vivo, la Reserva Rosebud en Mission, Dakota del Sur. Si bien no soy de Rosebud, mi pareja y yo hemos establecido nuestra familia en la comunidad entre nuestros familiares Lakota. Vivimos aquí en un pequeño rancho de 10 acres en una casa rodante que hemos hecho muy cómoda, con nuestros dos hijos y sobrinos. Me enorgullece mucho el hecho de haber convertido mi hogar en el lugar principal para que mis hijos y sobrinos se sientan en paz, en donde traen a sus amigos y en donde vienen para abundantes comidas en una mesa comunitaria. Nos hemos convertido en la base de operaciones de nuestra familia, y para mí, eso se vincula muy profundamente con nuestra comprensión cultural de ser una tía para la comunidad. 

 

photoCorrine Rice-Grey Cloud y su hijo, Hunter, y su hija, Emma. Foto de Corrine Rice-Grey Cloud.

Tanto en las culturas Mohawk y Lakota, el término Tía, o “tunwin,” no es un asunto de sangre en sí. Es una responsabilidad cultural de ayudar a criar, amar e instruir a un niño o joven en la comunidad. Cuando le digo a alguien que soy su Tía, estoy diciéndoles que seré un módulo de amor duro, bromista y de confianza para ellos. Soy Tía de tantas personas porque me siguen por plataformas de redes sociales de Instagram y Tiktok. Tengo 32,000 personas que me siguen en Instagram y 88,000 personas que me siguen en Tiktok. Están ahí conmigo por múltiples razones; están aprendiendo; son personas vistas, afirmadas y reconocidas en sus culturas, y que están encontrando un sentido de comunidad y familia en las publicaciones, historias e interacciones con la comunidad en mis páginas. Sin embargo, lo que más me sorprendió fue lo evidente que era que llamarme su "Tía" tenía mucho peso y significado para ellos. Esto se aplica tanto a mis seguidos Indígenas como a los no Indígenas. Sienten una responsabilidad hacia mí y yo siento una responsabilidad hacia ellos.


En un día cualquiera, mis mensajes, textos, y mesa de la cocina están llenos de sobrinas y sobrinos que buscan una guía amorosa y atención de una figura maternal que respetan. Algunas mañanas tengo como 130 mensajes que responder, cada uno de ellos importante. La juventud Indígena enfrenta disparidades únicas, más que cualquier otro grupo demográfico racial, con problemas como desórdenes alimenticios, depresión, adicción a las drogas, y suicidio. Esto es causado frecuentemente por la falta de programas o apoyo apropiado en sus comunidades, y estos casos han aumentado por la pandemia. Por lo tanto, muchos jóvenes recurren a las redes sociales para encontrar apoyo. Si bien no soy terapeuta y no pretendo serlo, tengo suficiente experiencia en la vida como para sentirme cómoda estando allí para escuchar y validar los sentimientos de muchos de estos jóvenes que me llaman Tía.


Las responsabilidades tradicionales de las Tías en nuestras comunidades no son muy diferentes: ofrecer ayuda y un hombro para los jóvenes, ayudar de maneras íntimas con la crianza de los niños del clan, o Tiyospaye.  A menudo siento una sensación de tristeza cuando veo que, en algunas comunidades no Indígenas, algunas Tías han sido dejadas de lado o son vistas como una carga, más que como un regalo. En sus almas vive tanto conocimiento y experiencia, y desearía que pudieran ser honradas y escuchadas dentro de sus propias familias y comunidades de la manera en que nosotros lo hacemos tradicionalmente.
 

Hay tanto que decir sobre que significa ser una Tía y cuán grande es esa responsabilidad. Las comunidades Mohawk son matrilineales, y culturalmente vemos a nuestras mujeres como nuestras líderes. Las matriarcas en nuestra comunidad son altamente respetadas y admiradas, y en retribución tenemos la responsabilidad amorosa de estar ahí para nuestras comunidades. Se bromea sobre que nuestros jóvenes pronto tomarán los consejos o guía de una Tía por encima del consejo o guía de un padre o madre, y así, algunos padres envían esa Tía a la juventud porque saben que su palabra será tomada más en serio y con mayor peso.

photoCorrine Rice-Grey Cloud de pie ferozmente con su atuendo, una piel de zorro plateada y un cinturón Parfleche hecho de cuero crudo y pintado a mano por Greg Grey Cloud. Foto de Corrine Rice-Grey Cloud.

Tomo esto en cuenta cuando estoy interactuando con mis propias Tías. Puedo recontar las muchas veces que me han dicho algo de lo que estoy segura que mis propios padres han dicho antes, pero con ellas, lo tomaba más en serio y escuchaba atentamente. Una vez cuando era joven, tal vez a los 16 o algo así, una de mis Tías amorosas notó que me estaba preocupando muchísimo de lo que mis amigos estaban diciendo de mí. Había hecho algo que hirió a un amigo cercano y estaba sintiendo el peso de la culpa después de haberme disculpado múltiples veces por mi equivocación. Esta Tía me vio enfurruñada en la mesa de la cena en un evento familiar y me preguntó qué me pasaba. Le conté, y cómo tuve que disculparme muchas veces pero todavía me castigaba a mí misma por lo que había hecho. Esperaba que me consolara, o que me asegurara que había hecho lo correcto o lo apropiado para enmendar esa relación. En vez de eso, me preguntó: “¿Has cambiado tu comportamiento?” Y subí la mirada. “¿Qué?” ella dobló sus manos en su regazo y me vio por debajo de sus lentes. “¿Has cambiado tu comportamiento? Las palabras no significan nada, Corrina. Muéstrales que vas a mejorar. Has roto la confianza, y llevará trabajo recobrarla. Hasta entonces carga esa culpa. Es parte de tu trabajo sentirla”. Me sorprendí. Ella estaba en lo correcto, claro. Me disculpé, pero me había enfocado en mi propio dolor en vez de cambiar mi comportamiento. Mi propia madre había intentado decirme algo similar, pero estaba a la defensiva. Entonces, ¿por qué cuando mi Tía lo dijo lo tomé más seriamente? Ese es el efecto Tía.


Las Tías nos enseñan mucho más sobre nosotros mismos que nadie más, y nos humillan sin piedad. Siento una sensación de protección sobre estas tías en mi vida, así que las honro y las cuido en eventos comunitarios o reuniones familiares. Me aseguro de que coman primero y de que estén cómodas, y chequeo con frecuencia para asegurarme de que se estén riendo y disfrutando. Ellas cuidan de mí, y yo cuido de ellas. Aprendí a cómo ser una buena Tía, observándolas, aprendiendo de las mujeres que me han enseñado mi idioma y han cocinado para mí. Mi madre me enseñó a cómo ser fuerte, una mujer independiente en cualquier fase de la vida. Mi abuela me enseñó a cómo hablar fuerte y confiadamente. Mis hermanas se unen para apoyarse mutuamente en todo momento. Las mujeres Indígenas dan y respiran mucho poder, resiliencia, y sabiduría, y estas mujeres en mi vida me han hecho la mujer Indígena sin miedo y Tía que hoy soy. 


-    Corrine Rice-Grey Cloud (mohawk y Lakota) es la Directora Ejecutiva de Rice Consulting LLC, influencer de redes sociales, periodista, y educadora en problemas nativos. Ha sido publicada en el Huffington Post, Al Jazeera Plus, the Gucci zine Chime for Change, y ha aparecido en El Top 20 de Padres Influencers de PopSugar, Mamás Solteras Rudas de BuzzFeed, y 25 Activistas Americanas Indígenas 

 

Foto superior izquierda: Corinne Rice-Grey Cloud (izquierda) y sus primos en Red Lake, MN, en la reserva india de Red Lake. Foto de Nedahness Rose Greene.

CSQ Disclaimer

Our website houses close to five decades of content and publishing. Any content older than 10 years is archival and Cultural Survival does not necessarily agree with the content and word choice today.

CSQ Issue: